sábado, 7 de julio de 2018


Un ensayo visual y narrativo, informal e improvisado, sobre el proceso creativo en el rol a través de diez años de partidas, pruebas de sistemas de juego de la Sociedad del Dado Cornudo y Ediciones Frankenrol. Ilustrado con decenas de bocetos y dibujos de personajes, improvisados durante las partidas, a color, analógico y digital, tinta, lápiz, modelado 3d, etc.
“Poniendo cara a las ideas” es un libro con el que no puedo ser imparcial, ya que los diez años que se narran a través de sus páginas los he vivido en primera persona, compartiendo mesa de juego con su autor y buen amigo, Juan Vidal. Mientras le observaba, sesión tras sesión, dibujando en sus libretas o ilustrando sus hojas de personaje con retratos en los más variados formatos, no imaginaba que un día vería todo su trabajo reunido y publicado en papel. Al tener entre las manos este pequeño libro rojo no puedo evitar sentir orgullo y una punzada de nostalgia. “Poniendo cara…” no es sólo un compendio de arte, sino también un repaso emotivo por una década de rol en la que nos hemos visto envueltos en multitud de aventuras y proyectos, algunos que han acabado saliendo a la luz, y otros tantos que se han quedado en el tintero. En cualquier caso, una crónica que cualquier rolero puede disfrutar y en la que puede verse reflejado.




Lo primero que llama la atención al hojearlo es la variedad: desde el color al blanco y negro, de experimentos pictóricos a líneas y entintados espartanos, desde páginas minimalistas hasta alardes de grafismo en 3D. Juan siempre se ha caracterizado por cambiar con mucha rapidez de estilo y herramientas, para evitar aburrirse, como él mismo confiesa. Uno no sabe qué esperar de una página a otra y eso juega en favor de un tomo que puede parecer corto a simple vista pero está lleno de matices. La maquetación huye también de lo monolítico, buscando espacios y maneras nuevas de presentar cada sección, siguiendo con el espíritu del juego del que se habla, tanto en lo cromático como en su estructura.



Otro elemento que ayuda a prolongar la vida de esta obra y favorece múltiples relecturas son los textos. Cada ilustración está acompañada de pequeñas anécdotas, fragmentos de relatos o crónicas de partidas… incluso en algunas páginas se pueden ver de fondo las fichas de personaje reales que se emplearon en las mismas, un detalle que personalmente me encanta. No se trata de reseñas exhaustivas ni de una explicación pormenorizada del proceso del artista, sino más bien de un viaje personal y emocional a través del mundo del rol. Juan siempre se ha considerado, probablemente por una injustificada modestia, un recién llegado a la afición, diferenciándose de los que empezaron a jugar en los 80 o 90. Esa perspectiva le ha ayudado a abordar el papel de jugador y máster de una forma original e irreverente que queda plasmada aquí.


Para aquellos que se entretengan con la arqueología rolera o descubriendo imágenes inéditas, “Poniendo cara a las ideas” incluye menciones a prototipos de juegos que no han sido publicados todavía, como Wormwood, Tzernoghast o Baraka, entre otros. Los personajes que participaron en las pruebas de juego de Embelyon, Horrorama o Marte Satánico también tienen su pequeño rincón. Como decía antes, se trata sobre todo de la visión del autor de esos momentos y partidas en concreto, más que reseñas al detalle, pero a pesar de ello es un proceso interesante de seguir.



Seguramente me dejaré muchas cosas por mencionar, como las incursiones de Juan en el mundo del cómic o la sci-fi (no por nada es el autor de la colección de relatos Pingüinos en el Espacio) pero prefiero reservar alguna sorpresa. Espero que las imágenes que acompañan estas líneas sean al menos un buen aperitivo.

En conclusión, un libro de ilustraciones que gustará especialmente a los fans de esta afición nuestra, aunque aquellos que no estén familiarizados con los juegos de rol también pueden disfrutarlo. Quizá no capten todas las referencias, pero sus textos son lo bastante amenos y accesibles como para que puedan divertirse igualmente con ellos. Ochenta páginas a color que son para mí un pequeño tesoro, una labor hecha con mimo, atrevimiento y cierto punto de locura. Resumiendo, el trabajo de un verdadero artista. No os lo perdáis.

Título: Poniendo cara a las ideas
Año: 2017
Autor: Juan Vidal
Formato: Tapa blanda, color
Páginas: 80
Amazon: http://amzn.eu/iM9m8qX

Las fotografías para esta reseña han sido realizadas por Marta Rodríguez.

Si te gusta el contenido de este blog, puedes invitarme a un café:
Buy Me a Coffee at ko-fi.com
Siguiente
Éste es el post más reciente.
Entrada antigua

0 comentarios:

Publicar un comentario