miércoles, 11 de junio de 2008

Hace años fuí un ávido lector de novelas de Stephen King y casi podría decir que estaba al día de todo lo que publicaba (tenía la suerte de que la biblioteca de mi barrio estuviesen bien surtida de libros suyos). Dejé de seguirle cuando abandonó el género fantástico por el thriller psicológico y me dí cuenta de que su esquema narrativo siempre era el mismo, con Maine, niños con poderes y fantasmas del subconsciente repitiéndose una y otra vez. De aquella época guardo en la memoria algunos títulos: "La Larga Marcha", "It" y "La Niebla".

La trama de ésta última resultará familiar a todos y casi parece copiada del género de zombis: un grupo de personas se ven obligadas a encerrarse en un supermercado después de que una amenazadora niebla caiga sobre su pueblo. Pronto descubrirán que hay horribles criaturas escondidas en su interior, pero también que el mayor peligro pueden no ser los monstruos sino sus propios semejantes.

Para los que les suene el argumento, hay una película de John Carpenter del mismo título que es un clásico del cine de terror de los 80 y de la que se ha hecho un remake hace poco.

Si en algo destacaba el relato de King era en su tratamiento de la personalidad de los protagonistas, más allá del trasfondo de ciencia-ficción o la presencia de los "bichos". El director Frank Darabont es un veterano que ya adaptó otras dos obras de este escritor, "La Milla Verde" y "Cadena Perpetua", y aquí ha sabido darse cuenta de cuáles son los puntos fuertes y de que no sería suficiente con filmar una historia de supervivencia o post-apocalíptica. En "La Niebla" ha aprovechado el material original y le ha añadido aún más tensión y profundidad, haciendo muy creíbles las reacciones de los implicados. Uno puede meterse en la piel de David Drayton, el sufrido padre que trata de proteger a su hijo de la avalancha de acontecimientos, y saber que si en la realidad pasase algo así, la respuesta de la gente sería igual de inhumana, o más aún. Alguien dice, cuando las cosas comienzan a torcerse, que confía en que el hombre es bueno por naturaleza y se comportará de manera correcta. Creo que Stephen King tenía en mente precisamente eso cuando escribió su relato, pero su intención no era confirmarlo, sino rebatirlo.

Y ya que hablamos de David Drayton, desde el principio descubrimos que es un héroe atípico, sobre todo porque realmente no ejerce como tal. La angustia, las dudas y el simple y puro miedo se ven reflejados en su cara minuto a minuto, y por una vez no nos encontramos una persona de la calle que se transforma en un hombre de acción sin ninguna explicación. También me gustó la forma en la que unas pocas frases o gestos definen a cada uno de los presentes, algo que el cine actual suele obviar y de lo que deberíamos aprender: las experiencias son vividas por personas muy diferentes, y sus reacciones conforman otra parte más de la realidad.

En lo que respecta al apartado de efectos especiales, diría que es aceptable, con algunos momentos espectaculares y otros para dejar la boca abierta. Aun así, no hay una voluntad por parte del director de que las criaturas se coman la historia, por lo que podríamos decir que cumplen su función como actores secundarios. El homenaje a "Aliens" de una de las escenas, voluntario o no, es una excepción: ésta no es una película bélica, ni mucho menos. Personalmente me pusieron más los pelos de punta algunas personas que cualquiera de los bichos.

Por último si en algo flojea esta película es en el final, que en mi opinión no cuadra con el carácter que los personajes demuestran a lo largo del metraje. Por lo demás "La Niebla" es muy recomendable, tanto para los fans del género fantástico o de terror como para los que no lo sean.

5 comentarios:

  1. He leido algunas novelas de Stephen, como "Carrie" y "Green Mile" es un buen escritor.. aunque he estado un poco desactualisado un poco con respecto a el..sus ultimos libros de la "Torre Oscura" no he podido echarle el ojo..per buee..excelente reseña de la pelicula.

    ResponderEliminar
  2. Vaya, leí esta novela cuando Grijalbo la editó en España, allá por el 86, hace ya ¡20 años! Quizá la revise antes de ver la peli, porque estoy leyendo buenos cometarios sobre el film y tal vez merezca la pena refrescar la novela.

    Por cierto, John, me permito una sugerencia para el buzón: resulta que las noticias de tu blog no aparecen completas en el lector de feeds. Sólo aparece el título y el único modo de leer las noticias es entrar en el blog. Lo habitual es justo lo contrario, para evitar que los más perezosos borren directamente la noticia por no poder leerla en el feedreader.

    Salud!

    ResponderEliminar
  3. Dagronk, sus mejores novelas son las más antiguas, sin duda. Yo te recomendaría todas las que firmó con el seudónimo de Richard Bachman y las que escribió antes de "El Juego de Gerald". Gracias por pasarte por aquí.

    Vengador Tóxico, la peli merece la pena. Sobre los feeds, gracias por el aviso, he cambiado el formato a "Completo". Blogger no permite mucho más, échale un vistazo y dime si así se lee todo el texto.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Pues tendré que verla, todo el mundo me dice que no esta mal.
    Ahora mismo pongo a trabajar a la mula.

    ResponderEliminar
  5. ¡Ahora está estupendo, John! Mucho más cómodo que antes. Gracias a ti.

    ResponderEliminar