II Guerra Mundialvideojuegos

Kards (PC), el juego de cartas de la II Guerra Mundial


Kards es uno de esos títulos de Steam que parece mentira que sean gratuitos. Se trata de un juego de cartas ambientado en la II Guerra Mundial, con un sistema muy reconocible basado en el clásico fuerza/resistencia, pero adaptado a las unidades militares reales de la época. Hay infantería, blindados, aviones, artillería... A las habilidades especiales de cada una de ellas habrá que sumar las particularidades de los países en conflicto. Resulta fácil de aprender y pronto te pica el gusanillo de preparar una baraja con las mejores combinaciones que se te ocurren para tratar de ser imbatible en la arena online.

A primera vista la interfaz me pareció un poco espartana, quizá porque lo poco que recordaba en este género era el colorista Hearthstone. El apartado gráfico de Kards es más de mi gusto, con ilustraciones basadas en carteles de propaganda de la época, algunos verdaderas obras de arte, como los soviéticos. La sensación que transmite es de juego limpio y claro. Las reglas se explican por sí solas en las propias cartas, así que a los pocos minutos puedes estar echando una partida con total confianza. Para cualquier jugador de Magic o similar será un paseo comprenderlas.

El jugador comienza con un punto de recursos, que va incrementándose en uno turno a turno. Con ellos se pueden sacar unidades, que pasan a la línea trasera o de apoyo. Tanto moverlas como atacar con ellas cuesta puntos, y quedarse a cero en un momento delicado puede ser letal. Si queremos que dañen el cuartel general enemigo tendremos que hacer que avancen a la línea del frente, que siempre estará en disputa entre ambos bandos. Obviamente, no se queda todo en un intercambio de disparos en el medio. Algunas cartas pueden atacar sin restricciones de distancia, como la artillería o las unidades aéreas. Otras pueden cubrirse entre ellas, inmovilizar al enemigo, tener un extra de aguante por su blindaje... o podemos usar "cartas de evento" para potenciarlas, destruir directamente las del contrario con bombardeos, "sabotearlas" o incrementar los puntos de vida de nuestra base cuando nos veamos apurados. Todo depende de nuestro estilo de juego y de cómo construyamos nuestra baraja. Y de la suerte, claro está.

Algunos de los aspectos que más me han gustado son los rasgos específicos de cada país. Por ejemplo, los japoneses disponen de muchas unidades que se "vengan" del enemigo haciendo daño a su cuartel general cuando son destruidas. Los rusos son muy numerosos tanto para defender como para atacar en oleadas, los franceses introducen a la Resistencia en tu propia mano... También es un acierto la posibilidad de crear la baraja con dos naciones como aliadas, que aunque históricamente resulten aberrantes (¿japoneses y británicos luchando juntos?), dan más versatilidad.

Por último, hay misiones diarias para obtener la moneda del juego, que permite comprar packs de cartas nuevas. Estos sobres aleatorios aumentarán nuestra colección y nos harán más potentes en batalla. También recibiremos cartas por ir subiendo de rango y completando objetivos. Es un alivio no estar obligado a comprarlas con dinero real, la progresión es más lenta así, pero creo que el juego es perfectamente disfrutable en modo gratuito. Lo mejor es que en ningún momento he sentido que sea un "pay to win" en el que cada dos por tres aparezcan jugadores con barajas llenas de cartas de élite de pago que te pasen por encima. Todo se mantiene bastante equilibrado y es de agradecer.

Resumiendo, un buen juego para los aficionados a la estrategia que prefieran los conflictos bélicos reales a la fantasía. Gratuito, accesible y con muchas posibilidades. Muy recomendable.


1 comentario:

  1. Totalmente de acuerdo, en especial que no es un juego abusivo, tienes acceso a las cartas sin restricciones y gratuitas y hay continuas oportunidades de conseguir créditos sin necesidad de pagar dinero. El juego es divertido y muy dinámico (para ser un juego de cartas)

    ResponderEliminar

| Designed by Colorlib