INTRODUCCIÓN

La investigación paranormal es un tema que nunca pasa de moda y que puede servir de inspiración para multitud de historias de suspense y terror. Los protagonistas serán personas familiarizadas con este campo, desde periodistas que intentan conseguir un artículo jugoso para su programa de televisión, su revista o su podcast, hasta científicos que se empeñan en recopilar pruebas sin adulterar de los supuestos fenómenos sobrenaturales, pasando por médiums, aficionados a lo esotérico, satanistas, exorcistas, o familiares preocupados porque sus personas queridas ya fallecidas se les aparecen como queriendo darles un mensaje. Para saber con qué se van a encontrar, lo primero es concretar qué son los fantasmas, al menos en este mundo.


DE LA NATURALEZA DE LOS FANTASMAS

La explicación más clásica para un fantasma es que se trata del espíritu, o el alma, si queremos llamarla así, de un fallecido reciente, que ha quedado atrapada en nuestro mundo en vez de hacer el tránsito normal al Más Allá. Los motivos más habituales son una muerte traumática o que el difunto haya dejado algo por hacer en la Tierra.

Hay interpretaciones alternativas que intentan dejar fuera el aspecto esotérico o religioso, centrándose en conceptos como la energía, tanto de las personas como de los lugares. Hay sitios que por haber sido escenarios de crímenes, accidentes o batallas, pueden quedar “cargados” y atraer a los fantasmas, o facilitar que aparezcan en sus inmediaciones. En esta explicación un espíritu sería algo así como el campo energético residual de un fallecido, de ahí que pueda interactuar con los aparatos de medición, los electrodomésticos o las luces de una casa. No necesitaría estar físicamente “ahí” para que ser visto u oído, sino que conectaría de alguna manera con nuestro cerebro, o el de las personas sensibles, como médiums, niños o aquellos que hayan estado a su vez al borde de la muerte, y les haría llegar las palabras o imágenes que desee.

Las explicaciones más científicas permiten enfrentarse a los fantasmas usando la tecnología, por ejemplo tratando de atrapar su energía dentro de jaulas de Faraday o creando máquinas que distorsionen o alteren los campos electromagnéticos de un lugar. Por otra parte, el enfoque tradicional o esotérico nos da la posibilidad de recurrir a símbolos, amuletos, círculos de protección, o cualquier ritual que funcione en ese mundo para defenderse de los espectros.

Ambos enfoques no son incompatibles. Un exorcista puede tener éxito porque el ritual convenza a las personas implicadas y dejen de ser receptivas a los espíritus. El propio fantasma puede autoconvencerse y no ser capaz de entrar en un pentagrama o dañar a alguien que lleve una cruz. Un pulso electromagnético o un generador lo suficientemente potente pueden anular la capacidad de los fantasmas de interactuar con nuestro mundo, de forma temporal o permanente, a pesar de que estos tengan un origen sobrenatural. Elegir en qué medida esto puede ocurrir es tarea del máster, para lograr el mejor efecto narrativo o dramático.


TIPOS DE FANTASMAS

Ecos: Los ecos son repeticiones de eventos traumáticos que han quedado impresos en la energía natural de un lugar. Normalmente se trata de asesinatos o muertes violentas, pero también pueden representar a una o varias personas en un momento de intensa emoción, como una discusión, siendo sorprendidos o aterrorizados. Los fantasmas que aparecen en los ecos rara vez son conscientes, son más bien imágenes o sonidos que podemos percibir pero con los que no podemos interactuar. Pueden ocurrir con mucha frecuencia, por ejemplo cada, noche, o solo durante el aniversario del suceso que los originó.

Fantasmas conscientes: Un fantasma consciente está formado por la energía residual de una persona fallecida que se aferra a un lugar, un objeto, un familiar o un ser querido por diversos motivos. Normalmente se originan cuando el individuo murió en circunstancias traumáticas o dejó algo pendiente en nuestro mundo. Los fantasmas de este tipo pueden no saber que lo son y les costará asumir su nueva realidad. Su capacidad de interacción con los objetos materiales o de comunicación con los vivos dependerá del control que tengan sobre su energía, algo que lleva tiempo. Su inteligencia y capacidad de raciocinio también vendrá determinada por los años que lleven existiendo, los fantasmas recién creados estarán confusos y no sabrán dónde se encuentran y qué les ha ocurrido; los que lleven un tiempo en nuestro plano podrán contestar preguntas sencillas, trasmitir mensajes de pocas palabras e interactuar de forma limitada con aquellos que sean capaces de verlos; los fantasmas antiguos estarán a punto de desvanecerse y normalmente solo hablarán o se interesarán por aquello que les haga revivir el pasado que ellos recuerdan.

Espíritus malignos, espectros o “demonios”: Un espíritu maligno es un fantasma consciente que no se ha adaptado a la situación en la que se encuentra y odia tanto a los vivos como a los muertos. Usará todo su poder para vengarse de los humanos, tratando de aterrorizarles, hacerles sentir incómodos y en casos más extremos, causarles daño físico o psicológico. Otros fantasmas rehuirán a estos espíritus porque su actitud violenta también puede extenderse a ellos, aunque no queda claro cómo pueden dañarles, quizá perturbando su energía o robándosela para hacerse más poderosos.


FENÓMENOS FANTASMALES
Infestación: Las personas que se mudan a una “casa encantada” suelen hablar de ruidos extraños, movimiento o desaparición de objetos, sombras que cruzan por el rabillo del ojo, cambios bruscos de temperatura… este tipo de fenómeno es lo que llamaríamos infestación o poltergeist. Puede tener diversos motivos pero en general se tratará de uno o varios fantasmas que tratan de llamar la atención o molestar a los recién llegados. Suele ser la primera pista de que existe una entidad y por tanto una posibilidad de comunicación. En los casos más graves los sonidos pueden ser atronadores y los objetos, como cubiertos, platos o copas, salir volando por el aire para estrellarse contra las paredes. El causante más probable de algo así será un espíritu maligno.

Drenado de energía: Los fantasmas tienen la posibilidad de alterar la energía a su alrededor, manifestándose en forma de parpadeos de las luces, fallos en los equipos electrónicos o vaciado de baterías de los móviles y las pilas de las grabadoras. Un espíritu lo bastante poderoso puede incluso afectar de esta forma a las personas, haciendo que se sientan extremadamente cansadas, con frío, confusas o con dolores de cabeza.

Maldición: Lo que llamaríamos “maldición” es la forma en la que un espíritu maligno se aferra a una persona e interfiere con su vida cotidiana para perjudicarle. Puede provocarle pesadillas, causarle enfermedades o agravárselas, enturbiar las relaciones con sus familiares o hacer que le persiga la mala suerte en general. La maldición puede seguir al sujeto después de que visite un lugar concreto o cuando llegue a sus manos un objeto determinado. La solución típica para una maldición es un exorcismo o un ritual purificador, pero para que surta efecto primero hay que descubrir dónde, a quién o a qué hay que realizárselo.

Posesión: Al igual que en el caso anterior, una “posesión” no es más que un fantasma tratando de dañar a un ser humano, solo que en este caso trata de usar su poder para tomar el control, total o parcial, del individuo. Solo los   entes más poderosos son capaces de algo así. Los primeros síntomas pueden ser cambios bruscos de humor, haciendo que la víctima se vuelva depresiva o violenta de repente, seguidos de lagunas de memoria en las que no sabrá qué hizo o dónde fue. Por último el espíritu maligno se hará con el control, aprovechando para herir a los seres queridos del afectado, sabotear los intentos de curarle o simplemente hacer el mal.


TÉCNICAS Y HERRAMIENTAS DE INVESTIGACIÓN

Los investigadores de fenómenos paranormales suelen desplazarse a los lugares en los que ha habido informes de avistamientos de fantasmas, por iniciativa propia o requeridos por alguna persona implicada en los hechos. Su método incluye estudiar y documentar lo ocurrido en el lugar, realizando exploraciones nocturnas, tratando de grabar alguna imagen o sonido que les aclare a qué se están enfrentando. A veces pueden elegirse fechas concretas, como los aniversarios de las muertes, o usar objetos e incluso personas como detonantes de la actividad fantasmal.

Si existen pruebas de una maldición o alguno de los presentes da síntomas de posesión, puede realizarse una limpieza o un exorcismo, recurriendo a un sacerdote de confianza.

Algunas de las herramientas más comunes de este trabajo son las siguientes:

  • Cámaras de vídeo, normales o de infrarrojos: Indispensables para obtener una prueba de lo que está ocurriendo, pueden llevarse en mano o montar un dispositivo de vigilancia remota que grabe las 24 horas.
  • Cámaras de fotos: Han quedado desbancadas por la grabación en tiempo real, pero siguen usándose de vez en cuando, sobre todo en formato de revelado instantáneo.
  • Grabadoras de psicofonías: Estas grabadoras ultrasensibles intentan recoger palabras inaudibles para el oído humano. A menudo se utilizan en sesiones en las que se lanzan preguntas al aire, esperando que algún fantasma presente las responda.
  • Detectores de movimiento o siluetas: La última tecnología permite identificar siluetas o movimientos en la oscuridad, mostrándolos como formas en el ordenador. Se trata de una forma avanzada de los detectores de movimiento tradicionales.
  • Medidores de temperatura: Otro clásico, usado para estudiar los “puntos fríos” que pueden indicar la presencia de fantasmas o el inicio de la actividad paranormal.
  • Medidores de campos electromagnéticos: Estos pequeños aparatos se colocan en una determinada zona y se iluminan cuando hay una fluctuación de energía. Usando varios con colores diferentes se pueden usar como cajas “sí/no” para comunicarse con los espíritus, haciéndoles preguntas y pidiéndoles que se acerquen a uno u otro dispositivo.
  • Caja de espíritus: Existen diferentes modelos pero en general se trata de aparatos electrónicos que generan palabras cada cierto tiempo, basándose en diccionarios internos o en las transmisiones de radio captadas aleatoriamente. La teoría es que los fantasmas pueden interactuar con estos dispositivos para responder preguntas o enviar mensajes a los investigadores.
  • Ouija: Otra herramienta tradicional que casi ningún investigador profesional usa (su versión moderna y más rápida serían las cajas de espíritus) pero que sigue siendo popular entre los aficionados.
  • Juguetes con cámaras, micros o sensores: Cuando existe la sospecha de que los fantasmas presentes pueden pertenecer a niños, los sensores tradicionales se sustituyen por un peluche que capta cualquier actividad cerca de él, con la idea de tentar a los espíritus de los más pequeños a mostrarse.
  • Médiums: El uso de personas con percepción extrasensorial o poderes especiales también es muy habitual. El médium visita el lugar encantado y transmite al equipo las impresiones que le vienen a la mente, lo que puede proporcionar información adicional a la hora de investigar. En otros casos puede tratar de comunicar con los espíritus o participar en los rituales de limpieza y purificación.
  • Sacerdotes: Aunque la imagen más recurrente es la de los curas católicos realizando un exorcismo, en realidad cualquier persona de cualquier religión o creencia que conozca los rituales y esté capacitada puede intentar expulsar a los fantasmas, limpiar un lugar encantado, colocar amuletos o símbolos de protección, etc. Su efectividad variará dependiendo del tipo de infestación, los espíritus implicados y si ha acertado en cómo y dónde hacerlo.



LUGARES EMBRUJADOS MÁS COMUNES
Los fantasmas son más propensos a aparecer en aquellos lugares que tienen una “carga” energética o psíquica fuerte, provocada en general por sucesos traumáticos del pasado o por horrores que hayan tenido lugar entre sus muros. Los espíritus se ven atraídos como polillas a la luz a estos emplazamientos, y es allí donde es más fácil que usen su poder y se muestren a los vivos. Otro caso habitual es el de los fallecidos que se quedan atados al punto en el que murieron, sobre todo si fue a causa de un crimen o un accidente.

Cementerios, antiguos hospitales o psiquiátricos, cárceles, reformatorios, campos de batalla… los fantasmas pueden recorrer pasillos abandonados o páramos cubiertos de niebla durante décadas, a veces cientos de años. Algunos harán lo posible por espantar a los visitantes de un territorio que consideran suyo, otros permanecerán invisibles y no se mostrarán salvo que una persona sensible entre en el recinto. Puede haber espíritus solitarios o docenas de ellos, dependerá de la historia del lugar. Las casas encantadas suelen tener apariciones individuales, mientras que aquellos lugares que en su tiempo fueron públicos tendrán una mayor afluencia de entidades.


PODERES PARANORMALES
El grupo de investigadores puede incluir una o varias personas dotadas con poderes sobrenaturales que les ayuden en su tarea. Lo más adecuado es que fuesen como máximo dos, contando cada una de ellas con un poder, dos, como caso excepcional.

Los poderes están asociados al atributo Mente y el Máster indicará el nivel de dificultad de la tirada, dependiendo de la información que se desee obtener, la tarea a realizar o del poder del espíritu al que se enfrenten. Estos son algunos de los más comunes:

  • Médium: El usuario puede ver a los espíritus y comunicarse con ellos, con mayor o menor claridad, a discreción del Máster.
  • Clarividencia: El usuario puede encontrar personas, vivas o muertas, y tener información, normalmente poco clara, sobre eventos pasados o futuros.
  • Psicometría: El usuario puede tocar un objeto y obtener información de su pasado, en qué episodios se vio envuelto, sobre todo si fueron violentos o traumáticos. Normalmente la visión será parcial y confusa.
  • Lectura del aura: El usuario puede ver un aura alrededor de las personas, lo que le ayuda a saber el estado de ánimo de alguien o si está mintiendo, por ejemplo. También puede detectar lugares con presencia de fantasmas o donde se hayan cometido crímenes.
  • Exorcismo: El usuario puede expulsar entes paranormales de una estancia, trazar círculos para impedirles el paso, sellar puertas o ventanas, y en el caso más extremo, hacer que abandonen a una persona a la que hayan poseído o a la que estén acosando.



EJEMPLOS DE FANTASMAS
Fantasma infantil: El fantasma de un niño pequeño, que puede saber que está muerto o no. Su actitud rara vez será violenta, se conformará con hacer travesuras por la casa provocando pequeños poltergeist o tratará de contactar con otros niños.
FIS 0 MEN 1 PER 3, Drama 1
Ataques: Lanzamiento de objetos (Rasguño)
Especial: Si el fantasma infantil ha trabado amistad con alguien, normalmente el hijo de los actuales inquilinos, y siente que puede estar en peligro, sus ataques se volverán más agresivos, lanzando cuchillos y objetos contundentes (Herida Leve) contra los agresores.

Alma en pena: Se trata del fantasma de una persona que fue asesinada violentamente. Como víctima de un crimen atroz, está traumatizado y no recuerda nada, solo recorre sin cesar el lugar del crimen. Verá a cualquiera que se acerque como una amenaza y tratará de empujarles y arañarles desde la oscuridad. Esperará el mejor momento para aparecer de forma repentina con aspecto cadavérico y lanzar un grito que helará la sangre de su objetivo.
FIS 0 MEN 2 PER 3, Drama 2
Ataques: Empujón/Arañazo (Rasguño), Grito Agónico (Herida Leve)
Especial: Un fantasma de este tipo solo desaparecerá si se hace justicia y se detiene a su asesino. Su actividad se volverá más violenta y frecuente si se encuentra con él por algún motivo.

Espectro: Esta persona ya no era buena en vida, y ahora que ha fallecido, la rabia por su estado le hace odiar a todos a su alrededor. Este fantasma normalmente está ligado a una casa o terreno que considera suyo, y lo maldecirá para que nadie pueda asentarse en él. También puede aferrarse a una persona, una mujer o un hijo, atormentándoles constantemente.
FIS 0 MEN 5 PER 4, Drama 3
Ataques: Consumir Vida (Herida Seria)
Especial: +1 a MEN por ataque que realice con éxito. Inmune a los ataques físicos normales, solo se le hiere por medio de un exorcismo con éxito, cada uno le resta -1 a MEN, si llega a cero resulta destruido.


IDEAS DE AVENTURAS
A continuación, algunos ejemplos de tramas para una campaña de investigación paranormal:

La niña enferma: Los investigadores son contactados por una familia que vive en una antigua granja a las afueras de la ciudad. Su hija se ha puesto enferma de forma inexplicable y los médicos no son capaces de curarla. Ella ha empezado a hablar acerca de un amigo imaginario con el que tiene largas conversaciones todas las noches. Cuando el grupo llegue al lugar, descubrirán que hay una presencia fantasmal infantil que ronda la casa. Sin embargo, parece aterrorizada y se esconde de los adultos, y tampoco coincide con la descripción del amigo imaginario dada por la niña. En la biblioteca local encontrarán recortes de periódico que hablan de un horrible crimen hace cien años, un padre encerró a su hijo enfermo y no permitió que le atendiese ningún doctor, convencido de que Dios le sanaría. Cuando no fue así y el niño murió, el hombre se suicidó en la propiedad. La única manera de salvar a la niña enferma a la que está maldiciendo hoy en día será realizar un exorcismo.

La petición de mano: En un antiguo hospital para tratar la tuberculosis, ahora reconvertido en atracción histórica, los vigilantes han informado de siluetas que recorren los pasillos y aterrorizan a cualquiera con el que se crucen. La aparición más famosa es la Joven Amortajada, que a medianoche sube por las escaleras de caracol hasta la azotea y luego se arroja al vacío. Cualquiera que la interrumpa en ese recorrido sufre una mala suerte horrible al día siguiente. Los investigadores descubrirán que hay varios fantasmas de antiguos enfermos rondando por todas las plantas, la mayoría inofensivos, salvo en el ala psiquiátrica. Los espíritus de mayor intensidad serán la Joven Amortajada y un hombre de su misma edad. Rebuscando en los viejos registros del sótano (donde también pueden toparse con algún espectro desagradable), descubrirán que esas dos personas murieron con muy pocos días de diferencia, primero él de enfermedad y ella por causas desconocidas. Si se comunican con ellos, el hombre les contará que pensaba pedirme matrimonio a ella pero falleció antes de poder hacerlo. Si localizan la caja con el anillo, que está escondida bajo una baldosa en su antigua habitación, y les ayudan a reunirse, acabarán con su condena.

El Pastor: El pueblo de Somber Wood, situado en un valle aislado, está abandonado desde que una riada arrasó la localidad, matando a decenas de lugareños y destruyendo el único puente que lo conectaba con la carretera principal. Ahora el condado ha puesto en marcha un proyecto para reconstruirlo, pero varios obreros han sufrido horribles accidentes, provocados según ellos por siniestras figuras fantasmales, y el resto ya no se atreve a acercarse. El grupo es enviado a investigar y lo que encontrarán serán casas prácticamente intactas, calles desiertas y un ambiente extraño y pesado. Lo peor de la inundación se lo llevó la iglesia, donde se habían refugiado la mayoría de aldeanos. Investigando las apariciones de la zona, descubrirán que todos los fallecidos siguen allí, atrapados por espectros comandados por alguien a quien llaman “el Pastor”. Se trata del líder de un culto religioso local, que usó su influencia para atemorizar a los habitantes e impedir que se fuesen cuando llegaron los primeros avisos de la riada. Ahora él y sus acólitos incluso después de muertos siguen esclavizando y aprovechándose de la energía del resto de fantasmas, y se enfrentarán con mucha violencia a cualquiera que trate de expulsarles.


Photo by Stefano Pollio on Unsplash

4 comentarios:

  1. Buenísimo. Un gusto leer piezas como estas.
    Reitero aprovechando que hay público mis propuestas de que trabajemos juntos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que está a punto de caer, es vasco, pero no es de piedra. Lo tienes que tener, Luis, que no se escape :D

      Eliminar
  2. Genial. Con esto puedes adaptar la película de "Expediente Warren".

    Somber Wood es un lugar magnífico para iniciar un recorrido turístico, la idea del pueblo devastado por la riada y por tanto abandonado y olvidado me gusta mucho, los pueblos fantasma son aterradores.

    ResponderEliminar
  3. Muy buen artículo. Justamente en un momento en el que estoy dándole vueltas a la idea de montar una partida de este tipo, posesiones demoníacas y exorcismos. Gracias.

    ResponderEliminar

| Designed by Colorlib