medieval fantástico

Conan el Bárbaro y la fantasía desolada



Solo hace falta una nueva reposición de Conan el Bárbaro en televisión para conseguir alegrarme la tarde, aunque sea con ración doble de anuncios. Si hay una película que resume a la perfección lo que significa la fantasía medieval, es esta, aunque personalmente prefiero el término clásico "espada y brujería", que suena más salvaje y arcaico. En la era de Conan hay poco de medieval, y la fantasía es tan parca y árida como su paisaje. Pero eso es lo que la hace inolvidable.

Hay historias que no tratan de elfos y enanos, reinos de los bosques o ciudades construidas dentro de montañas, sino de brujos y maldiciones, fortalezas que se alzan en el desierto, túmulos milenarios, ciudades pobladas por gente ruda e implacable. Lugares donde la civilización no tiene pensado llegar y no se toma una espada para salir de aventuras, sino porque el mundo es peligroso y hay que hacerlo para acabar el día con vida.

Lo que me gusta del Conan que retrata la película es la sensación de escasez y desolación. Una espada de buena calidad es un tesoro y así lo demuestra la que toma nuestro protagonista de la tumba del rey atlante. La misma impresión que tuve en mi primera partida de Dark Sun, cuando explorábamos unas ruinas antiguas en busca de armas de metal. Algo a simple vista tan modesto se sentía más "aventura" que si buscásemos un objeto mágico legendario. Quizá porque era más fácil identificarse con esos guerreros de a pie, envueltos en ropas raídas, sucios y sudorosos, dispuestos a hacer cualquier cosa por sobrevivir un día más.

Puede que alguien eche de menos el heroísmo que se presupone a los protagonistas, pero nadie puede decir que sea menos épico salir airoso de la emboscada de un grupo de bandidos que enfrentarse a un dragón. Quizá incluso más, porque la posibilidad de lo primero está ahí, en cada hoguera que hagamos en el páramo o en cada ciudad de ladrones que visitemos.

Es una lástima que para el cine la época de esas historias ha pasado, pero por suerte nosotros podemos revivirlas una y otra vez.

3 comentarios:

  1. Tengo la esperanza de que las historias vuelvan, cuando la gente se sacie de tanta peli hamburguesa explosiva y fluorescente.

    ResponderEliminar
  2. La película de fantasía por excelencia, nunca igualada.

    ResponderEliminar
  3. Disfruto más de estas historias que de las grandes producciones hipertrofiadas.

    ResponderEliminar

| Designed by Colorlib