martes, 17 de mayo de 2005

En 1918 el depuesto zar Nicolás II, su esposa y sus cinco hijos fueron ejecutados junto con su séquito en Ekaterinburgo por bolcheviques y enterrados en el bosque. Casi veinte años más tarde, en 1934, el líder del Partido Comunista de Leningrado Sergei Kirov fue asesinado por orden de Stalin, que lo veía como un competidor. Estos dos hechos separados en el tiempo y aparentemente independientes tuvieron un extraño punto en común.

La historia comienza en 1895, cuando el gobierno ruso decide adoptar y comenzar a producir para sus tropas el revolver Nagant, diseñado en Bélgica unos años antes. Conocido desde entonces como M1895, este arma no destacaba por su potencia, y su tiempo de recarga era lento comparado con el de otros modelos más modernos, pero ganó buena fama entre los soldados gracias a su precisión y fiabilidad. A pesar de ser declarado obsoleto en 1930, su uso continuó durante toda la Segunda Guerra Mundial y no dejó de fabricarse hasta 1950.

Dos detalles que hacían al Nagant diferente del resto de revólveres eran por un lado su capacidad, ya que podía albergar 7 proyectiles, y por otro que había sido concebido para aprovechar al máximo los gases del disparo, con la idea de aumentar la efectividad del cartucho del calibre 7.62. Para lograrlo tanto el tambor como la bala se sellaban con el cañón en el momento de apretar el gatillo. Aunque el objetivo de aumentar su potencia no se lograba, este mecanismo sí que lo convertía en uno de los pocos revólveres capaces de montar un silenciador, ventaja que aprovecharon tanto espías como agentes del servicio secreto ruso.

El Nagant M1895 "Estrella Roja"
Originalmente se trató de un revolver más salido del Arsenal de Tula que fue pasando de mano en mano hasta llegar a Yakov Yurovsky, jefe de la policía política o "Cheka". En 1918 el destino del arma cambió cuando Yurovsky recibió la orden de ejecutar a Nicolás II y a su familia, que se habían convertido en rehenes molestos para el gobierno bolchevique tras su abdicación. El crimen se llevó a cabo en el sótano de la casa Ipatiev de Ekaterinburgo y fue el propio Yakov el que remató con su Nagant a los supervivientes.

Cuando Lenin fué informado de que las órdenes se habían cumplido, se interesó por los últimos momentos de vida de los Romanov y en especial por el arma que había acabado con la dinastía de los zares. El M1895 fue enviado a Moscú y tras grabarle una estrella roja en la empuñadura, se guardó casi como una reliquia.

Años más tarde, Stalin planeaba eliminar a su más directo oponente político, Sergei Kirov. Tras buscar a un hombre influenciable al que usar como cabeza de turco, el dirigente soviético le hizo llegar el revolver, entonces apodado "Estrella Roja", a través del NKVD, el servicio secreto. Que se usase ese mismo arma en el asesinato tenía para él un significado simbólico. Tras la muerte de Kirov, el Nagant desapareció y se rumorea que fue robado de entre las pruebas del juicio y vendido a un anticuario europeo. Su paradero actual es desconocido.

Lo sobrenatural
Cuando Yurovsky disparó al zar y su familia con el "Estrella Roja", lo horrible del crimen y su simbolismo hicieron que el revolver se convirtiese un objeto entre dos mundos, el nuestro y el reino invisible. Su uso en el asesinato de Kirov sólo consiguió reforzarlo como canal de energía negativa, dándole aún más capacidades sobrenaturales:

  • Cualquier ente sobrenatural, espíritu, espectro o caminante de otros planos nota la presencia del arma como un faro en el vacío, convirtiéndolo en un artefacto peligroso de poseer.

  • El "Estrella Roja" tiene la capacidad de herir tanto a seres materiales como inmateriales, incluso aquellos habitualmente inmunes a los proyectiles.

  • Cuando se efectúen seis disparos con el arma (sin recargar), el séptimo hará el daño combinado de todos aquellos que hayan resultado mortales.

Estas habilidades lo han convertido en una reliquia muy buscada por cultistas, cazadores de demonios y coleccionistas de objetos arcanos.

1 comentarios:

  1. Muy interesante. La verdad es que cada vez que entro en tu blog salgo con alguna idea en la cabeza ;D .

    Como siempre, ya estoy pensando en Cthulhu para usar este arma.

    Felicidades por el blog. Voy a tener que hacerte más publicidad, porque en serio creo que esta bitácora la merece.

    Nos leemos.

    ResponderEliminar