10 ene. 2020

10.1.20
2

El Cuervo: Ciudad de Ángeles
fue una pálida continuación para una de las mejores películas de los años 90. Aun así es infinitamente mejor que todas las secuelas posteriores y le tengo especial cariño. Por su ambientación deliberadamente irreal, por ese tinte dorado que lo baña todo y el intento de continuar con el tono gótico y poético de la primera. Lo que en El Cuervo de Alex Proyas surgía de forma natural, aquí está un poco impostado, sin embargo, sigue habiendo frases y momentos memorables que rescatar. Uno de mis preferidos es aquel en el que Ashe recita una rima a una de sus víctimas:

Un cuervo, tristeza
Dos cuervos, felicidad
Tres cuervos, una carta
Cuatro cuervos, un niño
Cinco cuervos, plata
Seis cuervos, oro
Siete cuervos, un secreto que no debe contarse jamás.

Este poema aparece por primera vez en el cómic, pronunciado por Eric ante sus enemigos. Fue omitido en la primera película, así que supongo que les pareció justo incluirlo en la siguiente. Si seguimos tirando del hilo, resulta interesante descubrir la procedencia de las palabras y su curiosa mitología. Se trata de una nana tradicional británica, que no hablaba de cuervos sino de urracas. La leyenda decía que podías averiguar lo que te deparaba el futuro, dependiendo de número de estos pájaros que vieses. En su forma más moderna dice así:

One for sorrow,
Two for joy,
Three for a girl,
Four for a boy,
Five for silver
Six for gold,
Seven for a secret,
Never to be told.
Eight for a wish,
Nine for a kiss,
Ten for a bird,
You must not miss.

Una para tristeza,
Dos para felicidad,
Tres para una niña,
Cuatro para un niño,
Cinco para plata
Seis para oro,
Siete para un secreto,
Que no debe ser contado jamás.
Ocho para un deseo,
Nueve para un beso,
Diez para un pájaro,
Que no debes perderte.

Sin embargo, no queda todo ahí. Aún se puede rastrear el origen de esta canción hasta varios siglos más atrás, más corta y con un tono más siniestro... mi versión preferida es del siglo XVIII:

One for sorrow,
Two for mirth
Three for a funeral,
Four for birth
Five for heaven
Six for hell
Seven for the devil, his own self.

Una para tristeza,
Dos para alegría,
Tres para un funeral,
Cuatro para un nacimiento,
Cinco para el cielo,
Seis para el infierno,
Siete para el diablo, en carne y hueso.

2 comentarios:

  1. Justamente vi la peli de brandon lee la semana pasada. Sencilla como el Mandaloriano, icónica, arquetípica, con tiroteos... quizás por eso funcionó.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una de mis películas preferidas. La muerte de Brandon Lee obligó a hacerla más oscura de lo que estaba previsto, creando esa atmósfera melancólica y de noche perpetua. Una obra maestra.

      Eliminar