miércoles, 11 de octubre de 2006

Un estudio sobre el consumo de videojuegos publicado estos días ha dado unos resultados muy reveladores: en España hay muchos jugadores, cada vez más, pero poca creación. Eso me ha llevado a pensar en el panorama actual de "nuestro" rol, tanto a nivel de popularidad como de producción.

Hay que echar un poco la vista atrás para verlo con perspectiva. Mi primer contacto con AD&D se produjo en la primera "época dorada" del rol en España, cuando había lanzamientos frecuentes y editoriales con renombre creando títulos de calidad (o como mínimo sacando cosas, fuesen mejores o peores) casi todos los meses. Quizá sea algo exagerado pero la sensación era esa, la de tener muchas ambientaciones y sistemas disponibles. Por un precio asequible, lo cual también se agradecía. La calidad no era la actual, porque la filosofía de mercado era otra, pero creo que tampoco nos importaba demasiado.

La crisis, que ya presagiaron los que miraban el caso de Francia (que tuvo un auge y caída similar) como si fuese una bola de cristal, dejó fuera de juego a mucha gente, tanto grupos como profesionales del sector. Las empresas cerraron, el material dejó de fluir y los lineales enteros de El Corte Inglés llenos de cajas de AD&D y otros se convirtieron en un estante escondido en la sección infantil. Y lo que es peor, lleno de libros casi de saldo o suplementos sin orden.

Durante una temporada pensé que el rol en España se mantenía por los voluntariosos jugadores de Vampiro y del resurgido D&D. Si algo hay que agradecer a White Wolf y Wizards of the Coast es lograr hacer que la afición parezca viva. El rol puede ser muy autosuficiente (con tener un manual básico es suficiente para jugar eternamente, y ni eso) pero hay que reconocer que a los aficionados les motiva saber que una empresa grande se preocupa de que haya novedades de nuestro sistema preferido. Y si el preferido ha dejado de existir, de cualquier sistema. Ocurre como cuando vas a la sección de ciencia ficción o fantástico de una librería y a falta de algo bueno, te terminas llevando lo que sea.

A partir de ahí ha habido una recuperación importante. Una amiga me decía hace poco que "hay jugadores de rol por todas partes" y la verdad es que he conocido a más de los que pensaba en poco tiempo. Lo que es más importante, son jugadores nuevos, no sólo veteranos recordando los viejos tiempos. También ha aumentado la oferta, vuelve a haber proyectos nacionales, con ediciones que van desde lo más indie a las publicaciones de lujo. Como mínimo la cosa se mueve. Hay jornadas, convivencias, reuniones, roles en vivo... que funcionan porque hay un público suficientemente amplio como para ello, claro.

Visto desde esa perspectiva, parece que el resultado del estudio respecto a los videojuegos se podría aplicar también en este caso. Los juegos de rol están muy vivos pero todavía falta lo que en otras épocas tuvimos: buenos títulos – de aquí – y más editoriales que puedan amplíen el panorama y nos saquen del círculo vicioso de depender de las traducciones y los éxitos de siempre. Es más fácil decirlo que hacerlo.

7 comentarios:

  1. En mi caso, fue el rol el que me enganchó a los videojuegos. Los otros juegos no me resultan tan divertidos, porque no me siento con libertad.

    Por cierto, ¿tienes grupo de música favorito? Por culpa de Álex Vidal, te acabo de liar para un meme musical... Consulta en mi blog sobre libros.

    Fue divertido hacerlo :)

    ResponderEliminar
  2. El problema también es que en España falta un nuevo estilo serio.

    Sacamos juegos, como "Microscopia", pero son todos de coña, muy influidos por el universo de Funhunter. Jugadores creo que hay muchos, pero falta el enganche de un juego serio que pegue el golpe.

    Aquelarre no lo logró... ¿podrá ahora Alatriste?

    ResponderEliminar
  3. Discrepo. El Lances o el sLAng, por ejemplo, me parecen juegos muy serios españoles y bien editados.

    ResponderEliminar
  4. Pues a mi me pasa todo lo contrario: desde mi posición en un club de rol, cada vez conozco menos jugadores y todos son mayores, o sea, de mi quinta.

    Hoy en día, si mantenemos una cuota mínima de asociados, es gracias a otras actividades como el Warhammer y juegos de mesa. Si por el rol fuese, ya haría tiempo que habríamos bajado la persiana.

    Y me refiero a jugadores de rol de mesa, porque hay mucha gente que con jugar al Oblivion, al WoW o simplemente juega a ReV ya se etiqueta "jugador de rol".

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Mi impresión es la contraria: el rol sigue tan muerto (o tan vivo, como se quiera ver) como hace unos años. En las últimas CLN (en Valladolid), el rol era algo anecdótico. Mesas y mesas dedicadas a Magic y Warhammer. Si no fuera por el empeño de los de nosolorol, el rol en vivo y un par de partidas que montamos los de inforol...

    ResponderEliminar
  6. Sobre lo que comentais, en mi opinión la actividad de clubes ha bajado bastante últimamente y lo que se lleva es otra vez los grupos de amigos que juegan. Pero aun así creo que sigue habiendo gente sólo que es más en plan "búscate la vida".

    Respecto al panorama editorial, hay cosas en marcha, de calidad, y NoSoloRol está contribuyendo mucho a darle aire fresco al mundillo. Si los proyectos tendrán continuidad o lograrán llegar al gran público (de jugadores de rol), habrá que verlo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. En Las Aventuras de Eudoxio representas el papel de Eudoxio, un chico debilucho que abandona su pueblo, y cuyo futuro ha de marcar también el de todo su mundo.

    Descarga: http://imagyna.tachyonicecho.com/eudoxio.zip

    Web oficial: http://imagyna.tachyonicecho.com/

    Programado: C++

    Idioma: Español

    Tipo: Aventura conversacional RPG

    Pais: España

    Shot: http://www.geocities.com/asder915/eudoxio.png

    (Es rol de ordenador pero es buen rol, sino no me molestaria en ponerlo aquí)

    ResponderEliminar