martes, 18 de abril de 2006

Hay un aspecto de la publicación de juegos "amateur" que normalmente no se tiene en cuenta, el de la manera de licenciar su distribución. Alguna vez he comentado con amigos que se dedican a esto que lo ideal sería que todo fuese de dominio público, es decir que cada cual haga con el material lo que le venga en gana, pero eso es ser demasiado optimista (no todo el mundo va con buena fe), y poco realista. En el proceso de ser escritor freelance en el que muchos estamos, nunca viene mal un poco de reconocimiento, si no es monetario, al menos si de obra. O como mínimo que no venga alguien a ponerle nombre a tus obras y se vaya tan campante. Voy a comentar algunas ideas que se me ocurren sobre el tema, teniendo en cuenta que no soy ningún experto y puedo dejarme cosas en el tintero.

Aclararé que hablo de los juegos, suplementos o aventuras que uno cuelga en su web (lo que hago yo por ejemplo en la sección de Ayudas). Los juegos comerciales, o en vías de serlo, son cerrados, con su derecho de copia restringido, y no están sujetos a estos dilemas (o ventajas).

En el mundo del software libre, las condiciones en las que se distribuye es algo que está permanentemente presente, hasta el punto de que hay verdaderas "guerras" o discusiones sobre las diferentes licencias (GPL vs. BSD), sus diferentes matices, la libertad que dan, etc. Cuando la editorial Wizards of the Coast publicó su Open Gaming License estaba inspirándose, supongo, en esas experiencias. La pega es que WotC, a mi modo de ver, no tenía intención alguna de beneficiar a la comunidad rolera, sino crear un método por el que otras editoriales estuviesen ligadas a sus productos. Ese es el problema de que sea un interesado el que lleve a cabo una iniciativa de ese tipo.

Las licencias Creative Commons van más en el espíritu que me gustaría ver en las publicaciones de aficionados: distribución sin ánimo de lucro, "viral" en algunos casos, abierta y disponible para la colaboración. Si pensamos en los roleros como una comunidad, todo lo que le beneficie nos estará beneficiando de rebote a nosotros mismos. Si publicamos un juego propio, otros pueden tomarlo, probarlo y mejorar el sistema, creando material adicional. Las ayudas y módulos de juegos comerciales (¿quién no tiene una aventura escrita por ahí?) ahorran trabajo, dan ideas e impulsan a escribir cosas nuevas. En definitiva, todo beneficios, así que... elijamos la forma y escribamos.

1 comentarios:

  1. Bueno, tengo que darte la razon en cuanto a las intenciones iniciales de WotC. Pero creo yo que con la segunda encarnacion de la licencia D20 (que permite no requerir el manual del jugador ni ningun otro basico) la cosa se liberaliza bastante. De todas formas esta claro que si WotC lo ha hecho es por que le conviene, pero no creo yo que eso quiera decir que no conviene a la comunidad rolera (a pesar de los prejuicios que despierta en algunos).

    ResponderEliminar