lunes, 14 de marzo de 2011

A raíz del anterior artículo de esta pequeña serie sobre la maquetación surgió la cuestión de las herramientas y conviene hacer un pequeño inciso para repasar los programas comúnmente usados para esta tarea. Los dividiremos en apartados, según el área a la que estén enfocados.

AUTOEDICIÓN
Programas estrictamente orientados a la maquetación, desde un folleto de unas pocas páginas hasta libros completos, con control total de los bloques de texto y su posición, tipografía, integración con las imágenes, kerning, interlineado, etc.
  • InDesign: Este programa de Adobe es el estándar de la maquetación profesional y ha desbancado en pocos años al anterior líder de esta categoría, QuarkXPress. Su mayor problema puede ser su complejidad. Si nuestra intención es simplemente maquetar un PDF de pocas páginas para distribuirlo por internet quizá no nos compense el tiempo y el esfuerzo de aprender a dominarlo.

    Pros: Profesional. Integración con el resto de los productos de Adobe.
    Contras: Curva de aprendizaje pronunciada. De pago.
    Ejemplos: Embelyon y el resto de trabajos de la Sociedad.
    Más información: Web oficial de Adobe

  • QuarkXPress: El que fuera rey indiscutible ha pasado a un segundo plano, pero todavía es uno de los mejores programas de maquetación que existen. Sus inconvenientes son los mismos que los de InDesign, se trata de software especializado que puede dar resultados de primera calidad, pero que requiere dedicacion.

    Pros: Profesional. Gran cantidad de cursos y tutoriales.
    Contras: Curva de aprendizaje pronunciada. De pago.
    Ejemplos:  QuarkXPress en Flickr
    Más información: Web oficial de Quark

  • Scribus: Es la alternativa open source a los programas anteriores, aunque es difícil que alguien se plantee usarlo en un entorno empresarial ya que a nivel de funcionalidad todavía se encuentra varios años por detrás de ellos. Está más orientado a los usuarios que deseen poder editar su propio material sin tener que realizar una inversión desorbitada comprando programas originales o a aquellos que prefieran evitar romperse la cabeza buscando e instalando versiones pirateadas de InDesign o QuarkXPress.

    Pros: Libre y gratuito.
    Contras: Más simple. No compatible con los formatos de Adobe o Quark.
    Ejemplos: New Zealand
    Más información: Web oficial de Scribus

DIBUJO VECTORIAL
Programas orientados a los gráficos vectoriales, de uso común para la creación de logotipos o en composición y diseño publicitario, para anuncios, folletos, etc.
  • Illustrator: Otro programa de Adobe, en este caso de ilustración vectorial, que permite montar el contenido y exportar a PDF. Puede solucionarlos el problema si nuestra intención es editar unas pocas páginas o crear elementos muy concretos, como hojas de personaje.

    Pros: Profesional. Curva de aprendizaje moderada.
    Contras: Poco funcional para originales con muchas páginas. Mecánica de trabajo diferente a los programas de maquetación. De pago.
    Ejemplos: Las hojas de personaje de Embelyon y Star Trek: Engage se realizaron con Freehand, un programa equivalente a Illustrator.
    Más información: Web oficial de Adobe

  • Inkscape: Como en el caso de Scribus, nos encontramos ante una alternativa open source, que si bien no es un sustituto perfecto de Illustrator, sí que cumple los mismos objetivos a nivel general. Inkscape nos permite realizar todo tipo de diseños, de los más simples a los más complejos, y exportar a PDF.

    Pros: Libre y gratuito.
    Contras: Poco funcional para originales con muchas páginas. Mecánica de trabajo diferente a los programas de maquetación.
    Ejemplos: Capturas de pantalla
    Más información: Web oficial de Inkscape

PROCESADORES DE TEXTO
Programas convencionales de tratamiento de texto de las suites de ofimática.
  • OpenOffice/LibreOffice Writer: Este programa quizá sea el más conocido de toda la lista y el que cualquiera puede tener instalado en su ordenador. Sus funciones no son las de un programa profesional de autoedición, pero normalmente será más fácil de obtener y manejar. Sus opciones para distribuir texto e imágenes y la posibilidad de exportar a PDF (que se implementó mucho antes que en Microsoft Office) pueden ser suficientes para proyectos sencillos. (LibreOffice es la bifurcación que surgió de OpenOffice después de la compra de Sun por parte de Oracle y las dudas sobre la continuidad del programa y su licencia, en esencia son la misma aplicación.)

    Pros: Facilidad de uso. Libre y gratuito.
    Contras: Funciones de procesador de texto, más que de maquetación.
    Más información: Web oficial de LibreOffice

12 comentarios:

  1. Buenas.
    Yo estoy empezando con el indesign y de momento no me parece tan complicado, como afirmas. Ya te iré contando que todavía estoy en pañales, pero como primera impresión es que me parce bastante intuitivo una vez conoces los controles básicos.

    ResponderEliminar
  2. En mi opinión profesional, el InDesign tiene una curva bastante menos pronunciada que otros programas (como por ejemplo el Quark). Por supuesto, si uno abre el programa estando completamente en blanco será muy complicado. Pero con la adecuada orientación, uno puede llegar a dominar las herramientas más básicas de forma muy sencilla.

    Otra gran "ventaja" de los programas de Adobe es la sinergia. Es decir, es probable que el primer programa que comiences a usar te cueste mucho trabajo, tiempo y esfuerzo (sea el Ilustrator, Photoshop, Indesign...). Sin embargo, la estructura de los programas es bastante similar, y es muy probable que el siguiente te cueste menos trabajo, y el tercero muchísimo menos.

    Por supuesto, para entonces probablemente ya hayas pasado varios meses intentando dominar todos esos programas. La ganancia será que, precisamente, ya sabrás utilizar mucho mejor todos esos programas. ^_^

    ResponderEliminar
  3. A mí me encanta el QuarkXPress. Estudio Periodismo (de ahí que lo use y maneje constantemente) y nunca lo he encontrado difícil o poco intuitivo. Apréndete que es el "track", cómo meter espacios reservados, y lo demás ya cae como un castillo de naipes. De hecho, eso es todo lo que me enseñaron. Como todo, es agarrarlo con ganas y experimentar un poco.

    Por cierto, si quieres un ejemplo totalmente amateur de su aplicación a un "módulo", subí uno a Issuu (http://issuu.com/viajerosdelrol/docs/hijos_del__tomo_2).

    En cuanto al retoque y diseño de imágenes, yo opté hace años por el GIMP, y la verdad es que me va bastante bien.

    ResponderEliminar
  4. Al igual que Jorge, yo también uso LaTeX.

    Por lo demás, una entrada muy informativa.

    ResponderEliminar
  5. @Axel: En la Universidad los estudié ambos. El InDesign me pareció mucho más sencillo, por mucho.

    Por supuesto, una vez que uno entiende los principios de casi cualquier programa, se da cuenta que en realidad no es tan complicado como parece al principio. Y lo importante es que cada quién utilice lo que le acomoda y tiene a la mano.

    ResponderEliminar
  6. Usé Scribus para maquetar "Cómo crear un mundo de juego" y me volví algo idiota. Tengo años de experiencia con Page Maker y lamentablemente nunca se me ocurrió empezar por ahí o por Quark Express. Lamentablemente el programa está lleno de mil detalles que lo hacen enervante de usar, y nunca conseguí que anduviera rápido, ni siquiera cuando le puse 4 gigas de RAM a mi computadora y un mejor procesador. Ni siquiera puede armar un índice de títulos, cosa que PageMaker permite desde hace décadas. En fin, yo no lo recomiendo mucho.

    ResponderEliminar
  7. ¿Qué es lo más sencillo y fácil de conseguir para novatos del mundillo?
    Ya que si el post no tiene ningún desperdicio es demasiado profesional para los no iniciados en esto de la maquetación y que hacemos las cosas a lo guarro en libretas y trozos de papel manchados...

    ResponderEliminar
  8. Muy interesante artículo, sobre un tema del que andaba pendiente. En particular de los programas de maquetación
    Gracias!

    ResponderEliminar
  9. Gracias a todos por vuestros comentarios.

    LaTeX no lo he incluido en la lista porque he querido centrarme en programas de maquetación tradicional, con una interfaz visual. Lo cierto es que me sorprende que alguien lo use para maquetar manuales de rol, sólo he visto usar LaTeX para crear documentación técnica. El resultado era bueno, todo hay que decirlo.

    Por lo demás veo que cada cual tiene sus preferidos. Las quejas sobre Scribus no es la primera vez que las escucho, supongo que todavía necesita ser pulido un poco más.

    Haco, si no quieres complicaciones te recomiendo que descargues LibreOffice (aunque puede que lo tengas ya, con ese nombre o como OpenOffice) y pruebes con él. Te resultará muy familiar, todos hemos usado procesadores de texto alguna vez, y tiene todo lo que necesitas para dar forma y publicar manuales, aventuras... . Yo mismo lo he hecho durante años

    De todas formas, la herramienta no importa tanto como el usuario, con dedicación casi cualquier programa sirve para obtener un resultado profesional y de calidad.

    Un saludo y gracias de nuevo.

    ResponderEliminar
  10. Un gran artículo, gracias por la recopilación, personalmente me será muy útil :)

    ResponderEliminar
  11. Ejemplos de lo que se puede hacer con LaTeX, aquí y aquí.

    ResponderEliminar