jueves, 1 de enero de 2015


Que cada pliego de papel sea un mapa del tesoro, cada viaje un descubrimiento, cada ruina oculte un secreto y cada mansión abandonada un misterio.

Que nuestra espada no flaquee, el escudo aguante por duros que sean los golpes y las antorchas no se apaguen. Que siempre tengamos alguien cubriendo nuestras espaldas y un arquero de nuestro lado. Que puedan superarnos en número pero nunca en voluntad de lucha.

Que a pesar de monstruos, trampas y enemigos, aunque nos traicionen y acabemos en la más profunda de las mazmorras, salgamos triunfantes y dispuestos a combatir una vez más.

En definitiva, que el año que llega esté lleno de nuevas aventuras, y de amigos con quien compartirlas.

3 comentarios:

  1. ¡Y que las pifias nunca superen a los críticos! Leo tu blog siempre y creo que debería comentar más a menudo ¡Feliz año!

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias Dan! Yo espero publicar más a menudo este año, espero verte por aquí. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡De nada! Yo también me he propuesto publicar más en mi blog y me verás más por aquí, eso si.

      Eliminar