viernes, 21 de abril de 2006

Que una película lleve el sello de los hermanos Wachowsky no sé si es bueno o malo, visto lo visto con las secuelas de The Matrix. Aun así tenía ganas de ver "V de Vendetta", el trailer me había gustado, la historia parecía típica pero con algún detalle original... lo suficiente como para interesarme. Debo decir que tuve suerte y en la misma sesión descubrí también la nueva película de Guillermo del Toro, "El Laberinto del Fauno", que parece una versión modernizada (inspirada, plagiada) de "Dentro del Laberinto" de Jim Henson. Otro título a tener en cuenta, aunque sólo sea para admirar los efectos visuales.

No voy a hacer un repaso por "V de Vendetta" ni su argumento, sólo daré mis impresiones, para no estropear la experiencia a aquellos que todavía no se hayan decidido a verla. En primer lugar diré que no he leído todavía el comic en que se basa (estoy en ello) así que poco puedo decir de la fidelidad de la adaptación. Únicamente que Alan Moore, su autor, se desvinculó totalmente del proyecto y declaró que la intención original de su obra se había desvirtuado, convirtiendo una crítica social en la misma lucha entre héroes y villanos de siempre. Es evidente que los Wachowsky intentaron modernizar el guión y le incorporaron detalles y guiños que a todos nos serán familiares (los estados totalitarios están más de moda que nunca). ¿Es esto mejor o peor? Como mínimo proporciona algo más sobre lo que pensar y unas referencias claras en las que apoyarse para dar el mensaje.

"V de Vendetta" es una película con menos acción y más historia de lo que yo esperaba, aquel que vaya buscando las escenas acrobáticas de Neo o luchas interminables se llevará una decepción. Hay conspiraciones, investigación policial, intriga, una historia romántica... si algo llama la atención es que pudiendo presentar al personaje de V como letal justiciero, se le da una ambigüedad que le marca profundamente. No es un antihéroe típico, como el detective borracho pero con buen corazón que suele interpretar Bruce Willis. Como dice el título, V busca la venganza y usa cualquier medio a su alcance para lograrla, poniéndose a la altura de sus enemigos. Quizá habría estado bien indagar más en esa contradicción, pero parece que no había tiempo o intención de profundizar demasiado en el tema.

Personalmente me quedo con la relación entre los protagonistas y todo lo que deriva de ella, aunque sea algo raro de decir en una cinta que se supone es de puro entretenimiento. Puede que el desarrollo sea algo previsible, pero lo interesante no es tanto lo que ocurre sino la forma y los implicados, con sus claroscuros, dudas y laberintos personales. De todas formas, quién no quiera llegar tan lejos también pasará un buen rato viéndola.

2 comentarios:

  1. A mi también me gustó mucho la película, el tema y la forma de llevarlo me parece adecuada, y desde luego V es cuando menos un personaje muy atrayente y particular...

    ResponderEliminar
  2. Si os gusto en la pelicula echadle un vistazo al comic, la personalidad de V es autenticamente magnetica ahi ;)

    ResponderEliminar