inspiraciónmedieval fantásticotaller de escritura

Escribiendo una aventura desde cero: Escamas de dragón (II)



Elaborando la trama
Con el punto focal ya establecido, ese cajón que esconde escamas de dragón y que los jugadores deben custodiar, tocaba desarrollar un poco más la trama. Si lo que pretendía es crear un one-shot no hacía falta ir mucho más lejos, podría resolverse con un robo, el asalto de un grupo de ladrones o contrabandistas rivales que tratan de hacerse con el botín, por ejemplo. Eso daría pie a una persecución a caballo, con combates en lo alto de una carreta en movimiento, que siempre resulta muy espectacular. Sin embargo, en la tormenta de ideas inicial habían surgido algunas sobre las que merecía la pena ahondar. ¿Estaban los protagonistas trabajando sin saberlo para un grupo rebelde que lucha contra un dirigente tiránico?

Aunque ellos no estuviesen implicados políticamente, podían verse envueltos en el conflicto sin pretenderlo, o al menos darse de lleno con la situación de la ciudad y verse empujados a decidir. ¿Tomarían partido o se mantendrían ajenos a todo, cobrando por su trabajo y desapareciendo? Por mi parte tenía claro ya que el gobernante de la ciudad era el villano en la sombra, pero no podía proporcionar esa información desde el principio.

En ese punto tuve una nueva inspiración, desechando la idea del robo fortuito por algo más dramático. Sería el gobernante de la ciudad, al que llamé "el Burgomaestre" (un término antiguo para denominar a los alcaldes en Alemania y Países Bajos) el que estaría detrás del intento de robo del cajón con escamas de dragón. Su intención, emplearlas para lo mismo que los rebeldes: crear armaduras extremadamente resistentes, pero ¿cuál sería su objetivo final?

Fue entonces cuando el mundo real vino de nuevo al rescate. Un gobernante democrático que se niega a abandonar el poder al final de su mandato... resulta familiar ¿verdad? ¿Qué pasaría si el Burgomaestre no ocupase el cargo de forma vitalicia, sino que le fuese otorgado temporalmente (seis años, por ejemplo) por un Consejo Elector, formado por los representantes de cada barrio de la ciudad? Lleva tiempo manejando todo con puño de hierro (de ahí la existencia de los rebeldes) pero quizá la tentación de permanecer en el sillón de mando más allá del tiempo establecido es ahora demasiado grande. Por eso resultaría lógico que necesitase una fuerza militar de élite, una unidad de choque equipada con las armaduras de dragón, para aplastar al Consejo e instaurar un régimen dictatorial.

La trama quedaba mucho más cerrada con todos estos detalles, pero seguía habiendo un problema. Los jugadores podían decidir ignorar la conspiración, sobrevivir al primer choque y marcharse a pesar de todo, así que anoté dos posibles comienzos de la historia, dependiendo del tipo de grupo y de su grado de implicación previsto: en uno, eran contratados para proteger el cajón, en otro, eran los encargados de robarlo. En el segundo caso, para cuando descubriesen que habían estado trabajando para facilitar un golpe de estado, ya sería tarde. La sensación de que debían enmendar su error les llevaría a los siguientes capítulos de la aventura, es decir, dar caza a los hombres del Burgomaestre y recuperar las escamas de dragón... al menos en teoría.


Continuará...


Photo by David Clode on Unsplash

3 comentarios:

  1. Me gusta el giro del burgomaestre que decide que su mandato no debe terminar "por el bien de su pueblo"... Alguien que yo me se lo hubiese arreglado con unos polvillos en el té de cualquier persona que se opusiese, escamas de dragón molidas quizás valiese :D

    Interesante leer el proceso mental que sigues al pensar en una historia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El burgomaestre está más inspirado en Trump que en Putin, son estilos diferentes de intentar quedarse en el poder, aunque en el fondo es lo mismo. El envenenamiento sistemático de rivales daría para otra aventura.

      Eliminar
    2. Mas que nada lo decía porque al margen de que Trump logre perpetuarse, Putin lo ha conseguido de manera espectacular, me refería más al método que al personaje. Supongo que no sería difícil imaginar a un Trump burgomaestre, creo que ayudaría al master a la hora de interpretar al personaje XD

      Eliminar

| Designed by Colorlib