maquetación

Maquetando con Scribus, otra vez



Scribus es una magnífica pieza de software y uno de mis programas preferidos del software libre. Es un alivio no tener que preocuparme por piratear un InDesign, saber si funcionará en mi máquina, que ya tiene diez años, o si alguna actualización me lo dejará inútil y con el trabajo a medio hacer.

En la parte menos positiva, se nota que Scribus es un programa hecho por amor al arte, literalmente, y que su equipo tiene recursos y personal limitado. Si tuviese que compararlo siempre me remitiría al QuarkXpress de hace unos años, pero eso no es malo, porque hablamos de una aplicación que era el estándar de la industria.

Al retomarlo para maquetar ¡Emboscada! me he encontrado otra vez con muchos de sus puntos fuertes y débiles, a los que intentaré hacer un breve repaso.

En primer lugar, en el flujo de trabajo puede ser muy ágil, siempre y cuando tengas definida una buena plantilla, con las páginas maestras adecuadas. En mi caso me encontré con parte del trabajo ya hecho, debido a mi frustrado Patreon. Mi plantilla para módulos ya contaba con el papel de las páginas, los márgenes, la numeración y los fondos para las cajas de PNJs. Crear todo eso puede llevar algo de tiempo la primera vez, pero luego resulta muy práctico porque los juegos de rol siguen una estructura de dos columnas bastante común.

Scribus permite que generemos nuevas páginas y les asignemos las maestras en las que se van a basar en un par de clicks. Ya hablé un poco sobre este tema en otros artículos pero no está de más repetirlo. Con las guías resulta sencillo colocar después las cajas de texto o ubicar las de imagen. Para mi gusto la mejor forma de trabajar es separar cada elemento en una capa, empezando por el texto y siguiendo por cada ilustración o caja de PNJ. De esta forma podremos bloquearlas cuando terminemos de trabajar con ellas y no nos arriesgarnos a mover algo que no corresponde. Puede hacerse un poco pesado acostumbrarse a cambiar a cada capa para editar, pero ahorra muchos quebraderos de cabeza.

La única excepción en este módulo han sido las cajas de PNJs, que están construidas cada una con todos sus elementos en una misma capa. Lo hice así para poder seleccionarlos, agruparlos y moverlos entre páginas con más facilidad. También porque con un simple "Duplicar capa" obtienes una nueva con todo listo, salvo el texto que quieras cambiar.

Algunos hallazgos de este último diseño han sido, por una parte las letras capitulares, que me parecen muy adecuadas para la ambientación medieval fantástica. En este caso solo hay una por lo corto de la aventura. Mi primera intención era incluirla como una imagen, pero Scribus ya tiene previsto este detalle gráfico y se puede incluir en cualquier párrafo solo con editar su estilo en la ventana Estilos > Estilos de párrafo > Efectos de párrafo. Eso dará a la primera letra el tamaño grande que queremos, pero lo verdaderamente divertido es darle un aspecto gótico, y para eso hay que cambiar la fuente. La manera más fácil es pulsar botón derecho sobre la caja de texto y pulsar Contenido > Editar texto en el editor de historia..., que nos permitirá un control más al detalle de cada carácter.

Por último, otro descubrimiento son las capacidades de dibujo del propio Scribus. En las cajas de PNJs, los "filetes" rojos con un degradado que hay bajo el título no han sido insertados en GIMP, sino que son líneas vectoriales creadas en el mismo programa. Esto facilita meter secciones de texto de mayor o menor longitud porque ya no hay que preocuparse por calcular la distancia y editar el fondo base, solo colocarlo y luego copiar y pegar las separaciones donde deseemos. El resultado final puede acercarse mucho a lo que se ve en los manuales de D&D, como se ve en la imagen anexa (que pertenece a otro proyecto).

Y eso es todo por ahora. Si os interesa que comente más cosas sobre este fantástico programa, decídmelo en los comentarios.


4 comentarios:

  1. Hablando de Scribus. Recientemente, maquetando cierto libro, descubrí un grave problema con las notaciones a pié de página. Me comuniqué por el foro de Scribus y me confirmaron que efectivamente es una característica beta en la última versión. Aún así se pueden usar pero cualquier corrección de las mismas puede ser un dolor de cabeza.
    Otro tema es el de las cajas de texto, por ejemplo, si quieres usar una gran cantidad de texto y hacer que fluya por las páginas (por ejemplo un libro) vas a tener enormes problemas para mover el documento, independientemente del ordenador que tengas. Esto te impide importar desde el texto en word/open/Libreoffice, por ejemplo, y que las correcciones se actualicen en Scribus. El truco está en partir el texto en trozos (capítulos en mi caso), y poner mucha atención a usar estilos. Es algo fundamental si quieres realizar cambios en textos muy grandes (como tipo de letra, tamaño y valores avanzados) Al estar el texto en trozos, esto no se soluciona con un "seleccionar todo". Además de esto en el propio texto recomiendo que las cursivas negritas tengan su propio estilo.
    Estos son el tipo de cosas que te encuentras en un programa como Scribus y que supongo que a nivel profesional son intolerables. A nivel amateur son menos importantes (tolerables o llevaderas), pero pueden ser molestas y requieren un poco de perspectiva "activista": es un programa gratuito hecho por gente que no gana dinero con él.
    Para mi Scribus es junto con Blender (para mi este es perfectamente profesional), open/libre oficce, Krita e inkscape, la punta de lanza de los programas libres, grandísimos trabajos.
    Por otra parte hay alternativas profesionales de pago a la altura de inDesign y Photoshop como son los productos de Affinity Designer y Photo a un coste de 60 € con licencia perpetua (estuvieron a 30 en blackfriday) que reemplaza a la perfección a la suite de Adobe en el 80% de los usos profesionales que se le van a dar (adobe está al borde de ser un monopolio).
    En cualquier caso, creo que los usuarios deben de ser algo activistas y buscar alternativas y no resignarse como ovejas a lo que les ponen delante de la cara.
    Por cierto, gracias por descubrirme Scribus.

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que me encantaría tener algún tipo de guía. He estado mirando, y todo lo que he encontrado me resulta farragoso, o complicado para alguien que comienza.

    Creo que las guías tienen un problema gordo, y es que van introduciendo todos los elementos de una forma gradual, pero sin idea de un producto final. Al final, sabes hacer muchas cosas, pero que resultan muy complicadas a la hora de poner en marcha en un manual.

    Por ejemplo, a mi me gustaría tener una guía que me permitiese, primero, crear las plantillas para pasar todo un documento de texto con sus capítulos.

    Luego, una guía para, en esas plantillas, poder meter tablas.

    Luego, una guía para, en esas plantillas, meter lo que comentas de fichas de personaje.

    Lo mismo para las imágenes.

    Etc... sino, o te peleas durante mucho tiempo, o sin haber hecho nada acabas desistiendo, como me ha pasado a mi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me lo apunto para próximos artículos. Lo que comentas se puede hacer, aunque en muchos casos requiere ajustes manuales. Por ejemplo, es posible crear una plantilla vacía de 100 páginas a doble columna y ahí volcar el texto completo de nuestro juego. Pero las divisiones por capítulos y los ajustes de las cajas de texto de cada página para insertar imágenes y tablas hay que hacerlas individualmente. Aunque es normal porque cada libro puede variar mucho en estructura. De todas formas creando unos estilos para los títulos, subtítulos y demás, se aligera bastante el trabajo.

      Lo dicho, intentaré escribir unos pequeños tutoriales para cada tarea, usando un proyecto real, por ejemplo la maquetación de un módulo como el último que he publicado.

      Un saludo.

      Eliminar
    2. Pues sería una ayuda tremenda!

      Eliminar

| Designed by Colorlib