miércoles, 7 de septiembre de 2005

Esta es la primera entrega del "diario de diseño", una serie de artículos en los que describiré las diferentes etapas de desarrollo de varios proyectos personales (ayudas de juego, campañas, módulos). Mi intención es ilustrar el proceso creativo que suelo seguir, compararlo con el de otros y recibir opiniones o sugerencias.

El proyecto que abre el diario es "Angelorum", un suplemento de ambientación para todo aquel que quiera jugar una campaña con personajes ángeles y demonios. La idea es que pueda servir de referencia en los casos en los que el master no quiera cambiar de sistema o sea imposible recurrir a alternativas como "Engel" o "In Nomine Satanis/Magna Veritas".

Mis primeras notas incluyen los temas a tratar, normalmente uno por capítulo, y algunos apuntes sobre los aspectos que yo creo son más originales en el enfoque que quiero darle. En este caso la "sección cero" sería una introducción que hablaría de la guerra entre el Cielo y el Infierno en términos clásicos y la manera en la que afecta al mundo en el que vivimos. A partir de ahí la primera sección trataría de cómo jugar con un personaje ángel o demonio, o cómo adaptar uno ya existente a ese arquetipo. Relacionada con la anterior, la segunda sección sería una explicación de cómo estos seres habitan en nuestra realidad cotidiana, la forma en la que obtienen su poder, su vida y su "muerte". Habría además una sección dedicada a los dones angélicos y demoníacos, donde se tratarían por ejemplo las posesiones; otra a las confrontaciones; otra a su relación con los humanos y las misiones que desempeñan entre ellos; otra a las reliquias, lugares sagrados o malditos, etc.

Los aspectos originales, o aquellos en los que me quiero centrar especialmente son: en primer lugar crear un "sistema de fe" que explique la presencia de estas criaturas (o su ausencia), así como sus capacidades sobrenaturales. Segundo, definir una jerarquía tanto para un bando como para el otro, para lo que tendría que documentarme sobre los nombres "reales" y cargos de ángeles y demonios, tal y como se hayan mencionado en textos religiosos u ocultistas a lo largo de la historia. En cualquier caso me gustaría mantener siempre cierto aire de realismo o como mínimo de credibilidad en todo lo que escriba, para que cuadre con los mitos y leyendas que tradicionalmente rodean a estos seres.

A grandes rasgos éste es el esquema de trabajo. La semana que viene comentaré cómo ha ido la investigación preliminar y si he conseguido buen material sobre el que inspirarme. También hablaré sobre lo que haya desarrollado en las secciones que no dependen de la documentación y qué he añadido o eliminado.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada