humorzombis

Cosas que la pandemia nos ha enseñado en caso de apocalipsis zombie



Si algo debemos agradecer a la pandemia es el haber sido muy instructiva respecto al comportamiento del ser humano en momentos de crisis. Hasta ahora nuestras referencias eran lejanas o desfasadas, basadas en enfermedades de hace cien años o más. En estos últimos meses hemos tenido una prueba cercana y realista de cómo se comportaría la gente, o al menos "alguna gente" si se produjese un evento catastrófico que pusiese en peligro la vida tal y como la conocemos. Lo primero que hemos descubierto es que las películas sobre apocalipsis zombis estaban muy equivocadas y el grado de locura supera cualquier cosa imaginable por los guionistas. Esta es una pequeña recopilación de los comportamientos más surrealistas y e imprevistos con los que nos encontraríamos.

Por una parte, tendríamos a los clásicos individuos que se contagiarían del virus Z y lo ocultarían pretendiendo hacer vida normal, sumados a los que se escaparían de la cuarentena o los que infectarían a otros a propósito. Una combinación letal de egocentrismo, estupidez o pura maldad.

También habría gente diciendo que el virus zombi no existe. Incluso con pilas de muertos por las calles, boletines de noticias diarios, gobiernos y organizaciones de todo tipo tratando de alertar sobre la enfermedad, habría quien no se lo creería. Los negacionistas dirían que todo es una conspiración del "estado en la sombra" o de un club de multimillonarios que tratan de robarles su libertad y hacerse con el control del mundo. ¿Dónde están esos zombis comecerebros, que yo los vea? Ni siquiera con sus puños putrefactos aporreando su puerta se convencerían.

No muy diferentes de los anteriores, tendríamos a gente de a pie, pero también a políticos y celebridades, que propagarían teorías conspirativas sobre el virus Z, desinformando y haciendo más difícil su contención. Estos son otros que merecerían un lugar de honor en el infierno.

Se organizarían fiestas para contagiarse del virus Z o donde no se seguiría ningún protocolo de seguridad, en una prueba más de que para el ser humano, pasarlo bien merece jugarse la vida, o la de otros. Con la posterior cara de sorpresa o mentira descarada al enfermar: "no entiendo cómo he podido pillarlo".

Por muy aberrante que pueda parecer, también habría gente reclamando su derecho a exponerse al virus e ignorar las medidas de prevención, con una mentalidad de "no es para tanto" y el convencimiento de que son inmunes. Como mínimo, inmunes al pensamiento lógico y el sentido común.

Relacionado con lo anterior, tendríamos a los que se enfrentarían a los demás por seguir las medidas de seguridad contra los zombis. Porque si yo quiero ponérselo más fácil a hordas no-muertas para que me muerdan, me ofende que tú trates de evitarlo.

Existiría gente que difundiría información sobre falsas curas, con ánimo de estafar a sus semejantes en un momento crítico, o por pura ignorancia. Los dólares serán un acolchado fantástico en sus ataúdes.

Por último, en un giro que ni el mismísimo Shyamalan, habría una oposición firme a ponerse la vacuna contra el virus zombi. Como es lógico, los negacionistas verían esto como otro capítulo más de la conspiración, así que esa imagen que vemos en las películas, cuando todos esperan con ansia la llegada del héroe con el fármaco milagroso que les salve, podemos olvidarla. Que se vuelva por donde ha venido, no queremos sus nanobots programados por Bill Gates.

Y hasta aquí esta pequeña muestra del poco futuro que tenemos como especie.


Photo by Chris Hall on Unsplash

6 comentarios:

  1. Además de cierto... verdadero

    ResponderEliminar
  2. Pocas desgracias nos pasan, la verdad.

    ResponderEliminar
  3. El virus zombi, o el ébola, lo bueno que tienen es que son rápidos, no tardarían demasiado los incrédulos en ver a sus seres queridos vomitar sangre y morir horrendamente. En favor de la variante zombi diré que el amable cartero o su señora o su santo marido, se levantarían acto seguido de estirar la pata de su lecho de sangre y espumarajos para hacer justicia (zombi). Sin duda por eso sabemos que los zombis no existen, como el karma.
    Buena reflexión, y graciosa en el fondo.

    ResponderEliminar
  4. la gente diria que la vacuna contra el virus es un intento de controlarnos mediante chips y las antenas 6g (porque las 5g ya van a estar puestas) y despues XAEA-XII Musk saca una antena para implantarse en la cabeza con conexion directa al cerebro por medio de la cual asegura que podran ponerte publicidad de forma directa en el cerebro asi no tenes que perder mas tiempo con las que salen antes de los videos de YT y que cobrabra un monton por colocarlos y la gente lo hara de todo placer

    ResponderEliminar

| Designed by Colorlib