domingo, 28 de enero de 2007

La semana pasada tuvimos la segunda sesión de Agone (también la de Hyperion, pero eso lo comentaré más adelante). Con los personajes ya hechos y un poco más de soltura con la ambientación, hemos tenido oportunidad de conocer más sobre el mundo en el que nos movemos.

En el principio existían las Musas, cuatro seres eternos que son el origen del universo y del mundo de Harmundia. Tras dar forma a muchas criaturas, intentaron crear la más perfecta de todas: la Máscara. Las cosas no salieron como ellas esperaban. Ahora, mucho tiempo después, a través de los diferentes reinos los Inspirados libran una guerra secreta por evitar que la realidad caiga en sus manos... o directamente en el Abismo.


El mundo de Agone es mucho más complejo que lo que se puede suponer por esta breve introducción, pero en vez de abrumar a los jugadores con descripciones, lo hemos ido descubriendo poco a poco, según era necesario. Algo destacable del juego es que los protagonistas asumen un papel de responsabilidad desde el principio, como unos de los pocos Inspirados que quedan en Harmundia. Un cambio interesante, en vez de comenzar como discretos aventureros.

Del sistema, ahora que lo hemos probado más, puedo decir que es muy sólido a nivel de uso de habilidades pero un poco farragoso en el combate, al menos en un primer momento. Luego uno se acostumbra y si ya se tienen calculados los modificadores, es más rápido.Respecto a su lógica de fondo, es decir, por qué se suma esto y aquello, tendría que leerme el manual para entenderlo bien. Parece que el peso del daño causado lo decide la tirada de ataque mas que el propio arma, algo que no es intuitivo (pero resulta funcional igualmente).

Algo que también me ha gustado (pero que tiene que ver más con el estilo de dirección de nuestra master, más que con la ambientación) es que pone el escenario y deja a los PJs interactuar con él a su libre albedrío. Para mí que siempre me he considerado un master direccionista, es una buena lección. Supone más trabajo de preparación porque las posibles subtramas se amplían, pero las partidas se vuelven más dinámicas y realistas, dando muchas más oportunidades de interpretación. Por ejemplo, aunque nuestra intención principal en la aventura era resolver un crimen ligado a un extraño cuadro, mi decisión de intentar rescatar por mi cuenta a una esclava de las garras de un nigromante trajo inesperadas consecuencias. Sobre todo en el número de muertes a nuestro alrededor.

3 comentarios:

  1. Partida de Hyperion y aun no has contado nada? Muy mal, XDD. A ver si te vienes a algunas jornadas, y haces una partida de Hyperion. Los Encuentros Runicos, por ejemplo?

    ResponderEliminar
  2. CP, vas a ir a lo ER. Jur, Jkeats apuntate que si yo no tengo asuntos con mujeres (cosa que dudo, pero nunca esta mal tenerla en cuenta) iré a pasar la semana santa allí con la tropa de ARES Rioja.

    ResponderEliminar
  3. En breve haré reseña de la partida de Hyperion, la verdad es que la campaña está dando mucho de si y tengo ganas de continuarla pronto. No me importaría dirigir en unas jornadas, pero con mi propio sistema, ese que tengo en desarrollo desde hace 10 años, jejeje.

    Me gustaría ir a los Encuentros pero todavía está en el aire el tema. Avisaré si lo hago.

    Un saludo.

    ResponderEliminar