viernes, 23 de junio de 2006

Revisando el catálogo de Fantasy Flight me ha llamado la atención un título dentro de su sección de juegos de rol (que no conozco mucho, a excepción de Midnight): Dragonstar. Aparentemente se trata de una ambientación de space-opera fantástica, en la que la alta tecnología y los viajes espaciales conviven con la magia, elfos, enanos, orcos y dragones.

Dicho así parece algo similar al concepto de Warhammer 40.000 de Games Workshop (del que Black Industries publicará juego de rol el año que viene) pero Dragonstar tiene un aire menos "distorsionado", más realista, aunque suene paradójico.

Dragonstar es un universo ilimitado de magia y máquinas, ciencia y hechicería. Intrépidos aventureros exploran las Tierras Exteriores en naves estelares propulsadas por fuego de fusión y rituales arcanos. Prospectores enanos excavan vetas de adamantita pura en remotos cinturones de asteroides y hechiceros elfos llevan a cabo experimentos secretos en estaciones espaciales vivientes. Mercenarios aumentan sus cuerpos con bioingenería tecnomágica mientras saqueadores orcos armados con láseres de pulso masacran colonos inocentes en aislados mundos fronterizos.


La historia de Dragonstar es la del Imperio Dragón, que ha dominado los mundos conocidos con mano benevolente desde hace más de 5000 años. Ahora, con el cambio de emperador al tiránico wyrm rojo Mezzenbone, empiezan a surgir movimientos de resistencia. Los jugadores pueden adoptar muchos de los arquetipos básicos de la fantasía, junto con otros propios de las novelas sci-fi: contrabandistas, exploradores, soldados, etc. La Guerra de las Galaxias y El Señor de los Anillos parecen dos de las referencias más evidentes de este juego. La idea de un imperio oscuro que toma el poder suena a Midnight, pero puede ser una impresión personal, no conozco el setting en profundidad.

En una primera impresión diría que si lo han enfocado hacia un tono más oscuro y "hard", en vez de a los clichés de ambos géneros, puede resultar muy interesante. Si no quedará reducido a un pastiche que no es ni una cosa ni otra. Mezclar fantasía y tecnología es complicado, como ya demostró en su día Shadowrun (que a mi personamente nunca me terminó de convencer).

A nivel de reglas Dragonstar usa sistema d20 lo cual puede echar a muchos para atrás. Queda ver si es uno de esos libros que merece la pena comprar por la calidad de su contenido, independientemente de lo demás.

9 comentarios:

  1. Parece interesante.

    Yo ando buscando hace tiempo algún setting o entorno de ciencia ficción algo serio pero simple (a lo mejor pido mucho :-P) que de libertad a los jugadores.

    Aparte de Exo, Traveller y Star Wars ¿Que más entornos de ci-fi conoces? ¿Cuales me recomendarias para echarles un ojo?

    ResponderEliminar
  2. Voto por que la gente que desconoce Warhammer 40K deje de describirlo como "dragones, elfos y orcos en el espacio"
    Es un setting de ci-fi oscura y quizá en sus comienzos era un espejismo de Fantasy, pero eso fue hace 25 años. Los Eldar ya no son elfos espaciales y los Orkos tienen personalidad propia. ¿Qué pensar de los Tiránidos a lo Starship Troopers, las tropas de la Guardia Imperial parecidas a regimientos hitóricos o los Tau sacados de un cómic de Shirow?

    ResponderEliminar
  3. e-dwarf, Fading Suns de Holistic Design es el primer que me ha venido a la cabeza para recomendarte. En su momento cuando lo descubrí a través de un amigo (en su versión original, no la d20) me pareció genial, con un toque Dune y mucha personalidad.

    Hay otros como Trinity o Heavy Gear (con un sistema con cierta fama) pero no los conozco lo suficiente.

    ResponderEliminar
  4. Guido, lo de conocer Warhammer 40K ¿después de leer cuantos manuales y codex se consigue? Porque yo llevo unos cuantos desde hace diez años y sigo pensando que en esencia son orcos y elfos en el espacio. Aunque se lea "orkos", "eldars", "eldars oscuros" y "necrones". Cuando lees una descripción y puedes decir "esto son drows" o "esto son muertos vivientes", las cosas saltan a la vista.

    Que conste que eso no significa que sea un mal juego, o que no hayan conseguido darle un carisma particular.

    Para mi gusto el primer manual era más oscuro y más ciencia ficción, pura y dura, que en lo que ha derivado. En mi grupo solíamos comentar incluso que era más "rol", por la cantidad de datos de las unidades que manejaba y la forma de jugar que tenía.

    Diria que ha empeorado con el tiempo, por todas esas cosas que tú comentas y otras: aligerarlo, simplificarlo, expandirlo con tropas de todo tipo y color, sólo por hacerlo más "accesible" (que parece sinónimo de que sea para niños) y poder sacar figuras de estilos muy diferentes que contenten al mayor número de fans. Pero eso ya es una opinión personal.

    Resumiendo, que no hay que negar su inspiración, que es la fantasía clásica. Es así y lo seguirá siendo, sus creadores no se han preocupado de ocultarlo.

    ResponderEliminar
  5. Coincido con Guido, Warhammer 40K es mucho más que "dragones, elfos y orkos en el espacio"; de hecho los parecidos con las razas se quedan en el exterior, sólo en lo más evidente.

    Por otro lado, sí, hay que leer mucho (muchísimo) para empezar siquiera a darse cuenta de la magnitud del trasfondo que tiene ese juego. Se podrían recopilar varios manuales completos solamente sobre el aparato de la Guardia Imperial (porque de hecho sobre los Adeptus Astartes ya se hicieron unos cuantos). Los parecidos de los Eldar con los Elfos empiezan y acaban en que son estilizados y tienen las orejas en punta; los orkos son verdes, brutales y... se reproducen por esporas, je.

    El primer W40K, el Rogue Trader era un estilo de juego a caballo entre el rol y los wargames como hoy es Inquisitor (en menor medida Necromunda), pero la 4ªed de 40K recoge otra vez mucho del aspecto oscuro de aquella 1ª ed. Las modificaciones de reglas, más que para hacerlo más accesible a los niños (que siguen sin tener ni idea de jugar) fue para poder hacer batallas más grandes (que es lo que muchos veteranos pedíamos); tanto con los sistemas de 1ª y 2ªed intentar jugar una batalla con una docena de vehículos y 100 miniaturas en cada bando era simplemente suicida.

    La ambientación está clara que empezó siendo inspirada en fantasía, pero se despegó lentamente. Y por favor, los necrones no tienen nada que ver con los no-muertos (a excepción de una malsana fijación por las pirámides), ni están muertos, ni se comportan como ellos ni nada de nada, los no muertos en 40K son dominio del Caos...

    ResponderEliminar
  6. E-Dwarf: Yo la verdad DragonStar os lo recomiendo, es divertido pero si quieres uno que podriamos decir...esta de moda no me perderia Serenity El juego de rol.Si te gustó Firefly/Serenity (serie/pelicula) no te lo debes perder. Esta solo en ingles.
    Claro pa gustos depende de que tipo de CIFI te gusta...porque no podemos comparar Traveller con Star Wars...

    ResponderEliminar
  7. Dragonstar es D&D futurista, sin mas. Estuvimos probandolo en ARES que se lo compró uno. También hay juego de FireFly original, a un amigo le costó un cojón y parte del otro comprarlo xD

    ResponderEliminar
  8. Todo es cuestión de opiniones aoh/rasczak, para mi en Games Workshop han tirado de los arquetipos del fantástico y lo siguen haciendo. Cuando veo que lo que desarrollan coincide en aspecto, estética de armas, armaduras, equipos, etc y rasgos básicos de comportamiento me sale darle un nombre. Lo hicieron hace 25 años, cuando estaban empezando y lo siguen haciendo ahora. Sólo hay que ver a los eldars oscuros y su parafernalia para ver de dónde sacan la inspiración. Si quieren evitar que les llamen "elfos oscuros espaciales" (que no creo que quieran) podrían partir de cero y crear razas totalmente nuevas. Pero no lo hacen, por una buena serie de razones.

    Es más fácil que un jugador capte conceptos con los que ya se siente familiar y tanto los elfos como los orcos ya están metidos en nuestra cultura popular. A nivel de diseño también es más fácil crear una línea de figuras de apariencia "élfica" o "manga", como es el caso ahora con los Tau, que son aceptadas y reconocibles. Y lo que es importante, que tienen ya un grupo de fans en cada género.

    Se podría hablar de la originalidad de sus creativos, pero sería injusto porque todo el mundo se inspira en mayor o menor medida en algún sitio.

    No discuto lo detallado del trasfondo, que ha llegado a ser espectacular, pero que en GW se esfuercen en crear un "mundo" propio es natural. Cualquiera que tome una serie de arquetipos como estos (elfos, orcos) para una novela, comic o como aquí, un juego de miniaturas, quiere darle su toque particular. Sobre todo estando ya tan trillados. Lo han hecho bien, pero la base es la que es.

    Que sólo sean "elfos" o "orcos" en apariencia (y estética y comportamiento) es normal, sería muy gracioso que también compartiesen el trasfondo de los de El Señor de los Anillos. Pero para mi siguen remitiendo a ellos.

    Todo esto es cuestión de visión personal, si los necrones no te parece muertos vivientes, o su equivalente del año 40.000, es perfectamente válido. ;)

    ResponderEliminar
  9. Por cierto que el Dragonstar es una linea que FFG cancelo hace ya algun tiempo. Una lastima, tenia cosas interesantes, aunque en mi opinion no terminaron de sacarle todo el jugo nunca y muchas veces se quedadan en un D&D con look futurista. Aunque la politica imperial tenia muuuuchas opciones de juego.

    ResponderEliminar