martes, 9 de septiembre de 2008


Los libros de "Dungeons & Dragons: Aventura Sin Fin", junto con los de "Elige tu propia aventura" fueron mi primer contacto con el concepto de convertirte en el héroe de tu propia historia, y no se puede negar que me dieron un buen empujón para llegar a los juegos de rol. Con el tiempo he descubierto otros con más solera y más profundidad, como la colección "Lucha Ficción" o la de "El Lobo Solitario", pero siempre tendré un lugar especial en la estantería para estas reliquias editadas por Timun Mas, con su reborde negro y sus títulos en tipografía gótica.

Si tuviese que elegir uno con el que quedarme probablemente sería "La Montaña de los Espejos", que aunque reproducía muchos de los esquemas de los dungeons clásicos tenía momentos estremecedores (quizá porque los vivía por primera vez), como aquel ataque de los ogros en el paso nevado o al enorme capataz trasgo armado con una cimitarra negra avanzando amenazante hacia el protagonista, es decir, hacia ti.

El héroe de las historias de "Aventura Sin Fin" carecía de posibilidades de personalización y las tramas pecaban a veces de falta de lógica, como muchos de los módulos de la primera época del D&D (sólo hay que ver la destructiva Tumba de los Horrores): en ocasiones podías salir mejor parado haciendo una locura que tomando un camino prudente. Los encuentros se solucionaban a gusto del escritor, asi que pasar la página era una sorpresa constante. En la parte positiva, la mayoría de estos títulos conseguían captar la emoción de la investigación y el suspense de poder ser atrapado al doblar cualquier esquina. Se sentía una amenaza real de "muerte", no como en posteriores series como "La Máquina del Tiempo" donde tomar una mala decisión tan solo provocaba que te quedases dando vueltas a las mismas páginas una y otra vez.

En el fondo se trataba de mostrarnos la eterna lucha entre la luz y la oscuridad: ser un villano tenía su castigo y seguir la senda del bien, con todos sus matices, era recompensado. Una perspectiva un poco simplista vista hoy en día, pero que hace 25 años y explicada a chavales que todavía no sabían qué era El Señor de los Anillos ni las Crónicas de la Dragonlance, tenía mucho sentido. Si a algo podemos llamar "vieja escuela" es a esto.

"Las Cavernas del Terror" de Rose Estes ha sido mi última adquisición en una tienda de segunda mano de mi ciudad, y a pesar de todos estos años de experiencia como master y jugador, no he podido evitar que unos míseros trasgos me apuñalen a las primeras de cambio. Por suerte, la aventura nunca termina... .

11 comentarios:

  1. Me ha traido recuerdos este post. Hasta el dia de hoy conservo en mi librero los dos que llegue a tener, "La rebelion de los enanos" y la "La montaña de los espejos", y siempre que los veo me siento niño nuevamente, recordando esas tardes en que me los leia una y otra vez.
    Que bueno saber que no sy el unico que estima a esos libros.

    Un saludo desde Chile.

    ResponderEliminar
  2. Yo tengo toda la colección (la que salió en español por Titun Mas). ¿Y lo sabeis? Wizard of the Coast, mediante la editoial Mirrorstones, los ha relanzado.

    El primero ha sido la garra del dragón (presumen de haber vendido millones), y el segundo es la busqueda de pegaso (inedito en España y relanzado hace poco). El proximo será "la guarida del cadaver errante".

    ResponderEliminar
  3. Madre mia, que recuerdos me ha traido a mi tambien. Tengo algunos de los libros de la colección, y la verdad, no se si ahora los cogería.

    Pero aun así, cuando tenia esa edad, fue uno de los mejores regalos que me hicieron.

    ResponderEliminar
  4. Mis favoritos eran los de la colección "El Reto de las Galaxias". Ciencia ficción para chavales en la que cada libro es una misión de un agente de una especie de Federación de Planetas. Simplistas pero en ocasiones muy imaginativas.

    Todos los tomos están escritos por Christopher Black (creo que es un pseudónimo) e ilustrados por Maelo Cintron.

    ResponderEliminar
  5. Yo tengo uno en casa, tambien de Rose Estes, al que tengo especial cariño porque fue mi primer acercamiento al mundo de la fantasia.

    Se titula 'El Dragón Negro', y como bien dices, a veces la historia toma derroteros poco logicos... es curioso, porque hace poco lo leí otra vez(lo menos hace 15 años que no lo tocaba)... y otra vez acabe frito bajo el aliento del dragón :S

    ResponderEliminar
  6. Por cierto, hace tiempo encontre una web con un listado completo de este tipo de libros de 'elige tu propia aventura', etc.

    Aqui va: http://www.gamebooks.org/show_item.php?id=5852.

    ResponderEliminar
  7. "Las Cavernas del Dragón" fue el primer libro que leí en el que se hablaba de trasgos, dragones, elfos, magos... joder, en el 81 o en el 82.

    Fue amor a primera vista. Sin ese libro, hoy no sería friki :D.

    Saludetes,
    Carlos

    ResponderEliminar
  8. Buenas

    Yo empece a comprarlos por ebay hara como un año.

    No conocia estos libros, pero si otras colecciones por el estilo. De casualidad buscando manuales y libros antiguos de D&D encontre a la venta dos libros de estos, y entonces se me ilumino la bombilla... Ambientacion!

    Y desde entonces intento comprarlos todos... me faltan pocos ya.

    ResponderEliminar
  9. A mi me encantaban y ahora los busco por ahí. Algunos los compro, pero otros son demasiado caros para mi economía.

    Por cierto, ¿sabéis si estos libros descatalogados pueden conseguirse, aunque sea en PDF?

    ResponderEliminar
  10. Hola desde México.

    Si a alguien le sobra o quiere cambiar el 18 de esta serie "El Circo del Terror" o el 17 de los azules "El Príncipe de los ladrones" o tiene algunos otros que quiera cambiar, mándeme un mail:
    phillix(arroba)intercable.net

    Tengo muchos de los de elige tu propia aventura, de D&D Aventura sin Fin, y algunos de Planea tu Fuga que puedo cambiar.

    Saludos. gracias por el post.

    ResponderEliminar
  11. Los amantes de los librojuegos nos estamos reuniendo en www.librojuegos.org, su grupo de Twitter y Facebook. Siguen muy vivos y han evolucionado mucho. Cuando hay suerte hasta localizamos algún ejemplar.
    Un saludo y bienvenidos

    ResponderEliminar