domingo, 27 de octubre de 2013


Seguimos con la selección de películas de terror que podemos ver en Halloween. Truco o Trato es un título relativamente reciente que pasó desapercibido pero que cuenta con varios puntos a su favor para entrar en la lista: como su propio nombre indica, está ambientada en esta fiesta y por su formato, historias cortas entrelazadas, sigue la estela de clásicos del género como Creepshow o En los Límites de la Realidad. Una buena dosis de situaciones macabras y humor negro con la presencia de actores conocidos como Brian Cox, Anna Paquin o Dylan Baker.

El guionista y director Michael Dougherty hace un homenaje y retoma el espíritu del terror más tradicional, sin gore gratuito o "cámaras ocultas" fantasmales. Su bolsa de trucos esconde herramientas que ya empleaban autores como Stephen King, Ray Bradbury o Ramsey Campbell para asustar: los niños como canalizadores de lo sobrenatural, el terror que puede surgir de lo cotidiano, los espantosos secretos que ocultan las pequeñas comunidades de América o los giros argumentales en el último segundo que hacen al espectador replantearse cada detalle de lo que ha visto.

Truco o Trato nos narra lo que ocurre en un pequeño pueblo cuando sus habitantes se olvidan de respetar las tradiciones más básicas de Halloween. Una sucesión de tramas con personajes en común y un siniestro observador desde la distancia, el niño que viste el disfraz con capucha de saco y ojos de botón. Una mujer que se impacienta para retirar los adornos del jardín a pesar de las advertencias de su marido, un director de colegio con una doble vida y un visitante inesperado, el vecino gruñón y su perro, tres amigas empeñadas en que la cuarta al fin ligue, un grupo de niños investigando qué hay de cierto en una leyenda local... Todos descubrirán que es mejor ponerse el disfraz, tener los caramelos preparados y disfrutar.

Mi historia favorita es la masacre del autobús, que da para una película entera por sí misma y contiene algunas de las mejores escenas. Los niños enmascarados, cada uno más extraño que el anterior (atención al demonio de la última fila), sentados en sus asientos, la cantera inundada a la que se baja por un ascensor chirriante, el misterioso conductor... En los 80 sería algo que habría rodado Carpenter sin dudarlo.

Para los fans de este título de culto, o aquellos que se animen a verla gracias a esta recomendación, se rumorea que en 2016 tendremos su segunda parte. Mientras tanto hay que conformarse con alguno de los cortos que ha rodado el director con el mismo personaje. A continuación el trailer y uno de ellos:



0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada