viernes, 3 de abril de 2015

Fuente: Wikipedia
Desde el año 2007 quince pies humanos han aparecido en las playas que bordean el Mar de Salish, en la frontera entre Canadá y Estados Unidos. Pertenecen de forma indistinta a hombres y mujeres, predominan los pies derechos y habitualmente llegan a tierra enfundados en zapatillas deportivas. Con estos datos es natural que nuestra imaginación se dispare y pensemos en un metódico psicópata que recorre la Columbia Británica arrojando los pedazos de sus víctimas al mar. La explicación, sin embargo, podría ser más prosaica.

Ante la pregunta de por qué pies y por qué en esa zona, los expertos argumentan que los huesos del tobillo son especialmente frágiles y tenderían a soltarse por sí mismos al descomponerse el tejido. Un calzado ligero como las zapatillas aporta flotabilidad, lo que combinado con las corrientes permitiría a los restos viajar cientos o miles de kilómetros. Respecto a la localización, si observamos en un mapa la forma y la ubicación del Mar de Salish es fácil visualizarlo como una trampa natural en la que pudiesen acabar estos y otros objetos arrastrados por las mareas.

Sobre los fallecidos, la policía ha identificado a varios suicidas y personas desaparecidas. Se ha determinado que algunos de los pies encontrados en lugares y momentos diferentes pertenecían a la misma persona, lo que reduce el número total de víctimas. No hay marcas de corte en los huesos así que no se sospecha, en principio, de actividad criminal.

Sin embargo sigue habiendo puntos oscuros que invitan a la conspiranoia. No ha aparecido ninguna otra parte de un cadáver, algo que cabría esperar en un número tan alto tantos casos. No son restos antiguos sino de un periodo de tiempo muy determinado, lo que se sabe gracias a la marca y modelo de las zapatillas. Si las corrientes reunen pies en ese punto, no sería raro que pudiese suceder en otro lugar del globo, pero ninguno ha cobrado tanta notoriedad como éste.

Sea cual sea la explicación, el hallazgo de los pies del Mar de Salish es un buen material tanto para aventuras como para relatos de género negro (ya existe como mínimo una novela inspirada en el suceso). La investigación, oficial o no, puede usarse como punto de partida para historias de corte sobrenatural o policíaco neo-noir, al estilo de True Detective. Quizá los protagonistas descubran un trasfondo ritual en los crímenes o la presencia de caníbales en los bosques. Otras opciones más mundanas, pero no menos peligrosas, serían la existencia en ese territorio de un metódico asesino tipo Dexter, o una trama que involucre a contrabandistas y mafias en sanguinarios ajustes de cuentas.

Más información y listado completo de los hallazgos:
Wikipedia: Salish Sea human foot discoveries

2 comentarios:

  1. Oí esta historia hace muchos años y es francamente inquietante, aunque cuando yo la oí todavía se decía que solo pararecía un pie derecho... lo cual es todavía más desconcertante y más "antinatural".
    En cualquier caso, por muchas explicaciones que se den, es un candidato perfecto a una semilla de aventura, como dices.
    Muy interesante!

    ResponderEliminar