cocina para roleros

Cocina Para Roleros: Bollos preñaos


Hoy retomamos otra sección clásica del blog, en esta ocasión con un plato típico asturiano. El bollo preñao es un panecillo relleno de chorizo que se cocina a la vez en el horno, dando al conjunto un sabor espectacular, sobre todo si se come recién hecho. Su preparación es muy sencilla, en especial para todos aquellos que hayan sufrido la fiebre de la "panadería en casa" durante el confinamiento.

En esta ocasión haremos ocho bollos, suficientes para un grupo de roleros de tamaño medio y hambre de nivel 1. Si se esperan más roleros o un nivel de hambre épico, solo hay que incrementar las proporciones de la receta para preparar más bollos.

Bollo preñao

Ingredientes:
400 gramos de harina común
4 chorizos (400 gramos)
200 cl de agua
10 gramos de sal
7 gramos de azúcar
5 gramos de levadura
Un chorrito de aceite

Preparación:
Se mezcla la harina con la levadura en un bol.
Se añade la mitad del agua y se remueve hasta integrarla.
Se añaden la sal, el azúcar y el chorrito de aceite y se mezcla.
Se añade el resto del agua y cuando esté integrada se puede sacar y poner sobre una tabla de madera espolvoreada con harina. La amasamos durante 5-7 minutos, hasta que adquiera consistencia, deje de pegarse en las manos y se pueda hacer una bola con ella.
La dejamos reposar cubierta por un trapo húmedo durante 1 o 2 horas, dependiendo del tiempo que tengamos. Cuanto más tiempo repose, más subirá.

Cortamos los 4 chorizos por la mitad.
Hacemos ocho porciones iguales con la masa y envolvemos cada trozo de chorizo con ella, procurando que queden bien cerrados.
Les hacemos tres pequeños cortes por arriba.
Espolvoreamos con harina y dejamos reposar, sin cubrir, durante 1 o 2 horas.

Precalentamos el horno a 240º durante 15 minutos.
Si tenemos papel de horno, lo colocamos sobre la bandeja, si no, simplemente la espolvoreamos con harina y colocamos los ocho bollos sobre ella, con espacio suficiente entre ellos.
Metemos los bollos en el horno y los dejamos durante 20-25 minutos a 240º. Los tiempos dependen mucho de la potencia de cada horno, así que tendremos que estar atentos para que se nos doren pero no lleguen a quemarse. Si se hacen demasiado rápido por arriba, podemos bajar la bandeja uno o dos niveles.

Servir:
Los bollos preñaos saben mucho mejor calientes, así que lo ideal es comerlos recién hechos. Si se guardan de un día para otro se pueden calentar rápidamente en la sartén hasta que vuelvan a estar crujientes.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

| Designed by Colorlib