domingo, 27 de abril de 2014

Tras más de un mes sin poder jugar debido a diversos motivos, nuestro grupo decidió retomar la actividad rolera con una partida improvisada. La tarea de dirigirla recayó sobre mí y lo que en principio surgió como una ocurrencia casual -escribir una aventura "medieval fantástica post-apocalíptica de horror sobrenatural"- se convirtió en un reto personal. Éste es el resultado, extraído directamente de los apuntes para la sesión.


LA CIUDAD FLOTANTE
Aventura para personajes de Embelyon de nivel 12.

Introducción
(El nivel tecnológico está a caballo entre lo medieval y lo renacentista, aunque estéticamente recuerde más a una época victoriana distorsionada. No hay maquinaria a vapor, la electricidad es la energía preferida para automatizar todo tipo de tareas, incluso proteger las murallas exteriores. Es habitual llevar armas y armaduras. No hay armas de fuego. Existe la magia. Se adora a un único Dios.)

Nueva Loddenham es una ciudad de edificios altos y estilizados, rascacielos de decoración gótica que se extienden hacia el cielo oscuro y gris. En los días buenos se puede entrever el fulgor del Sol entre las nubes, pero lo habitual es que no haya mucha diferencia entre el día y la noche. Sus casi 100.000 habitantes viven en la penumbra.

La característica más relevante de la ciudad es que está construida en las alturas, directamente sobre las ruinas de torres antiquísimas erigidas por una civilización hoy olvidada. El espacio entre ellas se ha asegurado y pavimentado, al menos en la zona central. En las afueras hay que recurrir a plataformas bamboleantes, puentes más o menos precarios, teleféricos o cables por los que los habitantes se deslizan. También existe la posibilidad de llegar a los rascacielos más alejados en globo, una travesía no exenta de peligros.

Por debajo del nivel habitado, tras pisos cegados por escombros, se extiende un frente permanente de nubes venenosas que sofocan en pocos minutos a cualquiera que no vaya protegido. Mas allá hay criaturas espantosas y está prohibido aventurarse, tanto a través de las ruinas como descolgándose o en globo. Una caída es fatal.

Bombas automáticas suben agua desde las profundidades hasta la ciudad, donde se almacena en cisternas junto con la que se recoge de la lluvia. El alimento se consigue gracias a cultivos en las azoteas y también se cría una cantidad limitada de ganado. Las tareas cotidianas se realizan con maquinaria movida por energía eléctrica proporcionada por una reliquia arcaica llamada el Corazón.

Por la noche las avenidas se iluminan con faroles eléctricos, pero la gente permanece en sus casas debido a la niebla espesa y venenosa que asciende de las profundidades y obliga a los pocos transeúntes a llevar máscaras de gas. Otro motivo de que las calles estén desiertas es que en esas horas es cuando aparecen los monstruos, en especial los seres alados denominados gárgolas y los necrófagos que escalan los muros exteriores. Los guardias y los Inquisidores se encargan de combatirlos.


El Corazón que flaquea
Los PJs serán convocados a la alcaldía con urgencia. No es la primera vez que se les llama en calidad de Inquisidores para resolver algún problema que no se desea que salga a la luz pública, ya sea purgar un edificio infestado de demonios o dar caza a un traidor. A la reunión asistirán el Alcalde Gerard Beagle, el Primer Teniente de Alcalde Edward Vess, Lady Diana Holdenbrock, Directora de la Sociedad Científica y el Barón Jean Blanchard en calidad de representante de la nobleza.

El alcalde les informará de la terrible noticia: el artefacto conocido como el Corazón se está debilitando. Los técnicos encargados de canalizar la electricidad que emite han detectado graves fluctuaciones y se teme que pueda llegar a apagarse en pocas semanas, quizá incluso días. La tecnología con la que se construyó es desconocida e imposible de duplicar. Todos saben lo que eso significa. Nueva Loddenham correría el peligro de sucumbir de hambre y frío, o lo que es más probable, ser arrasada por hordas de criaturas innombrables en cuanto cayesen las defensas.

La tarea del grupo será averiguar qué ha ocurrido y en particular si se trata de juego sucio. ¿Una conspiración interna? ¿Un endemoniado o un simple fallo humano? Se han barajado todas las hipótesis, desde la avería al sabotaje. Lady Diana no está convencida de esta última teoría, sobre todo porque las instalaciones donde se ubica el Corazón están a su cargo, sin embargo accederá a mostrárselo y asistirles en lo que necesiten. Deberán comenzar inmediatamente sus pesquisas.

El artefacto está situado en la torre más alta de la ciudad, en una cámara acorazada vigilada por un destacamento del ejército. Del recinto parten gruesos cables a través de los cuales se canaliza la energía emanada al resto de edificios. Si se le consulta sobre su origen o su funcionamiento, Lady Diana les explicará que ya se encontraba en su emplazamiento actual cuando Nueva Loddenham fue fundada. En su opinión la máquina alberga algún tipo de proceso natural, contenido y reforzado con magia, pero sólo son conjeturas.

El Corazón en sí es una esfera metálica de la altura de un hombre cubierta de losetas metálicas inscritas con símbolos arcanos. Uno de sus laterales tiene una abertura redonda, como un ojo de buey, a través del cual puede verse un núcleo de cilindros de diferentes tamaños. En su centro gira un gas blanco incandescente que parece latir mientras cambia de forma y relampaguea. Su brillo es tan cegador que para mirar en su dirección es necesario usar gafas ahumadas. No está permitido entrar en la cámara del Corazón, sólo los técnicos pueden hacerlo durante breves periodos de tiempo para sustituir el cableado que se quema. Aun así sufren de enfermedades y son reemplazados con frecuencia. Si los PJs desean estudiar el interior, lo harán bajo su propia responsabilidad.

Continuará...


Personalidades de Nueva Loddenham
  • Gerard Beagle, Alcalde: Un hombre con aspecto de profesor de universidad, alto, de pelo encrespado y revuelto que lleva gafas redondas. Está preocupado por el debilitamiento del Corazón y confía en el regreso de los globos mensajeros automatizados que ha enviado en todas direcciones. Recuerda que en su juventud su abuelo le habló de otras ciudades como la suya, e incluso de cuando se vivía en la superficie.
  • Edward Vess, Primer Teniente de Alcalde: Es un hombre joven de melena por los hombros, bien vestido. Duda de la efectividad de las medidas adoptadas por el alcalde. Cree que lo que está ocurriendo es un sabotaje y ha sugerido la creación de un grupo de investigación independiente.
  • Lady Diana Holdenbrock, Directora de la Sociedad Científica: Una mujer de pelo rubio recogido en un alto tocado, que viste ropas elegantes y va acompañada de una asistente personal (Helen Lacombe) y varios secretarios. Supervisa la maquinaria de la ciudad y teoriza sobre el origen y funcionamiento del Corazón. Cree que puede tener una vida limitada y ha abogado por la búsqueda de otras fuentes de energías para evitar que la ciudad perezca.
  • Barón Jean Blanchard: Joven y atlético, viste de forma impecable y le gusta alardear tanto de su riqueza como de sus conocimientos. Representa a la nobleza de la ciudad. Aspira a ser el nuevo alcalde y no desaprovechará la ocasión de achacar la situación actual a la ineptitud del actual.
  • Horatius Peabody: Antiguo consultor científico de la alcaldía, ahora loco. Sucio y andrajoso, merodea por el centro murmurando incoherencias mientras aprieta un puñado de papeles. Contará a quien quiera escucharle que el Corazón es peligroso, que está vivo y que la ciudad está condenada. Hablará también de cómo sus emanaciones malignas lo impregnan todo y atraen a las criaturas.
  • Wilhem Rahn, Lord de las Profundidades y Señor de Lankmoor: Alto y calvo, de piel blanca como la cera y modales exquisitos, viste con un abrigo largo y polvoriento. Hace casi un siglo que su nombre es sinónimo de terror, una presencia en la sombra que amenaza la ciudad. Para muchos es sólo una leyenda, ya que nadie le ha visto en décadas. Antigua personalidad y miembro del consejo de gobierno, fue desterrado por motivos poco claros y se sospecha que lidera a otros como él y a un número indeterminado de criaturas de la superficie.


(En el mapa las líneas representan cables de conexión por teleférico.)

7 comentarios:

  1. Tiene muy buena pinta^^. A ver como se desarrolla el asunto, XDD^^

    ResponderEliminar
  2. Que mundo raro y original... No me lo termino de imaginar... Esperemos que nos vayas contando más cosas sobre él.

    Por cierto, impagable el mapa a lápiz...

    ResponderEliminar
  3. Estuvo fetén. Como siempre Roberto se saca de la manga una cosa de estas y te deja con tus plagios de Dune como si fueras mongolo. WELL DONE DM! La semana que viene volvemos!!

    ResponderEliminar
  4. La verdad cuando Roberto nos dijo que era un one shoot de una ideilla que tenia pensada no imaginaba lo que nos iba a sacar, a mi por lo menos me dejo flipando con lo que nos presento, me gusto mucho y solo puedo decir que ojala tuviera yo ideas asi jeejeje.

    ResponderEliminar
  5. Directo al Corazón!
    Divertido y concreto, hacía años que no cerrabamos tan claramente un círculo narrativo (Bueno, el tema de Midnord también acabo adecuadamente aunque de forma imprevista!)

    ResponderEliminar
  6. Me alegro de que os gustase, por fin consigo terminar un one-shot en un tiempo razonable. XD

    Señor Desertor, gran parte del mérito la tiene su implacable inquisidor, que llevó la luz de Dios al poblado de mutantes sin dudar ni un momento... arrasándolo todo de paso, jejeje.

    Pronto escribiré aquí la crónica de sus andanzas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente en two-shots! Es cierto, esa medalla también debe de apuntársela!

      Eliminar