miércoles, 4 de junio de 2014


Con algo de retraso, que espero que el autor disculpe, traigo una de esas ilustraciones que me gustaría tener enmarcadas y colgadas en casa. Daniel (Dan Dibuja) me hace de nuevo el honor de convertir en realidad un fragmento de Basilea a través de sus pinceles. En esta ocasión el mercenario Cabeza de Perro, personaje memorable de la Ciudad Mecánica. Desde aquí quiero agradecerle que me lo haya mostrado mejor incluso de lo que yo pude imaginar.

Cabeza de Perro (Mercenario): Muchos se preguntan de dónde procede su nombre, si su rostro asemeja más al de un felino que al de un cánido y los dos cuernos retorcidos que parten de su frente y se curvan hacia atrás le alejan de cualquiera de esas dos razas. Nadie sabe si Cabeza de Perro es un mortal, un demonio menor, un invocado o un simple viajero de los reinos exteriores. Lo que es indiscutible es que con sus tres metros de alto, su espadón de doble filo cruzado a la espalda y su manto de piel, no pasa desapercibido. Excepto un puñado de duelos solucionados con rapidez, mantiene su historial relativamente limpio. Oficialmente es un agente libre, un mercenario, pero su porte regio y su fama de sereno y contenido no cuadran con esos buscavidas dispuestos a decapitar a cualquiera por un puñado de metal lunar.

3 comentarios:

  1. ¡Me alegra mucho que te haya gustado! Disfruté bastante haciéndola, a veces fue un reto; pero creo que me ayudó a perfeccionar mi entintado. Ojalá tuviese tiempo para hacer más ilustraciones de Basilea...

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar