martes, 15 de mayo de 2007

Para matar el gusanillo (nunca mejor dicho) entre partida y partida de All Flesh Must Be Eaten, nada mejor que un par de juegos en flash de esos que encuentras por casualidad y te hacen pasar un buen rato, o perder un poco el tiempo, que viene a ser lo mismo.

The Last Stand es un juego realizado por Con Artists que reproduce el intento de supervivencia del protagonista, armado hasta los dientes, tras una barricada mientras sufre oleada tras oleada de ataques de zombis. El reto es llegar a la noche número 20 con vida y mientras tanto dedicar las horas de luz a reparar el muro, buscar armas o encontrar a otros supervivientes que puedan ayudarnos en la defensa. Personalmente me ha parecido bastante fácil (sobre todo cuando empiezas a encontrar armas potentes) pero las primeras noches pueden hacerse más tensas de superar.

The Endless Zombie Rampage de CrazyMonkeyGames sigue la misma premisa, pero en este caso estamos solos defendiendo un bunker frente a los muertos vivientes. La vista en este caso es superior. Los puntos interesantes de este juego son que cada nivel que aguantemos nos proporciona unos puntos de experiencia que luego podemos emplear en comprar armas nuevas, reparar la base o curarnos. Lo negativo, es un juego lento para mi gusto, que puede hacerse frustrante al principio, antes de disponer de un arsenal en condiciones.

6 comentarios:

  1. El primero me ha gustado. Demasiado fácil (la barricada sólo me bajó a 90% la segunda o tercera noche).

    Para la última noche esperaba más soldados. Todo deberían de haber sido soldados, SWATS y zombies corredores de los 100 metros lisos.

    O eso o payasos, que sólo he podido matar uno.

    Y respecto a las armas. Que raro que sólo el rifle de caza te dejaba sobrevivir a cualquier noche con tranquilidad.

    ResponderEliminar
  2. No obstante, la combinación ideal era la de barret y sierra mecanica: No quedaba ni uno no-vivo.

    Y que no se os olvide ser solidarios: Más valen los supervivientes que las armas ;)

    ResponderEliminar
  3. La sierra mecánica era horrible. La escopeta era mejor para distancias cortas, pero eso sí, que la jodida no se te quedara sin balas que te podías dormir mientras la cargaba.

    Yo con el MP5 (encontrado en la tercera noche) y el fusil de caza (8a noche) no he tenido ningún quebradero para cargármelos a todos.

    Y es verdad que los supervivientes ayudaban. Cuando había cuatro los zombies lentos ya eran piel siempre.

    ResponderEliminar
  4. Debiste seguir buscando, porque tras completar todos los espacios aún queda un arma que estaba encima de la mesa. Ese arma es una especie de rifle de francotirador: Un tiro, un zombie menos.

    PD: Hasta que encontré ese rifle, también usaba la escopeta (tercera o quinta noche, no recuerdo).

    ResponderEliminar
  5. ¡Zombie! ¡Los amo! El primero me ha gustado menos, pero el segundo ha logrado ponerme los nervios de punta. ¡Tengo que repetir!

    ResponderEliminar
  6. Last Stand es genial! Ayer encontré por primera vez la AK47, confieso que jugaba solamente para encontrarla porque era difícil... Ya probé todas las armas. Me gusta especialmente la combinación rifle de caza/escopeta, o rifle/uzi.

    Jugué ya varias veces, ayer no sé qué pasó, en la tercera noche perdí... vinieron una seguidilla de zombies muy rápidos y en demasiada cantidad durante las tres primeras noches, no daba a basto para reparar ni para buscar nada, un desastre... pero por lo demás es un juego relativamente fácil, me gusta mucho para pasar el rato.

    ResponderEliminar