jueves, 14 de julio de 2011

La Voz de Galicia, en un artículo sin firmar sobre un robo en una casa de Pontedeume que acabó con la muerte del supuesto asaltante:

(...) Adolescentes que frecuentan la movida de Pontedeume hablan de que, en los últimos tiempos, uno de los juegos consiste en asumir un riesgo, como entrar en una vivienda o en cualquier otro lugar que suponga afrontar dificultades, y dejar algún objeto o detalle personal del que se hace una foto con el móvil, que luego sirve para demostrar, al regresar a la pandilla, que se ha conseguido el objetivo. La familia ha insistido en negar que se tratase de un robo, versión que en principio sostiene la Guardia Civil como móvil. 
Una reedición
De prosperar la hipótesis del juego, nos hallaríamos ante una reedición del viejo rol, si bien con riesgos diferentes. Aquel había quedado desacreditado tras el asesinato de Manoteras, en Madrid, en 1994, también con dos jóvenes como protagonistas. (...)


Las negritas son mías. Sin comentarios.

Enlace al artículo completo:
Un juego de riesgo entre adolescentes como alternativa a la hipótesis del robo

10 comentarios:

  1. Deberíamos mandar miles de cartas o comentarios para que despidieran al cateto que lo escribió, parece que pronto pintar con sprays en las paredes será también un juego de rol en vez de vandalismo...

    ResponderEliminar
  2. Alguien podría crear una iniciativa en Actuable. Si no, cuando salga del trabajo, la creo yo... ;)

    ResponderEliminar
  3. Hay que joderse como esta el puto patio, a ver que sera lo siguiente.

    ResponderEliminar
  4. El problema de hablar cuando no se tiene ni idea es siempre el mismo: el ridículo.

    ResponderEliminar
  5. Es justo lo que pasa en un país donde escribir artículos de este tipo sin documentación es totalmente libre. Lo mismo pasó hace no mucho tiempo aquí en cataluña con lo del atropello de 13 personas en Castelldefels...

    También se dijo al principio, que se trataba de un juego de rol. Es la consecuencia directa de la ignorancia y el desconocimiento.

    Es muy triste y potencialmente desacreditativo, ya que hya mucha gente que se cree lo que se dice en los medios...

    ResponderEliminar
  6. ¿Una reedición del viejo rol? Por un momento creí que hablaba de retroclones... ;P

    Bueno, sé que no es para tomarlo con humor, pero es que cuando uno lee estas cosas, con tanta falta de criterio... en fín. Confío en que cada vez veamos con menos frecuencia estas cosas.

    ResponderEliminar
  7. Si las cosas fuesen de otra forma, el camino para terminar con este tipo de idioteces sería que las empresas que se dedican profesionalmente a esto del rol (editoriales, distribuidoras y tiendas) denunciasen (mejor si fuese de forma colectiva) a los medios que vomitasen esta mierda en sus espacios. Pero tal como son las cosas no serviría de nada porque el término "juegos de rol" es demasiado genérico y puede emplearse para hacer referencia a actividades no relacionadas con nuestra afición (los abogados de los medios se agarrarían a ello como un clavo ardiendo ante una denuncia similar, os lo aseguro) y al final lo único que se conseguiría es tener que pagar las costas del juicio.

    Triste es.

    Selenio.

    ResponderEliminar
  8. Lástima no tener un medio de difusión en condiciones. De tenerlo, haría un periódico donde pondría a roleros a hablar de futbol. Total, si los gilipollas hablan de rol, y Belén Esteban de política... Para decir las cosas, no necesitas conocimiento de causa, sino decibelios y difusión

    ResponderEliminar
  9. A mi parecer la prensa "libre" hace lo mismo que (históricamente) han hecho diversos poderes (o grupos de poder con cualquier minoría y los problemas sociales. Ya saben el clasico:
    Las cosas están mal, es culpa de ...(los gitanos, los júdios, los africanos, los extranjeros, los gays, las mujeres, los jovenes, los roleros, etc.)

    ResponderEliminar
  10. Con la de periodistas que hay en paro y que tengan que contratar al imbécil este para escribir. España se está EstebánBelenizando. Todo el mundo puede hablar, reseñar, criticar y escribir aunque no se tenga ni idea.

    ResponderEliminar