miércoles, 4 de noviembre de 2015


Porque la vida consiste en resolver misterios, o crearlos.

Porque hay muchas preguntas que responder, acerca de los demás o de nosotros mismos.

Porque cada página en blanco puede ser un billete de ida a un lugar lejano.

Porque muchos desconocidos que nos cruzamos por la calle merecen que les otorguemos nombres y vidas ficticias.

Porque escribiendo los días son siempre una aventura.

Porque está bien hacer nuevos amigos, aunque sean imaginarios.

Porque volcar lo que sentimos en una página a veces es la mejor terapia.

Porque si puedes, debes hacerlo.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada