7 mar. 2020


Hoy retomamos nuestra sección de cocina, de nuevo con una receta sencilla para reemplazar en lo posible las bolsas de patatas fritas y la bollería en nuestras reuniones roleras. El muesli apareció en Suiza a principios del siglo XX y desde entonces ha evolucionado mucho, variando en ingredientes y preparación dependiendo del país. Aunque suele tomarse en el desayuno, también es perfecto como merienda saludable.

Muesli
Lo único que hace falta para preparar esta receta es mezclar los siguientes ingredientes en las proporciones indicadas, aunque como veremos al final, hay algunas variantes interesantes.

Ingredientes:
  • Cereales (50%): Suele ser la mitad de la receta, y sirven copos de maíz, de avena o de trigo. Lo mejor es prescindir de los industriales de las marcas típicas y usar otros que tengan menor contenido de azúcar, para no estropear lo "sano" del conjunto. En muchos supermercados hay bolsas a granel.
  • Frutos secos (20%): Almendras, nueces, avellanas, cacahuetes... Si lo vas a preparar para otros, pregunta primero si alguien es alérgico.
  • Frutas deshidratadas (20%): Aparte de las típicas pasas, se venden bolsas con mezclas de frutas de todo tipo para abrir y echar, más práctico imposible.
  • Semillas (10%): Para mí es opcional, pero también se pueden añadir pipas de girasol o de calabaza.

Cuando esté todo mezclado se puede guardar en un tarro de cristal hermético para sacarlo cuando nos apetezca. Durará unas 2 semanas, aunque obviamente los ingredientes más sensibles a la humedad como los copos de avena variarán algo de textura y no estarán tan crujientes.

Opciones:
Otra alternativa es echar unas cucharadas de miel a la mezcla, remover y hornear durante unos minutos, con cuidado para que no se queme, con lo que obtendremos una granola en vez de muesli.

Es muy común añadir frutos del bosque o fruta fresca (manzana, pera, plátano, kiwi, fresa) cortada en dados, pero lo haremos justo cuando vayamos a servirlo.

En la mesa:
Para servirlo, echaremos un yogur natural en un bol y después añadiremos el muesli al gusto. Algo a tener en cuenta es que, como en todo en esta vida, el peligro está en el exceso. No hay que abusar de esta merienda si no queremos salir rodando de la partida.


Photo by Hanny Naibaho on Unsplash

0 comentarios:

Publicar un comentario