lunes, 23 de febrero de 2009

Una herramienta que está siendo muy útil en el desarrollo de Leviatren es Google Docs, el equivalente online a los procesadores de texto clásicos que Google pone a disposición de todos aquellos que tengan una cuenta de Gmail. Me habían hablado de las posibilidades que tiene para el trabajo en grupo, pero hasta ahora no había tenido oportunidad de comprobarlo.

A primera vista Docs es una versión simplificada de una suite ofimática, al estilo de Microsoft Office u OpenOffice. Tiene las funciones esenciales que puedan proporcionar sus "hermanas mayores", con la ventaja de que todo nuestro trabajo se almacena en sus servidores y podemos acceder a él desde cualquier lugar con conexión. Visto así no parece demasiado revolucionario, pero es la opción "Compartir" que tienen todos los documentos la que marca la diferencia.

En el caso de Leviatren, escribir un capítulo y hacerlo accesible para el resto del grupo de desarrollo para que den su opinión o lo expandan se convierte en algo tan sencillo como seleccionar sus nombres de la libreta de contactos y pulsar un botón. Google Docs envía un enlace al documento, y dependiendo de a quién hayamos marcado como "Lector" y a quién como "Colaborador" podrán editarlo o sólo verlo.

Los grupos de colaboradores se pueden crear también en ese momento para reutilizarlos en el futuro, lo que simplifica aún más el proceso.

Los cambios realizados en el archivo se reflejan al instante y mientras alguien trabaje en él aparecerá un pequeño aviso en la parte inferior de la pantalla. Esto evita que reescribamos el texto mientras otro usuario está en la misma sección. De todas formas, no hay posibilidad de que los datos se pierdan, porque hay un historial de revisiones que nos permite retroceder en el tiempo hasta la versión que queramos y recuperarla.

Con este sistema de trabajo sólo existe un documento "activo", ahorrándonos el sucesivo envío de adjuntos con cambios o sugerencias y evitando posibles confusiones o dudas sobre qué es más nuevo.

Siguiendo con el ejemplo de Leviatren, sólo existe un índice del juego, al que todos accedemos para consultar los capítulos y secciones existentes, o para añadir otras nuevas: en cualquier momento se puede proponer un nuevo tipo de tren o una región que a alguien le apetezca detallar.

Es cierto que hay algunas limitaciones, se echa de menos poder compartir carpetas enteras o que los párrafos añadidos por otros usuarios aparezcan en un color diferente (aunque se puede hacer a mano, en nuestro caso marcamos las novedades subrayándolas en amarillo). A pesar de esas carencias esta aplicación lo más parecido a estar alrededor de una mesa (sobre todo si la combinamos con Gtalk) y discutir sobre el material que tenemos, anotándolo y corrigiéndolo a la vez.

En resumen, Google Docs es útil para aquellos desarrolladores que quieran un sistema dinámico y accesible de coordinar su trabajo, sin tener que montar un wiki o recurrir a aplicaciones de pago. Una cuenta de Gmail es todo lo que hace falta para poner nuestro material rápidamente en común con el de los demás y hacer que nos beneficiemos de la creatividad de todos.

4 comentarios:

  1. llevo tiempo queriendo probarlo, pero con la gente que "trabajo" en esto es bastante reacia a utilizarlo. Normalmente utilizamos mi pc de servidor ftp o un foro donde vamos colgando las cosas...aunque voy a empezar a probarlo en serio, a ver que tal funciona.
    Tambien pasare el enlace para ver si con tu opinion se animan a probarlo :)

    ResponderEliminar
  2. Y no nos olvidemos del picasa, auque para ello tengas que descargarte el programa. Permite compartir las fotos con quien tú quieras. Lo cual puede ser bueno para hacer dibujos de alguna foto que nos guste :P.

    La verdad es quee l googledocs está muy bien. Permite trabajar con casi todos los formatos y es bastante rápido.

    ResponderEliminar
  3. Y digo yo ¿Para eso no es mejor un wiki?

    ResponderEliminar
  4. El wiki es una opción natural para estas cosas, pero Google Docs está ahí, no requiere de ningún tipo de preparativo ni registro adicional y para alguien que usa Gmail a diario es muy natural pasar de una aplicación a otra.

    Quizá se haga incómodo con el tiempo, a medida que el volumen de material se incremente, pero eso habrá que sopesarlo más adelante.

    Un saludo.

    ResponderEliminar