sábado, 19 de febrero de 2011

Sherlock es una serie de 3 episodios emitida por la BBC en 2010. Esta nueva adaptación de las aventuras del detective más famoso del mundo, creada por Steven Moffat y Mark Gattis (ambos veteranos de Dr. Who, entre otras), está situada en la época actual y tiene a Benedict Cumberbatch y Martin Freeman como protagonistas, en los papeles de Holmes y su inseparable Dr. Watson respectivamente. Después de cosechar un gran éxito de crítica y público se ha confirmado una segunda temporada, de otros 3 episodios, para finales de este año.

Modernizar al mito era todo un riesgo, aunque también una apuesta lógica. Se han rodado ya tantas adaptaciones de la obra de Conan Doyle que una enésima visión victoriana seria redundante, sobre todo después de haber conocido un "nuevo Holmes" de la mano de Guy Ritchie y Robert Downey Jr hace tan poco tiempo. El Londres de Sherlock es el nuestro y hay que reconocer que el cambio de siglo le ha sentado bien. Watson ya no escribe un libro, ahora recoge los casos en un blog, los progresos se siguen en tiempo real a través de internet o vía sms y aunque a primera vista pueda parecer anecdótico, las nuevas tecnologías se convierten en otro elemento mas a tener en cuenta en el juego de investigación.

Si por algo destaca esta serie es por el excepcional trabajo de los actores: Benedict Cumberbatch borda un Holmes inquisitivo, arrogante, manipulador y con tantos problemas para socializar como cabría esperar en alguien tan meticuloso y que se tiene en tan alta estima sí mismo. Martin Freeman es un escudero perfecto, un compañero de piso accidental que primero siente curiosidad por el detective y sus casos y luego se convierte en el único con la paciencia necesaria para soportarle. Ambos consiguen la química y la complicidad que ha hecho de esta pareja una de las mas memorables de la historia.

Además de todo lo anterior Sherlock tiene dialogos brillantes y misterios fieles al original pero adaptados a nuestro tiempo, respetando los clásicos pero sin que resulten un lastre, lo que se hace evidente desde el primer capítulo, para mi gusto el mejor de los tres: Estudio en Rosa. Una intriga bien hilada que engancha desde el primer minuto, entrelazada con la presentación de los personajes, principales y secundarios, Lestrade, Mycroft... e incluso Moriarty.  Freeman se luce en la contenida presentación de su personaje, veterano de Afganistán herido en combate, mientras que Cumberbatch es exuberante desde el principio (no en vano su primera aparición es azotando un cadáver en la morgue para probar una teoría). En resumen, mejor que muchas películas.

Es una lástima que series de tanta calidad como ésta solo tengan 3 episodios (eso sí, de hora y media cada uno) y otras haya que soportarlas en antena durante cinco años. Para los impacientes, Moffat ha dejado caer cuáles serán los puntos clave de la siguiente temporada: Adler, Baskerville y Reichenbach. Nos vemos allí.

6 comentarios:

  1. La vi no hace mucho y me encantó. La verdad es que espero con impaciencia la segunda temporada.

    ResponderEliminar
  2. La serie empieza muy bien y luego va bajando calidad... Moriarty aparece demasiado pronto, y es patético.

    ResponderEliminar
  3. De hecho, el otro director es Euros Lyn, también veterano de Who y Torchwood. Moffat habíaproducido tb Jeckyll hace años, y visualmente son muy parecidas.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  4. A mi la serie me encanta, el segundo episodio un poco flojo, pero no veo problemas con el Moriarty. Me muero por ver a Adler (supongamos que siga siendo irene :))

    ResponderEliminar
  5. ups, el de arriba soy yo que no me di cuenta de que tenía abierta la otra cuenta :P

    ResponderEliminar