22 nov. 2018

1

El NaNoWriMo está acaparando todas mis horas de escritura diarias, pero no quiero dejar pasar el mes sin traer algo interesante al blog. En este caso, relacionado con la labor —titánica, agónica, tortuosa— de la escritura.

Hace unos años, alguien tocado por un rayo de inspiración decidió subir al mismo escenario a George R.R. Martin y Stephen King, dejando que el primero entrevistase al segundo durante casi una hora. Entre los temas que sacaron, el que más nos interesa (y seguro que a Martin también) es qué secreto tiene King para ser tan prolífico.

La respuesta, para los impacientes, fue que hace falta establecer una rutina y unos objetivos, en su caso dedicando tres o cuatro horas al día para llegar a su meta de seis páginas. Al cabo de un par de meses, si todo sale bien, esa disciplina férrea le permite completar un nuevo manuscrito.

Mi propia fórmula, al menos para el NaNoWriMo, se resume en algo similar.
  • Planificar qué se va a escribir cada día, saber con claridad el qué, el cómo y el cuándo de la escena que vamos a desarrollar.
  • Establecer una rutina, no esperar a la inspiración.
  • Si una escena no sale, pasar a la siguiente, o a la que más nos motive. Hay que escribir entusiasmado.
  • No revisar lo escrito, ya habrá tiempo al terminar.
  • Aparcar la autocrítica, el peor asesino de tiempo para un escritor.
Como extra, recordemos las palabras de Hemingway: "El primer borrador de todo siempre es una mierda". Por tanto liberémonos de la presión y dediquémonos a escribir y mejorar.

La entrevista completa, aquí:

1 comentarios:

  1. Interesante (y divertida) entrada con video. Es cachondo el asunto, porque Martin ha escrito lo suyo, aunque digan que es lento.
    Confieso, yo la verdad es que repaso lo último escrito (y lo corrijo algo) para poder reentrar en calor de tecleado.
    Como ahora se ha puesto de moda este simil, yo me considero más de brújula y tú creo que eres más de mapa.Aunque la brújula y el mapa creo que son interdependientes, como brújulo me ayuda el siempre adelante,escribir, es como correr, una vez cogido el ritmo en una sesión aparecen las ideas, pero hay que aguantar hasta que los dedos empiezan a moverse solos.
    Gracias por compartir esta entrevista, genial.

    ResponderEliminar