lunes, 23 de julio de 2007

Este fin de semana he jugado a Arkham Horror, un juego de tablero inspirado en las obras de H.P. Lovecraft y en el juego "La Llamada de Cthulhu". Aunque los demás me dijeron que resultó una partida algo desastrosa en comparación con otras anteriores, la verdad es que me divertí mucho. Y en el proceso derrotamos a Ithaqua.

En Arkham Horror interpretas a un investigador que se mueve por la ciudad del mismo nombre intentando cerrar los portales que un dios primigenio está abriendo en diferentes localizaciones. A través de dichos portales cruzan todo tipo de monstruos a los que tendrás que enfrentarte con la ayuda de objetos, armas y conjuros, y lo que es más importante, el resto de tus compañeros. Los arquetipos de estos personajes son de lo más clásico y van desde el viejo bibliotecario a la aventurera diletante, pasando por el detective, el gangster, el explorador, etc. Un aliciente que tiene el juego es que alguien que haya jugado a "La Llamada..." o leído los relatos de Lovecraft reconoce los detalles, partiéndose de risa o poniéndosele los pelos de punta con cada uno de ellos. Todavía recuerdo la impresión de ver salir de la pila aleatoria de monstruos un Retoño Oscuro de Shub Niggurath.

Mecánicamente el sistema está muy bien pensado y funciona como un pequeño juego de rol. Uno se desplaza por el tablero de localización en localización, buscando pistas y sufriendo eventos, a la vez que intenta sobrevivir. Respecto al punto de la supervivencia diré que como gangster armado con una Thompson (el que yo elegí) las cosas son mucho más fáciles, siempre y cuando pases las tiradas de Cordura. Los monstruos que aparecen por los portales son aleatorios, y por tanto pueden poner en serios aprietos la misión. En nuestra partida hubo en alguna ocasión dos Cthonians y dos Retoños Oscuros entre otros, los que para un personaje normal, sin armas pesadas ni conjuros, pueden resultar letales. No es que en este juego la muerte sea siempre el final, pero hace casi imposible vencer.

Para nosotros Ithaqua fue duro pero asequible y aunque perdimos a varios componentes del grupo y estuvimos al borde de la catástrofe, jugándonosla en una tirada, le derrotamos. Luego descubrimos que aparentemente es el más "ligero" de todos: con Cthulhu, Hastur o Azathoth en la mesa ya puedes despedirte. Algo lógico por otra parte, porque son LOS dioses.

Arkham Horror
consigue capturar mucho del espíritu del juego de rol, aunque quizá no tanto de los relatos. Resulta muy divertido tratar de esquivar a los horrores que te encuentras y cumplir la misión, lo que se vuelve a veces un juego del gato y el ratón de horror sobrenatural. La sensación de que los poderes del ente primigenio que va a aparecer son tan brutales que no tienes nada que hacer también está muy lograda. Buenas ilustraciones y una presentación cuidada completan una caja que me gustaría tener, junto con alguna expansión (si, ya me ha picado el gusanillo). Muy recomendable para todos los fans del clásico Cthulhu.

4 comentarios:

  1. El juego está muy bien, es de estos que engancha y te mete en situación. El detalle de poder jugar en solitario es un puntazo (aunque, como todo, las cosas mejor con más gente).
    Conste que el juego tiene su tiempo, creo que es del '87 u '88, y que tiene varias expansiones (creo que Dunwich e Innsmouth y una sobre Egipto). La verdad, una vez que llevas jugado varias veces ya le pillas el toque y, dependiendo del personaje que lleves, sabes lo que tienes que hacer en cada momento, lo cual le da un regusto a rol muy bueno.
    Muy recomendable y muy buen comentario por tu parte.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. El juego original es de hace mucho tiempo, pero esta es una edición nueva y actualizada de la gente de Fantasy Flight Games.

    Yo he jugado dos partidas y en una hemos sido devorados al completo por Yog-Sothoth y en la otra hemos expulsado al mismísimo Cthulhu.

    Muy divertido, y lo mejor de todo, la ambientación es impecable. Ah, si no se coopera entre los jugadores y se van cerrando portales rápidamente, la derrota está asegurada.

    ResponderEliminar
  3. Los Mitos de Cthulhu y los juegos de mesa... Tocaste mis fibras sensibles, cíbrido. Coloco este artículo como Enlace de la Semana en VENGANZA TÓXICA. ¡Un saludete!

    ResponderEliminar
  4. Efectivamente, tal y como indicáis el juego original es de 1987 y lo publicó Chaosium, y luego la edición en francés Descartes. Esta es una nueva reedición de FFG.

    Más info:
    http://www.boardgamegeek.com/game/34

    Por cierto, ¿soy al único que este juego la parece tremendamente aburrido y malo de solemnidad?

    ResponderEliminar