lunes, 17 de diciembre de 2007

Stardust (2007)

No hace mucho un amigo reseñó esta película diciendo que era como si hubiesen intentado volver a hacer "La Princesa Prometida" y lo hubiesen conseguido. Entonces yo no la había visto todavía y me pareció una afirmación un poco atrevida... pero después de los primeros minutos tenía sus palabras muy presentes. Basada en un relato de Neil Gaiman, "Stardust" es una historia que sobresale entre tantas y tantas de trasfondo fantástico que se han estrenado este año: divertida, imaginativa y con buenos personajes, es original donde otras sólo consiguen repetir los mismos clichés una y otra vez.

Por el último designio de un rey, una estrella cae del cielo. El joven Tristán parte en su busca a través de la mítica tierra de Stormhold, con la esperanza de que le sirva para ganar el corazón de la mujer a la que ama. En el camino descubrirá que no es el único que persigue ese tesoro y aprenderá muchas cosas sobre sí mismo, sobre la magia y sobre las sorpresas que el destino tiene reservadas para todos.


No es que en "Stardust" no haya buenos y malos, luz y oscuridad (nunca mejor dicho), princesas, caraduras de buen corazón, un héroe torpe en busca de su destino y mucha acción. Hay de todo y en gran cantidad, están todos los clásicos del género, incluido mi favorito, ese barco volador de los cazadores de rayos. Están todos pero bien usados y en su justa medida. Se aprecia el toque de Gaiman en la mezcla de lo sobrenatural y lo cotidiano, empezando por ese "muro" que separa mucho más de lo que aparenta, una idea muy sencilla pero que se queda grabada en la mente. Quizá su mayor mérito sea ese, hacernos creer que algo así es posible en nuestra propia y mundana vida: que al cruzar un campo que vemos todos los días tengamos la promesa de infinitas aventuras.

Algo especial de "Stardust", que es raro ver y hay que mencionar, es la manera en la que los personajes evolucionan y adquieren profundidad, incluso en el corto espacio de tiempo en el que los conocemos. Por poner un ejemplo, Tristán, el protagonista, no parece tener en absoluto madera de héroe. A ratos parece engreído, otras egoísta y la mayoría simplemente tonto. Es por la experiencia y por la necesidad de enfrentarse a sus miedos por lo que le vemos cambiar y acabar haciéndose simpático, una transición que se ve natural y no debida a que sea "el elegido" de ninguna profecía. De igual manera, todos los secundarios tienen sus matices (ese Capitán Shakespeare) y en muchos casos se echa de menos que no se desarrollen más o tengan un papel más activo.

En el lado malo, y relacionado con lo anterior, quizá la rapidez con la que se intercalan las historias paralelas resta fuerza a algunos personajes que deberían tenerla, como el que interpreta Michelle Pfeiffer, Lamia, dando protagonismo a otros, como los herederos del rey, que no la necesitan tanto. Lo mismo pasa con los lugares ¿nadie tiene ganas de saber qué hay más allá de Muro, del mercado, del palacio, de esas llanuras o de los cielos tormentosos? Puede que el problema sea que se intenten pintar muchas cosas a la vez, pero esta prisa no está justificada, porque hablamos de 130 minutos de película, no de 90. No digo que sea negativo que haya subtramas, porque al final lo cierto es que es el conjunto, rico, detallado y con trasfondo, lo que resulta espectacular, pero para mi gusto el enfoque no siempre es el acertado.

Para terminar diría que se echaba de menos una historia con regusto clásico que hiciese soñar de verdad. El mundo de Stormhold es de esos que uno tendría ganas de visitar una y mil veces, para explorar y y maravillarse. Dudo que haya una continuación que nos lo permita, pero mejor así. Hay que verle lo positivo, es otra ventaja más, "Stardust" no pertenece a ninguna trilogía y no hay que esperar seis años para saber cómo termina el cuento.

5 comentarios:

  1. Pues estoy muy de acuerdo con este comentario. La verdad es que poco más que añadir.
    Una película que fuí a ver y me decepcionó fué la brújula dorada porque la acción se desarrolla muy rápidamente y no hay escenas de "relleno" que expliquen el paso de una escena a otra. Lo cual, al ser para niños, es también lógico. De todas formas los paisajes, el dirigible y demás cachibaches ´si que me gustaron y dejaron buen sabor de boca.
    Aunque la verdad stardust tampoco me decepcionó que conste :P.

    ResponderEliminar
  2. Da la sensación de que has leído el libro, por lo que no me cuadra que te gustase tanto la película. En el libro todo tiene mucho más sentido y menos relleno insustancial, creo que lo podrían haber adaptado muchisimo mejor. El personaje de Robert De Niro a parte de no encajar en absoluto en la historia, tiene escenas que harían vomitar a una cabra. Supongo que para gustos los helados pero lo mío fue una gran decepción.

    ResponderEliminar
  3. Sin haver leído el libro (siempre es mejor así para que una película no te decepcione, sinó ver las últimas de Harry Potter), a mi me encantó Star Dust, me pareció como el típico cuento de los hermanos Grimm, que pronto se puede convertir en sí mismo en un clásico.

    Lo que me molestó fue el comentario al final de la película de una madre que acompañaba a su hijo:
    - "Te a gustado?"
    [Afirmación con la cabeza del niño sonriendo].
    - "Un poco rara, no?"
    [Niño asistiendo con cara de tristeza].
    Así vamos, que los niños pierden la imaginación a base de comentarios como esos.

    ResponderEliminar
  4. Stardust es un cuento para el niño que los adultos tenemos dentro,no para niños. Si bien creo que la película no es 100% buena, si creo que esta muy por sobre el promedio de peliculas de fantasía recargadas de CGI y batallas copiadas de playstation. Stardust invita a imaginar y a disfutar lo que hace una buena historia, y eso es sus personajes.
    El deseo de Tristan un joven infantil y torpe, de complacer a una mujer que no lo toma en cuenta y lo utiliza a su conveniencia. Un hombre rudo que es capitan de barco en el arriesgado oficio de cazar rayos y oculta su homosexualidad. La búsqueda de la belleza y juventud perdida (brujas), que en el fondo es la envidia motivadora de ocupar y justificar todos los medios posibles incluyendo destruir vidas.
    Una mujer atrapada y esclavizada por una bruja, en el cuento una estrella, en la realidad podria ser una mujer obligada a prostituirse...

    Etc Etc, claramente los personajes de esta historia rodeada de magia y fantasía son mucho mas reales y comunes de lo que a simple vista parecen.

    Neil Gaiman es uno de los mejores creadores de fantasía de nuestra época y es bueno que el cine se fije en él para mostrarle a muchos su trabajo.

    Les recomiendo "Buenos Presagios" que escribio junto con Terry Pratchett, se moriran de la risa leyendo como el apocalipsis llegar a la tierra y un demonio y un angel traten de evitarlo a toda costa.


    Saludos JKeats

    http://letras-arcanas.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. Pues a mi la peli me encantó... y eso que me he leido el libro. Cierto es que el libro lo leí hace algún tiempo y no recordaba los detalles exactos pero sí que me transmitió la misma sensación de historia bien contada, de cuento de hadas "realista" y de fantasía bien hecha.

    ResponderEliminar