aventurasfantasíahistoria alternativaHorrorama

Aventura: Bring me the Disco King (VI)


SIGUIENDO LAS PISTAS
Por una vez no hay ningún misterio acerca de quién ha secuestrado a Irina y Miki, pero a pesar de ello, encontrarlos en una ciudad tan grande como Nueva Nueva York puede ser un reto igual de difícil. La primera incógnita será descubrir dónde están el Duque Blanco y Saint John en esos momentos.

Emir, el hermano de Davor, puede informarles acerca de dónde vive el Duque, si ellos no lo saben ya (al fin y al cabo, son neoneoyorkinos de nacimiento y es una conocida figura pública). También les hablarán de los dos locales de moda donde para: el Riff Raff Theater, un teatro que programa obras experimentales, y el Mogul, un bar subterráneo clandestino para criaturas que está abierto las veinticuatro horas del día.

Dependiendo de a dónde se dirijan habrá una serie de personajes con los que pueden contactar para ir reuniendo las piezas del puzle:

Si se acercan al piso de Manhattan del Duque, descubrirán que hay una larga cola de fans que espera en la puerta y son rechazados uno tras otro por los corpulentos guardaespaldas. A los ojos humanos son solo humanos, pero para cualquiera con visión sobrenatural, aparecerán como ogros de espalda pétrea y enormes brazos rocosos. En esa cola se cruzarán con Jerome Charikis, un hombrecillo calvo y gestos nerviosos, ratoniles, vestido con una gabardina gris. Verán cómo los matones le empujan a la calle mientras él se queja y grita que lo que está haciendo es peligroso. Si hablan con él, les contará que ha descubierto que el Duque está haciéndose con todo el hielo negro que puede. Según sus estudios, no solo su uso continuado puede provocar adicción, sino que si se rompe, fragmentos pequeños ingeridos o inhalados por los sobrenaturales podrían tener consecuencias peores, e incluso la muerte. Charikis sospecha que el Duque pretende usar el hielo como regalo o soborno para afianzar su poder en la ciudad.

Otra persona que pueden encontrar en la cola, si se detienen a buscar más información allí, será Bernadette. Se trata de una chica negra, de aproximadamente veinte años y un voluminoso peinado rizado, que acaba de mudarse desde Nueva Orleans para tratar de encontrar trabajo. Su poder es pintar murales que cobran vida durante unos instantes, con los que cuenta historias y hace pequeñas exposiciones. Su intención era conseguir una entrevista con el Duque para participar en alguno de sus proyectos artísticos, pero otras personas de la fila le han dicho que el único al que han visto últimamente ha sido a Saint John. Al parecer cargó varios maletines en una furgoneta y dobló hacia el norte, quizá hacia la comuna Starchild, en el parque Harriman.

Por el contrario, si visitan el Riff Raff, lo encontrarán casi vacío, si es de día. Se accede a él a través de una puerta azul metálica ubicada en un callejón de mala muerte. El escenario del teatro es diminuto, lo mismo que el espacio para sentarse. Solo un puñado de actores estarán ensayando las obras. Lo único positivo es que será muy fácil entrar y hacer preguntas. De noche será al revés y estará tan abarrotado que será difícil moverse y encontrar una silla, aunque habrá muchas más personas a las que interrogar. El acomodador, Mushnik, será el más hablador de todos. Es un chico delgaducho y tímido que lo apunta todo en una libreta. Tiene el don de leer emociones superficiales de la gente, lo que le ayuda a saber cómo contentar a las personas, o si debe evitarlas. Tanto él como los actores regulares les dirán lo mismo, hace bastante que no se ve al Duque y todos asumen que está preparándose para la fiesta de reapertura de Studio 57. Es amigo personal de los dueños y se le espera sin falta.

Finalmente, si tratan de encontrar el bar Mogul, tendrán que acceder a él a través de una galería oculta en las rejillas de ventilación del metro. Con sus arcos y sus azulejos blancos y verdes, tiene el aspecto de ser una antigua estación secreta abandonada, de la época en la que se comenzó su construcción, a finales del siglo XIX. Al tratarse de un local para sobrenaturales, está siempre abierto, para contentar a diurnos y nocturnos. Dependiendo del momento que elijan pueden toparse con criaturas de uno u otro ámbito... sin embargo no tendrán tiempo de preguntar a nadie. Su investigación ha llamado la atención de los hombres del Duque, que se encararán con ellos y les perseguirán a través de los túneles para darles una lección (plano y fichas de los personajes, al final).


No hay comentarios:

Publicar un comentario

| Designed by Colorlib