viernes, 24 de febrero de 2012



American Horror Story es una serie de televisión de temática sobrenatural-horror creada por Ryan Murphy y Brad Falchuk. Su primera temporada, emitida a finales de 2011, consta de 12 episodios. Debido a su buena acogida ha sido renovada por una segunda, que no compartirá protagonistas ni localización, algo que sus autores ya tenían previsto.
Los Harmon, una familia en crisis, se mudan de Boston a Los Angeles para intentar recuperarse de traumas que incluyen una infidelidad y la pérdida de un bebé. El lugar elegido es una mansión de principios de siglo que guarda oscuros secretos, algunos de los cuales cambiarán sus vidas para siempre.

A primera vista American Horror Story es una vuelta de tuerca más al subgénero de la casa encantada, pero por suerte desde el primer episodio quedan claras sus intenciones: aparte de la familia protagonista, por "La Casa del Crimen" desfilan personajes al límite y se suceden las situaciones extrañas y perturbadoras. Los enigmas se van desgranando dejando al espectador con el deseo de saber más y la incertidumbre de cual será la siguiente escena sangrienta que tendrá lugar en sus habitaciones.

El punto fuerte de la serie son sus personajes, elaborados y bien definidos, a diferencia de las típicas películas del género donde los protagonistas son meras siluetas de cartón que pasan rápidamente a engrosar el recuento de cadáveres. El eje central aquí son las relaciones entre los propios Harmon, sus vecinos y los demás "visitantes", una dinámica perturbadora y a menudo cargada de tensión y amenazas. En reparto podemos encontrar a actores conocidos, como Dylan McDermott, Zachary Quinto o Mena Suvari, hasta auténticas leyendas de la gran pantalla como Jessica Lange, perfecta en el papel de la arrogante y maquiavélica Constance Langdon.

En los 12 capítulos de los que consta American Horror Story hay pocos o ninguno en los que el público pueda relajarse. La trama avanza imparable revelando los convulsos secretos del pasado de la mansión, crímenes que han dejado sus restos putrefactos, metafóricamente hablando, rezumando por las paredes. Al mismo tiempo, en la época actual, la familia sufre los efectos de lo ocurrido, a menudo de forma dolorosa.

La sensación general es muy buena, no hay cabos sueltos, y quizá la única crítica que se le pueda hacer a esta serie sea que ponga el listón tan alto en el arranque, haciendo más difícil contentar al espectador con las posteriores explicaciones. Siempre resultará más terrible imaginar por uno mismo quién, o qué, es el hombre del traje de látex, qué se esconde en el sótano o cuál es el motivo de que "La Casa del Crimen" sea implacable con sus inquilinos.

Horror en vivo
Una de las primeras ideas que vienen a la mente tras los títulos de crédito finales es la posibilidad de trasladar esa atmósfera y esos personajes a un juego de rol. Por su propia naturaleza como entorno cerrado -el clásico de la casa maldita-, y el número de personajes lo ideal sería un rol en vivo que condensase una trama similar a la de la primera temporada en un par de días.

Ya sea interpretando a Ben Harmon, Constance, Moira o Tate, o recreando la llegada a la casa de una nueva familia, la historia parece hecha a medida: cada jugador posee una parte pública, lo que todos saben de él, y un lado oscuro, una vertiente inconfesable muy ligada a sus intenciones y objetivos. En ese sentido los guionistas de la serie nos dan una lección sobre cómo entrelazar intereses, afinidades y odios.


American Horror... como juego de rol
Otra posibilidad, más accesible (porque no siempre es fácil sacarse de la manga una casa de dos plantas, sótano y desván) es trasladar la acción a la mesa y al rol convencional, convirtiéndolo en una campaña autoconclusiva o un story game. En cierta forma también es un reto, porque los jugadores, que serán muchos menos en este caso, interpretarán a personas corrientes que se mudan al lugar y se dan de bruces con lo sobrenatural. Rizando el rizo y a la manera de algunas campañas memorables de La Llamada de Cthulhu, se puede permitir que cada participante se encargue de varios personajes. Esta versión requiere un esfuerzo adicional por parte del master para evitar conflictos y que las diferentes interacciones tengan sentido.

En conclusión, y hablando de nuevo de la serie en sí, recomendable para todos los fans del género de terror y con mucho potencial como germen de otras historias. Confiemos en que la segunda temporada esté a la altura.

5 comentarios:

  1. Interesante entrada y análisis de la serie, la verdad es que a mi también me impactó desde el primer minuto y merece la pena verla del tirón.

    En cuanto a su adaptación, parece calcada para ser llevada a una mesa mediante Haunted Hause (INMHO).

    Altamente recomendable para cualquier amante del género. Esperemos que la segunda temporada se mantenga a la misma altura, y no va a ser sencillo ;)

    Lucinder

    ResponderEliminar
  2. Vi el piloto entusiasmado por la buena crítica que estaba recibiendo la serie y la verdad es que tengo que decir que me pareció una sucesión de clichés aderezada con reacciones que te dejan O_o y mezclada con una situaciones que se retuercen entre sí hasta romperse (¿de verdad la gente deja que una, a todas luces, perturbada entre en su casa y suelte su monologo siniestro sin echarla a patadas? ¿Intentas superar una gravísima crisis de pareja y no le preguntas a tu mujer porqué contrata a una pelirroja provocadora que está increíblemente buena? ¿cuántos hombres se masturban de pie delante de una ventana que da al jardín?)

    Creo que la serie es para fervientes fans del género por que si no, no me explico como me pudo aburrir tanto (yo no le hago ascos a una buena historia de fantasmas) y como la gente la encuentra tan interesante.

    ResponderEliminar
  3. Suscribo el comentario de Wolf Silvermoon... excepto por lo de la ventana que da al jardín. Si tuviera jardín, haría lo mismo que el señor infiel; pero como no es el caso, me tengo que conformar con un parque infantil.

    Ahora en serio, no logré pasar del primer episodio, y si encima dices que éste puso el listón muy alto, sé que no le daré mayores oportunidades.

    ResponderEliminar
  4. Hola

    Francamente, a mí me gusto, me pareció más que interesante, en particular teniendo en cuenta que se sale de lo normalito y deja muy atrás todas esas series que sí están repletas de clichés, tramas más que pisoteadas y que aportan más de lo mismo. Eso sí, considero que no es para todo el mundo.

    igualmente puedo decir que los dos últimos capítulos, en concreto el último, rozaron lo grotesco. Sin embargo no borraron la intensa sensación que despertó en mí la historia.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. De acuerdo con los dos primeros comentarios. Me la ví entera por no tener series decentes en el momento, y veo muchísimos cabos sueltos en la trama.
    Además, tampoco creo que después del primer capítulo, que se ve que la casa más llena de fantasmas no puede estar, alguien no prefiera irse a dormir debajo de un puente con tal de no volver a entrar.
    Los personajes famosos muertos, como la Dalia Negra, o las referencias a Charles Manson o los asesinatos de Columbine, y las referencias a El Resplandor no me parecen en absoluto originales, sino un refrito de conceptos e ideas ya usadas, mezcladas con casos de asesinatos reales y una vieja sirvienta cachonda. Y lo que ya no tiene nombre es el ridículo traje de latex -_-U.
    Sólo han cogido un par de asesinatos famosos, la casa de Salem´s Lot de Stephen King, han puesto la sirvienta para incluir escenas de sexo y han picoteado un par de películas de miedo...y voilá...un mierdón de serie de terror

    ResponderEliminar