3 mar. 2020


Una maldición ha caído sobre la tierra de Cvstodia, poblándola de criaturas devotas y monstruosas. Solo tú, el Penitente, has sobrevivido para purgar los pecados armado con tu espada, Mea Culpa.

Es inevitable sentir una combinación de fascinación y horror al contemplar el arte original del videojuego Blasphemous, desarrollado por el estudio sevillano The Game Kitchen. Enrique Cabeza, como director de arte, y Juan Miguel López Barea y Jesús Campos Jiménez "Nerkin", como ilustradores, son los principales responsables del aspecto extraño, a medio camino entre la imaginería religiosa cristiana y una pesadilla de Clive Barker, que lo envuelve todo. Las referencias a la Semana Santa de Sevilla se mezclan con leyendas tradicionales, obras de arte clásicas, catedrales y pueblos de nuestra geografía, todo visto bajo un prisma degenerado y terrorífico.

Lo que más me ha gustado de este proyecto no es el juego en sí, aunque soy fan del género, sino su capacidad para demostrar que no está todo dicho dentro de la fantasía medieval. Siempre se pueden crear cosas que impacten y sorprendan, y la inspiración a menudo está más cerca de lo que uno cree.





 



 


1 comentarios: