viernes, 16 de mayo de 2014

Ilustrar un manual es uno de los retos más habituales a los que se enfrenta un autor de rol. Este problema se multiplica si hablamos de publicaciones sin ánimo de lucro, donde el presupuesto suele ser menos que cero. 

Con varios proyectos personales en marcha, me interesaba encontrar una solución low-cost al asunto. Las condiciones eran, primero, que el procedimiento fuese sencillo, porque a un escritor puede que no le entusiasme demasiado convertirse en diseñador gráfico. Segundo, que emplease herramientas libres, y aquí la elegida fue GIMP. Esto último por pura coherencia personal, para mí no tendría sentido crear alternativas gratuitas a juegos comerciales usando una copia pirata de Photoshop.

Opté por una técnica que en los tutoriales llaman "convertir a comic" o "de foto a dibujo de tinta". A grandes rasgos consiste en elegir una buena imagen base, ya sea sacada por nosotros mismos u obtenida de Flickr (con una licencia "amigable"), y reducirla a su mínima expresión de luces y sombras. No es un método nuevo pero me gusta su versatilidad y el aspecto de fotocopia que le da a todo. Que no se diga que el espíritu de los fanzines ha muerto.

La clave es duplicar la capa base de la imagen y aplicarle la herramienta Umbral (Colores > Umbral... en el menú superior de GIMP). Esto nos permitirá conseguir una versión en blanco y negro, que luego podremos combinar con la capa inferior (ver el desplegable Modo en la ventana de Capas). A esa capa inferior podemos además aplicarle filtros, variarle la opacidad... Algo que funciona especialmente bien es desaturarla y modificarle el brillo/contraste (ver la sección Colores del menú superior).

Hay algunos inconvenientes, lo normal es que no consigamos el grado de detalle deseado en los primeros intentos. Hay que jugar con los valores de Umbral y los diferentes modos de fusión de las capas. Tampoco todas las imágenes base son adecuadas, los resultados serán mejores con un buen contraste de claros y oscuros. Se puede probar a eliminar el fondo y dejar sólo el modelo en primer plano, si la imagen es demasiado sombría.

Hablaremos más sobre este tema.

Dicho esto, aquí podéis ver algunas de las pruebas preliminares:




5 comentarios:

  1. La verdad es que este es un recurso estupendo. De hecho, ya lo estoy utilizando para mi próximo proyecto rolero, así que toda información que des sobre el tema, me vendrá genial. :)

    ResponderEliminar
  2. Aquí, lo malo es que usando imágenes en baja resolución, al aplicarles el umbral, obtendréis unos bordes de las masas negras muy, muy pixelados. Para una web no tiene por qué ser un gran problema, pero si queréis imprimir el documento, sí lo será.

    Por cierto que otra cosa que podéis hacer, naturalmente, es no aplicarle el umbral a toda la imagen a la vez, sino seleccionar por zonas e ir aplicándolo con unos valores u otros según queráis que algunos detalles "desaparezcan en las sombras" o por el contrario resulten visibles.

    ResponderEliminar
  3. yo uso el Foto Sketcher que modifica la foto para que parezcan dibujos, comics, acuarelas... y es muy fácil de usar.

    ResponderEliminar