sábado, 19 de febrero de 2011

Sherlock (TV) (2010)

Sherlock es una serie de 3 episodios emitida por la BBC en 2010. Esta nueva adaptación de las aventuras del detective más famoso del mundo, creada por Steven Moffat y Mark Gattis (ambos veteranos de Dr. Who, entre otras), está situada en la época actual y tiene a Benedict Cumberbatch y Martin Freeman como protagonistas, en los papeles de Holmes y su inseparable Dr. Watson respectivamente. Después de cosechar un gran éxito de crítica y público se ha confirmado una segunda temporada, de otros 3 episodios, para finales de este año.

Modernizar al mito era todo un riesgo, aunque también una apuesta lógica. Se han rodado ya tantas adaptaciones de la obra de Conan Doyle que una enésima visión victoriana seria redundante, sobre todo después de haber conocido un "nuevo Holmes" de la mano de Guy Ritchie y Robert Downey Jr hace tan poco tiempo. El Londres de Sherlock es el nuestro y hay que reconocer que el cambio de siglo le ha sentado bien. Watson ya no escribe un libro, ahora recoge los casos en un blog, los progresos se siguen en tiempo real a través de internet o vía sms y aunque a primera vista pueda parecer anecdótico, las nuevas tecnologías se convierten en otro elemento mas a tener en cuenta en el juego de investigación.

Si por algo destaca esta serie es por el excepcional trabajo de los actores: Benedict Cumberbatch borda un Holmes inquisitivo, arrogante, manipulador y con tantos problemas para socializar como cabría esperar en alguien tan meticuloso y que se tiene en tan alta estima sí mismo. Martin Freeman es un escudero perfecto, un compañero de piso accidental que primero siente curiosidad por el detective y sus casos y luego se convierte en el único con la paciencia necesaria para soportarle. Ambos consiguen la química y la complicidad que ha hecho de esta pareja una de las mas memorables de la historia.

Además de todo lo anterior Sherlock tiene dialogos brillantes y misterios fieles al original pero adaptados a nuestro tiempo, respetando los clásicos pero sin que resulten un lastre, lo que se hace evidente desde el primer capítulo, para mi gusto el mejor de los tres: Estudio en Rosa. Una intriga bien hilada que engancha desde el primer minuto, entrelazada con la presentación de los personajes, principales y secundarios, Lestrade, Mycroft... e incluso Moriarty.  Freeman se luce en la contenida presentación de su personaje, veterano de Afganistán herido en combate, mientras que Cumberbatch es exuberante desde el principio (no en vano su primera aparición es azotando un cadáver en la morgue para probar una teoría). En resumen, mejor que muchas películas.

Es una lástima que series de tanta calidad como ésta solo tengan 3 episodios (eso sí, de hora y media cada uno) y otras haya que soportarlas en antena durante cinco años. Para los impacientes, Moffat ha dejado caer cuáles serán los puntos clave de la siguiente temporada: Adler, Baskerville y Reichenbach. Nos vemos allí.

lunes, 14 de febrero de 2011

Ideas de Partida: Havoc

1979: El programa de investigación para el control mental de la CIA, denominado Proyecto MKULTRA, se ha cancelado oficialmente. Sin embargo la compañía continúa sus experimentos de forma clandestina y consigue su primer gran éxito: el HC, nombre en código Havoc, un agente químico incapacitante derivado de compuestos militares, diseñado para inducir alucinaciones y paranoia en los sujetos afectados. Administrado correctamente, el Havoc crea un estado alterado de conciencia en el que el individuo es altamente sugestionable, con efectos que se prolongan mucho tiempo después del primer contacto.

1987: Coincidiendo con la visita de Reagan a Berlín, la CIA envía varios contenedores de Havoc con la intención de emplearlos con la población y provocar un alzamiento masivo que desborde al ejército de Alemania del Este y fuerce la apertura del Muro. La oportunidad de usarlos no se presenta y los contenedores se almacenan en un piso franco.

1989: El Muro de Berlín cae y los contenedores son víctimas del caos subsiguiente. La compañía les pierde la pista en Turquía, donde pasan la frontera en manos de un espía renegado.

1996: Una amenaza terrorista en las Olimpiadas de Atlanta es neutralizada. En poder del comando se encuentran documentos que hacen referencia a un arma química alucinógena, pero no hay ningún rastro del compuesto y los interrogatorios no proporcionan ninguna pista concluyente.

2002: El pueblo de Hooper, Colorado, se ve azotado por lo que los médicos catalogan como un "peculiar brote de meningitis". La descripción de los síntomas coincide con el patrón del Havoc. Los pacientes son enviados al Hospital Militar de Evans donde según los informes no sobreviven al tratamiento. El pueblo de Woodton, en Norfolk, Inglaterra, parece sufrir varios casos del mismo brote. Por desgracia los afectados fallecen en un accidente de ambulancia mientras son trasladados a la cercana ciudad de Norwich.

2 de agosto de 2004: Un contenedor de Havoc es detonado a gran altitud sobre la ciudad de Nueva York. El agente químico se extiende por el núcleo urbano, provocando el desastre. Antes de que los servicios de emergencia tengan tiempo de reaccionar la zona se convierte en un campo de batalla. Los afectados describen figuras demoníacas encaramadas a los rascacielos, gigantescas criaturas caminando por las avenidas y "grietas" en la realidad a través de las cuales se ve una dimensión extraña y aberrante. La alucinación es compartida por cientos de miles de personas, que lejos de sentir pánico, se convencen desde ese momento de que el mundo “real” es la ilusión y se enfrentan a cualquiera que intente negarlo.

Un dispositivo especial del ejército pone en cuarentena Nueva York y sus alrededores, mientras los habitantes afectados se atrincheran y levantan barricadas. En una declaración sorpresa el alcalde, secundado por la práctica totalidad de los concejales, llama a la resistencia frente a la "amenaza externa" y el lema "More than human" es coreado en las calles. No es posible realizar una evacuación porque los civiles, organizados en una improvisada guerrilla, se oponen con violencia a los equipos de descontaminación y repelen a los soldados con cócteles molotov y fuego de armas ligeras. Las fotografías aéreas muestran banderolas negras ondeando en los edificios y grafitis de varias decenas de metros de altura con frases escritas en un idioma desconocido. En Central Park el campo ha sido quemado formando espirales laberínticas.

Al terminar los primeros análisis los investigadores de campo de la CIA descubren aterrados que el Havoc no se vuelve inerte en el tiempo previsto. Sus restos se encuentran esparcidos por cientos de kilómetros a la redonda en forma de un polvo fino muy volátil, que viaja arrastrado por el viento amenazando las poblaciones cercanas. Una bocanada de aire o el simple contacto con la piel ya desata sus efectos.

27 de agosto de 2004: Una furgoneta bomba estalla en el centro de Los Ángeles con un segundo contenedor de Havoc en su interior...

Esta es una idea para una o varias partidas con múltiples variantes, desde la militar/táctica a la investigación y el horror sobrenatural. Cualquiera de los eventos descritos pueden dar lugar a una aventura. El giro argumental más interesante es descubrir si las alucinaciones provocadas por el Havoc son sólo eso... o hay algo de verdad tras ellas.

lunes, 7 de febrero de 2011

Rolero de Hierro 2011



El Rolero de Hierro es el concurso de diseño de juegos de rol más letal que ha existido.

Es un concurso en el cual los participantes deben crear un juego de rol completo en el período de una semana, respetando las restricciones y limitaciones impuestas por los organizadores.

Un año más llega hasta nosotros el Rolero de Hierro, el concurso de diseño de juegos de rol apadrinado por el foro de Salgan Al Sol. Esta iniciativa, que nació en el año 2008, se ha convertido ya en una tradición y de ella hemos visto surgir algunas de las propuestas más singurales e imaginativas del mundillo. Quizá no sean los juegos a los que estamos acostumbrados, pero desde luego tienen la capacidad de forzar los límites de nuestra afición.

Hasta el 9 de Febrero estará abierta la recepción de ingredientes, los "retos", que pueden presentarse usando las plantillas predefinidas. La votación para elegir aquellos que serán los oficiales tendrá lugar entre los días 10 y 14 de Febrero. A partir de ahí los diseñadores tienen una semana para crear un juego completo en base a los ingredientes seleccionados.

Sin duda un desafío para valientes. Desde aquí, ánimo a todos los participantes.

Enlaces Relacionados
Web Oficial
Bases
Plantillas

viernes, 4 de febrero de 2011

Películas perdidas

Se conocen como "películas perdidas" a aquellas de las que hay referencias bibliográficas, fotografías o testimonios, ya sean de espectadores o de los propios creadores, pero de las que no queda ninguna copia que pueda ser visionada. Surge entonces una especie de extraño fantasma: una obra de arte que sólo puede ser conocida de forma indirecta y que nunca más nadie admirará al completo.

A diferencia de otras formas artísticas desaparecidas, como por ejemplo el famoso libro segundo de la Poética de Aristóteles, la pérdida de una película tiene connotaciones inesperadas. En el mundo moderno estamos acostumbrados a que las obras audiovisuales estén accesibles y se nos bombardee con ellas una y otra vez. El cine no es algo secreto sino un elemento de ocio que satura los medios de comunicación. Resulta una sorpresa descubrir referencias a un título no ya censurado, sino borrado totalmente de la existencia. Actores cuyas interpretaciones serán una incógnita permanente, una banda sonora muda para siempre, un argumento que sólo tendremos el recurso de imaginar.

Las razones para que todas las copias de una película se pierdan son muy diversas. En sus primeros años el cine se consideraba una forma de entretenimiento efímera y nadie tenía interés en gastar tiempo, dinero o espacio en almacenar y mantener un material tan delicado. El celuloide era altamente inflamable, otro punto en contra de su supervivencia. Almacenes enteros de las compañías más importantes de Hollywood se perdieron en sucesivos incendios, eliminando de un plumazo décadas de historia del séptimo arte. La censura total o la destrucción voluntaria son otras formas, menos habituales, de que una película se "pierda".

Pero no siempre está todo en contra de los historiadores cinéfilos: de cuando en cuando aparece algún coleccionista, un familiar de un miembro del reparto o un anticuario con un título que se creía imposible rescatar. Se han encontrado piezas únicas en subastas de jardín o enterradas entre montones de recuerdos de un actor o actriz fallecidos. En una variante más moderna, hay quien busca cintas VHS de emisiones en televisión que nunca se repitieron.

En el juego
La búsqueda de una película perdida puede ser una buena semilla de aventuras: en la serie Masters of Horror, el capítulo Cigarette Burns, dirigido por John Carpenter, trata sobre un encargo de este tipo: el protagonista intenta encontrar La Fin Absolue du Monde, una película que lleva asociada una larga lista de crímenes y que según se cuenta fue destruida después de que su primera proyección degenerase en una orgía de violencia.

La novela Imágenes Malditas de Ramsey Campbell, sigue la misma premisa, pero en esta ocasión es una película interpretada por Boris Karloff y Bela Lugosi, La Torre del Miedo, la que nunca ha sido vista.

Es fácil adaptar este argumento a una partida de investigación/horror sobrenatural. El centro del enigma será saber si el celuloide es simplemente eso, el capricho de un coleccionista con dinero para movilizar un grupo de búsqueda, o esconde algo más. ¿Un corto de cine mudo que muestra como escenario unas extrañas ruinas, ahora ilocalizables, que van cambiando ligeramente en cada proyección? ¿Un documental sobre ritos ancestrales de las islas de la Polinesia que sume en trance zombi al que lo ve? ¿Una película de terror de los años 50 en la que las muertes y los rituales son perturbadoramente reales e implican a conocidas personalidades?

Los fotogramas pueden ser el objetivo o una pieza más hacia el descubrimiento de un secreto mayor. Los protagonistas tendrán en su contra a otros buscadores, historiadores, puede que fanáticos e incluso poderes sobrenaturales que no quieren que se desate el terror encerrado en esas latas plateadas. ¿Podría alguien grabar el rostro de un grotesco dios primigenio y esconderlo subliminalmente? ¿Cuál sería su efecto en los espectadores? ¿Qué pasaría si todo aquel que viese unos minutos del metraje se transformase en un loco furioso? ¿O si la distribución y proyección a escala mundial fuese en realidad una forma de invocación?