jueves, 8 de septiembre de 2016


El formato ePub es uno de los más utilizados en libros electrónicos y aunque probablemente no sea la mejor opción para publicar un juego de rol, he querido hacer un breve acercamiento a él por si resulta de utilidad para otros aspirantes a novelistas. En este artículo me centraré sobre todo en el programa Sigil, para mi gusto la mejor alternativa a la hora de maquetar en este formato.

Consideraciones previas
Un ePub no es más que un conjunto de páginas web comprimidas junto con su hoja de estilo y algunos ficheros que definen su estructura. Sabiendo esto, comprenderemos por qué no se ven manuales de rol en ePub y sí en PDF: aunque se puede hacer prácticamente de todo con HTML y CSS, reproducir el aspecto "de imprenta" es un trabajo demasiado laborioso. Además, aquellas personas que quieran leer rol en formato digital es más probable que lo hagan en una tablet que en un lector de tinta electrónica. Así pues, el ePub se reserva normalmente para novelas, cuentos y similares. Si ese es el medio que nos interesa, estamos de suerte.

Interfaz y toma de contacto
Al abrir Sigil por primera vez nos recordará en cierta forma a un procesador de textos, con herramientas para dar formato en la parte superior, un espacio para el texto en el centro, un explorador de archivos a la izquierda (Explorador del libro) y una tabla de contenidos a la derecha. Si queremos verlo más claro, en vez de comenzar con un documento vacío podemos descargar un ePub cualquiera y probar a abrirlo. Nos encontraremos con la portada y al hacer click en cualquiera de los elementos de la lista de la izquierda, se nos irán abriendo los diferentes capítulos. De hecho ésta es una buena forma de comenzar a aprender a maquetar (y la que yo recomiendo): elegir un ebook cuyo diseño nos guste, abrirlo y usarlo de base para crear el nuestro.

Llegados a este punto cualquiera que haya diseñado páginas web reconocerá qué es Sigil en realidad: un editor WYSIWYG ("What You See Is What You Get"), que oculta el código HTML y deja al usuario preocuparse sólo por el aspecto. El menú superior permite realizar de forma sencilla muchas tareas que serían un engorro, como introducir los metadatos o crear el índice. La única pega es que si queremos aspirar a algo más artístico o solucionar problemas de verdad (por ejemplo sanear un ePub creado con Calibre), puede que nos haga falta saber de HTML y hojas de estilo CSS, al menos a nivel básico.

Preparando el material
Lo primero que necesitaremos será nuestra novela, en el formato que prefiramos, doc, odt o txt, pero como mínimo dividida en capítulos. Como ya hemos visto al abrir un ePub en Sigil, se espera que cada capítulo vaya en un archivo xhtml independiente. Nada impide volcar todo el texto de una vez, pero con vistas a organizarlo todo mejor y generar la tabla de contenidos de forma eficiente, es mejor separarlo.

El trabajo será algo repetitivo al principio: añadir un fichero HTML (Fichero > Añadir > Fichero HTML en blanco), copiar el texto del capítulo desde nuestro documento y pegarlo en la página. Es importante pegarlo como texto sin formato, algo que el propio Sigil nos preguntará con una ventana de diálogo. Si lo hacemos así evitaremos "arrastrar" estilos de nuestro procesador de texto o desde páginas web (si es que hemos copiado algo de allí), que puedan contaminar nuestro ePub y estropear su aspecto.

Cuando hayamos terminado con el texto, desde el menú Formato > Encabezamiento o los botones "h1", "h2", etc, podremos señalar los títulos. Esto nos ayudará más adelante al crear el índice.

El menú Herramientas contiene todos los pasos a seguir a partir de aquí. Añadir una portada creará un xhtml específico y nos permitirá elegir un archivo de imagen para subir (algunos lectores tienen un bug con tamaños de más de 1000px de altura, así que habrá que tenerlo en cuenta). El editor de metadatos mostrará una ventana donde rellenar la información básica de nuestra novela. El índice de contenido generará uno en base a los encabezados que hayamos introducido en el paso anterior.

Hay más opciones pero en general éstas son las más usadas. Aparte recomendaría probar la inserción de imágenes y enlaces, accesibles desde el menú Insertar o desde los botones de la barra de herramientas.

Dando estilo, nivel avanzado
Hasta este momento no hemos tocado el código HTML en sí. Para aquellos que quieran intentarlo o ya tengan conocimientos previos, se puede cambiar a esta modalidad usando los botones Vista de libro y Vista de código. Esta última puede resultar útil para eliminar saltos de línea rebeldes o etiquetas arrastradas de otros programas, invisibles en la vista normal.

Si hemos usado un ePub de otra persona como base, podemos incluso ir a la carpeta Styles del Explorador del libro y hacer doble click sobre la hoja de estilos CSS para ver su contenido. Este fichero define el aspecto de todo el ePub y por desgracia es la única forma que existe por ahora de hacer cambios en las fuentes, por ejemplo, o hacer ajustes finos en márgenes y bordes.

Publicando
Cuando el ePub esté por fin a nuestro gusto, sólo tendremos que guardarlo y colgarlo en nuestra web o subirlo a la tienda online que nos interese. Es importante conocer a nuestro público objetivo, o más importante, el lector de ebooks que utilizan. Por ejemplo, si nuestra intención es publicar en Amazon, un paso ineludible antes de subirlo a su web es pasarlo por el Kindle Previewer. Éste programa nos dirá si hay algún error de formato, nos hará una simulación de cómo quedará en los diferentes Kindle y además nos generará un archivo mobi.

(Como apunte extra, hay muchas aplicaciones para ver nuestros ePubs en Android o PC, pero personalmente me quedo con FBReader, por su sencillez y funcionalidad.)

Conclusiones

Pros de Sigil:
  • Simplifica el proceso de edición del ePub, haciendo fáciles tareas como la inserción de metadatos, generar tablas de contenidos o incoporar una portada.
  • Con una buena plantilla CSS ya predefinida, editar nuestra novela puede ser cosa de unas pocas horas.
  • Incluye un validador que nos ahorrará muchos problemas si tenemos intención de subir nuestro ePub a Amazon.
Contras:
  • El formato ePub funciona bien para diseños sencillos, de tipo novela, pero se queda corto para publicaciones visualmente más elaboradas, como los manuales de rol.
  • Aunque Sigil intenta hacerlo todo transparente para el usuario, algunos problemas de diseño pueden requerir un conocimiento básico de HTML y CSS.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada