miércoles, 13 de julio de 2011

Insidious es una película de terror escrita por Leigh Whannell y dirigida por James Wan, equipo habitual en la saga Saw. Con una inversión de 1.5 millones de dólares y una recaudación cercana a los 90 millones, se ha convertido en uno de los títulos más rentables de 2011 y ha sido una de las sorpresas de la temporada. Su argumento es bastante convencional, al menos en apariencia: una pareja con tres hijos se muda a una casa nueva en la que pronto comenzarán a ocurrir fenómenos extraños. Con esta premisa se construye una historia que recurre a los tópicos del género pero lo hace de una manera personal y sin resignarse a caer en la serie B.

A primera vista nadie diría que es una cinta de bajo presupuesto, está bien rodada, con un estilo de cámara al hombro muy efectivo, la fotografía es de calidad y los efectos son pocos pero adecuados. Además Wan tiene la suerte de contar con buenos actores para los papeles principales, Patrick Wilson y en especial Rose Byrne como sufrida madre que contempla cómo "algo" no deja de perseguirles.

El tono de desasosiego se va percibiendo desde los primeros minutos, con detalles que se van encadenando hasta crear una atmósfera en la que el espectador a la vez espera y teme la siguiente vuelta de tuerca. Acompañamos a los protagonistas en una pesadilla que se vuelve cada vez más extraña, un caos de sucesos ante el que no saben cómo reaccionar. Por suerte la ayuda les llegará de manera inesperada.

(En adelante, spoilers)

Quizá es a partir de este momento cuando la película empieza a fallar, al intentar encajar todas las piezas que ha jugado. El director se empeña en mostrar personajes que funcionaban mejor cuando sólo eran sugeridos, empezando por la siniestra figura del demonio, pero también el extraño niño que baila, las gemelas en el pasillo, etc. En mi opinión las "criaturas" resultaban más impactantes como sombras entrevistas en una habitación, pasos al otro lado de la ventana o ruidos confusos a través de un intercomunicador. Por poner un ejemplo concreto ¿qué necesidad hay de enfocar una y otra vez al bailarín, si cuando la madre lo ve desde el jardín ya provoca una sensación ajena y algo macabra? La escena se alarga para al final acabar todo reducido a... un fantasma infantil jugando al escondite. En mi opinión, una de las normas básicas del miedo es contar lo menos posible: cuando empezamos a ver y conocer las cosas es cuando les perdemos el respeto. Si se deja a la imaginación, aquello que construya nuestra mente será mucho más terrible.

Como consecuencia de la sobrecarga de imágenes sobrenaturales resultan más evidentes las referencias a las que el guionista ha estado expuesto al concebir la historia. Esta película es heredera de Poltergeist pero también tiene momentos que parecen sacados de El Resplandor o Pesadilla en Elm Street. El demonio afilando sus garras ¿metálicas? en su guarida recuerda a Freddy Krueger en la sala de calderas del instituto y las marionetas a su alrededor quizá sean un guiño a otra obra anterior de James Wan como director, Silencio desde el mal. También hay paralelismos con La Celda en el viaje onírico del padre para rescatar a alguien encerrado en el "Más allá", e incluso con El Orfanato. Las escenas con la medium son tan parecidas que podrían sustituirse unas por otras sin problema. Esto sólo confirma que todo el género bebe de unas fuentes comunes de las que es difícil librarse, más aún cuando llega el momento de contarle al espectador qué está pasando.

Pero todo lo anterior no estropea Insidious, al contrario, resulta refrescante encontrar un título "de miedo" a la manera tradicional, que no recurra a la violencia gratuita o la casquería para atraer al espectador, y eso es decir mucho viniendo del creador de Saw. Esta película juega con los mismos recursos que muchas otras pero lo hace con un gran nivel en todos los sentidos, desde el trabajo de los actores a la manera en la que está rodada. También argumentalmente intenta distanciarse de la manida "casa encantada" o el "esqueleto en el armario" y creo que lo resuelve de manera original. Qué lástima que un arranque con tanta fuerza como el que tiene se diluya por los clichés o las ganas de hacerlo todo explícito. Aun así es entretenida y los aficionados al terror tienen garantizados un par de buenos sustos.

1 comentarios:

  1. Hola!

    Aquí Amparo, dando una vuelta por los blogs a los que tengo algo olvidados.
    Me gusta bastante tu crítica, coincido en todo lo que dices y la verdad es que pierde algo de fuerza a partir de la segunda mitad.

    Saludos!!
    Me encanta tu diseño!!

    ResponderEliminar