jueves, 12 de febrero de 2015

Cuando empecé a traducir material del inglés me encontré con algunos problemas, en concreto a la hora de resolver las dudas de vocabulario que me iban surgiendo. Estaba limitado en dos aspectos: por una parte no disponía siempre de conexión a internet; por otra, abrir los diccionarios, hacer la consulta y cerrarlos de nuevo rompía demasiado mi ritmo de trabajo. Fue entonces cuando empecé a pensar en una aplicación offline que con un par de clicks me diese las respuestas.

Mi primera intención fue buscar una extensión de LibreOffice que llevase a cabo esa tarea, pero no di con ella. Por manías personales me resistía a instalar más programas en mi sistema, pero después de probar varios (Artha también me pareció interesante) me topé con uno que cubría todas esas necesitades y más: GoldenDict.

El planteamiento de GoldenDict es muy sencillo, está pensado para ser compatible con diccionarios de terceros, que se descargan en forma de archivos, y recurre a ellos cuando hacemos una búsqueda. Aunque puede conectarse con los servicios online de traducción más populares, su mayor atractivo es que no depende de ellos y podemos trabajar desconectados con total tranquilidad.

En lo que respecta a la interfaz, mientras está funcionando se puede activar un modo "scan popup" que hace aparecer una ventana con la traducción al seleccionar una palabra en cualquier otra aplicación, ya sea directamente con el ratón o mediante un atajo de teclado.

Como uso adicional, también es posible instalarle diccionarios convencionales en nuestro idioma, de términos, sinónimos y antónimos, etc, que nos echarán una mano a la hora de buscar alternativas en nuestros escritos.

Enlaces relacionados
Página oficial de GoldenDict
Diccionarios gratuitos de Babylon


 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada