lunes, 21 de enero de 2008

En el año 2010, un virus modificado genéticamente para ser la cura contra el cáncer tiene una reacción inesperada, convirtiendo a los que resultan infectados por él en criaturas rabiosas que temen la luz. La cuarentena resulta ineficaz y el terror se extiende. Años más tarde Nueva York es el hogar del único superviviente: el doctor Robert Neville, que sigue buscando la cura mientras intenta eludir a los monstruos que viven en las sombras.


Si hay una película que represente el paradigma del cine tipo "catástrofe zombi", esa es "Soy Leyenda". En este caso cambiando a los muertos por algo más parecido a vampiros rabiosos, pero con todos los demás elementos habituales: un mundo asolado por una plaga, ciudades vacías, un personaje solitario que hace lo que puede para enfrentarse a interminables oleadas de enemigos... .

De las dos versiones anteriores que existen de esta novela de Richard Matheson sólo he visto la protagonizada por Charlton Heston, el clásico "The Omega Man". Will Smith es un sucesor algo menos carismático pero que aporta un registro nuevo al papel, sin sus bromas habituales y tratando de dar un trasfondo familiar a sus motivaciones, más que la pura responsabilidad del héroe. Habría sido interesante ver a Arnold Schwarzenegger interpretándolo, tal y como estaba pensado hace años, cuando iba a dirigirla Ridley Scott.

Realmente nos tiene que gustar Will Smith, porque la mayoría de la película la pasa solo, en su rutina diaria por las calles desoladas. Quizá se echa de menos que la película muestre algo más del efecto global de la plaga, en vez de centrarse sólo en él. Aquí se repite el esquema de "28 Días Después", nos incorporamos a la narración cuando ya ha pasado todo, sin que veamos prácticamente nada del caos, la expansión del virus o las reacciones de la gente. Los flashbacks son pocos y espaciados, dando la información justa para que sepamos cómo afectó a Neville el hallarse en la "zona cero" y poco más.

Me imagino que todo lo anterior es un recurso para que nos sorprendamos más al ver a los infectados, o para que se nos pongan los pelos de punta cuando el protagonista entra en una zona oscura. En mi opinión es una pena que se haya abusado tanto de la imagen por ordenador cuando un buen maquillaje habría dado un resultado más creíble.

Respecto a la historia en si, es lo que se podría esperar, bastante previsible. Los trailers parecía que prometían algo diferente, más agobiante y más oscuro en todos los aspectos. Se ha desarrollado mucho la psicología del personaje y los efectos de la soledad en él, pero poco el entorno en el que se mueve y cómo es de terrorífico el enemigo al que se enfrenta. Por último es curioso que tenga un ritmo tan lento para luego acelerarse al final y resolver en pocos minutos, dando la sensación de que se han quedado cosas en el tintero.

Por lo que he dicho podría parecer que no me ha gustado "Soy Leyenda", pero al contrario, me ha parecido una película entretenida, se me ha hecho corta y eso normalmente es una buena señal (otras veces es síntoma de que esperaba algo más). Mi mayor reproche es que puliendo unos cuantos detalles se podría haber hecho mucho mejor, porque contenido y medios tiene, sin duda.

6 comentarios:

  1. un director nuevo le podría haber dado un enfoque realmente distinto, mucho más "oscuro" y agobiante (que es para serlo) incluso mucho más tenso en las escenas de "miedo"

    y de paso quitar a Will Smith y poner algún actor no tan conocido, quizás algo del estilo Bale en "el Maquinista"
    saludos

    ResponderEliminar
  2. Pues a mi me encantó. Sobretodo el hecho que no haya música de fondo cuando el protagonista está solo. Únicamente se oye el ruido de los objetos entrechocar y las respiraciones (muy agobiante). Me pareció un recurso excelente.

    ResponderEliminar
  3. Algo que parece se nos esta olvidando es que esta pelicula esta inspirada en el libro del mismo nombre.

    El libro es sin duda una obra maestra en lo referente a la narrativa. Durante toda la obra nos situamos en la vida del protagonista (que para nada es un cientifico, si no un hombre comun y corriente de 60 años), mas de la mitad del libro nos "aburrimos" con su vida diaria.

    Levantarse, cocinar huevos, plantar ajos, afilar estacas; llega el momento en todo hastiados tenemos simpatia por este "ultimo hombre".

    Luego vienen dos eventos "de quiebre" en su aburrida supervivencia. Primero encontrarse con un perro y el ganar su confianza, despues encontrarse con un segundo ser humano despues de años de aislamiento.

    En el libro nunca nos hablan del origen de la plaga, solo nos muestran sus concecuencias y el final, vaya!!! el final que realmente le da titulo al libro es genial.

    No lo contare, consigan en libro y olviden lo más rapidamente esta pelicula.

    ResponderEliminar
  4. Buenas

    Lamentablemente no leí el libro, pero si vi las dos versiones, la de Chalton Heston y sus fusiles, y la de Will Smith.

    Personalmente Will Smith es un actor que me gusta, no sera la leche, pero no es malo. Prefiero a Will y no a Arnoldo.

    Esta película a mi se me hizo muy corta, e imagino que esta recortada. Me gusta como esta estructurada. Me encantan las escenas vacías de Will sobreviviendo en un mundo vacío.

    Lo que si le veo como un fallo a esta película, y corrígeme "estudio otra realidad" si me equivoco, en el libro el virus no producía para nada rabia. Claramente han cogido el virus de 28 Días Despues, y lo han incorporado a esta pelicula

    ResponderEliminar
  5. A mi me gustó la pelicula, pero me decepcionó profundamente. Y, aunque no esté mal, es casi lo mismo que le ha pasado a todos aquellos que quedaron impresionados por el final del libro.

    Creo, como dice "Estudio otra realidad", que nos olvidamos que la película está basada en un libro del mismo nombre. Sin embargo, una vez vista la película nos damos cuenta de que no es así. Y, a pesar de haberme gustado la película, no me ha gustado que la relacionen con el libro. Porque:

    - Ni la ambientación es la misma.
    - Ni las situaciones del protagonistas son las mismas.
    - Ni los vampiros/zombies son los mismos, actuan de la misma manera o tan siquiera se parecen.
    - Ni el final es el mismo.
    - Ni el sabor de la novela y la película se parecen.

    Si la misma película la hubieran llamdo... "Solo", o "Virus letal", o cualquier otro nombre, la hubiera visto igual de bien, e incluso me habria gustado mas (y encima, no hubieran tenido que pagar derechos de autor, porque no se nota nada la relación).

    Y es que el título parece tan solo una maniobra de marketing mas, en este mundo cada vez mas plagado de malos guionistas. Y eso es lo que me molesta.

    ResponderEliminar
  6. El film parecìa dar una visiòn estereotipada de los tìpicos filmes norteamericanos sobre vampiros. En cambio el giro de la trama y el personaje dieron un revès que hasta me arriesgarìa que no es norteamericano. Las imàgenes y el sonido impecables y el final muy esperanzado. Smith nos presentò un nuevo tipo de sacrificio y de comienzo de lo oscuro a la luz. La claridad es para todos, pero la luz es solo para los elegidos.

    ResponderEliminar