ambientacionesdiario de diseñodieselpunk

Diario de Diseño: Pájaros de Metal (dieselpunk-postapocalíptico)



En el futuro, los seres humanos nacen y mueren en enormes fortalezas volantes que nunca tocan tierra. Nuestro mundo fue arrasado hace varios siglos por una catástrofe que lo dejó cubierto de nubes tóxicas y poblado de criaturas monstruosas. Ahora las diferentes facciones supervivientes envían a sus mejores pilotos, acompañados por exploradores enfundados en armaduras de combate, para saquear los últimos recursos de lo que antes era la civilización.


Pájaros de Metal es una ambientación que desarrollo en mis ratos libres y que mezcla algunas de las cosas que me apasionan, como el postapocalipsis, los seres extraños creados por catástrofes misteriosas, la búsqueda a través de ruinas olvidadas y las enormes máquinas de guerra. Está inspirada en parte por los aviones imposibles de Miyazaki, las islas flotantes, la II Guerra Mundial, los animes de mechas y muchas otras referencias muy reconocibles.

En mi imaginación los protagonistas viven inmersos en sociedades muy militaristas, que tienen como único objetivo la supervivencia y la conquista, lo cual pasa obviamente por enfrentarse con las otras facciones de "estados del aire" y aplastarlas. La tecnología se va quedando obsoleta y es mantenida por mecánicos especializados que no comprenden muy bien cómo ni por qué funcionan las aeronaves o las armaduras, pero repiten de manera ritual lo que les enseñaron sus antecesores. De ahí que sea tan importante rescatar todo el material posible del "viejo mundo" y cada fragmento de conocimiento sea un tesoro. Además de batallas en las alturas entre cazas y bombarderos habrá choques entre las unidades de infantería acorazada desplegadas en la peligrosa superficie bajo el manto de nubes. Y todo bajo la amenaza constante de multitud de criaturas, terrestres y voladoras.

Aún quedarían muchas más cosas que perfilar y secretos que descubrir, como qué hay de cierto tras la catástrofe que volvió nuestro planeta inhabitable, la organización en forma de órdenes de caballería o las cacerías de monstruos como forma de subsistencia, pero hablaré de ello más adelante.

En la parte más "técnica", en este juego he querido experimentar con un sistema nuevo basado en cartas de póker, que por algún motivo siento que encaja muy bien con esa idea de pilotos de aeronaves encarándose como en la Batalla de Inglaterra, mientras por otra parte hay operadores de armaduras de combate en duelos pseudo-medievales. A grandes rasgos, los jugadores se enfrentarían sacando alternativamente cuatro cartas de una baraja, teniendo que sumar más que su oponente para vencer en cada asalto. Las diferentes clases de personaje podrían alterar las cartas sobre la mesa, por ejemplo el arquetipo Punta de Lanza podría sacar una carta extra y descartar la menor, el Incursor robaría una carta de su oponente y la sustituiría por una suya, el Bastión apoyaría a otro jugador donándole una carta propia... Hay algunas limitaciones, por ejemplo que este tipo de habilidades no podrían afectar a las cartas que son figuras, solo a las normales. Queda probarlo y ver cómo resultaría en mesa, pero me gusta que no se parezca a nada, quizá un poco al sistema de Castillo de Falkenstein.

El concepto de Pájaros de Metal no creo que dé como para un juego largo pero sí para un minijuego de unas pocas páginas similar a Ghost Lines o Lady Blackbird (tampoco oculto mis influencias ahí). Os seguiré informando a medida que avance en su desarrollo.



7 comentarios:

  1. Tiene muy buena pinta. Se nota que te tiran los ambientes postapocalípticos en que la maquinaria gargantuesca juega un rol crucial (recuerdo Leviatrén).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón. Yo mismo temo repetirme demasiado, jaja.

      Eliminar
  2. Me gusta la idea de las cartas, rol y juego de carcas (casi) en un solo pack. No voy a preguntarte por cualquier cosa lógica a cerca de la tecnología -punk, después de tantos años empiezo a entender que, simplemente, no hay que hacerlo. esperando por más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juego de carcas es una definición preciosa para el rol, me la apunto. Haces bien en unirte a la logia de la no-lógica, la terminología, que sé que te encantan los palabros, es "suspensión de la incredulidad". Mejor simplemente disfrutarlo, jeje.

      Eliminar
    2. XDDD dedos de excomunión

      Eliminar
  3. Pues me mola, la idea de andadores pesados/bípodes o exo armaduras me llama (más que los mechas kilométricos todo he de decirlo). Hay una ambientación que hacía un chico hace mucho, Ferroburgo que tenía una premisa similar, ambientado a finales del siglo XIX o principios del XX, la tierra estaba inhabitable y alguien construyó una ciudad flotante, muy a lo rapture, pero estaba medio en ruinas y había armaduras de combate, criatruas voladores y bueno, a veces se hacían expediciones en tierra. Seguiré muy de cerca el proyecto que me mola^^.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal y como lo describes es tal cual. Voy a tener que investigar sobre Ferroburgo, no sea que me repita sobre algo ya hecho. Me alegro de que te guste. Un saludo.

      Eliminar

| Designed by Colorlib