viernes, 17 de septiembre de 2010

Es difícil mantener las expectativas altas con una película creada a partir de un corto de Mickey Mouse, aunque sea el clásico fragmento de "Fantasía" que le da nombre. Si a eso le añadimos a Nicholas Cage, que parece que tiene gafe últimamente para todo lo que toca, en el papel protagonista, al director de "La Búsqueda" y a Jerry Bruckheimer en la producción, surgen más dudas todavía.

(En esta reseña puede haber algún spoiler, intentaré que sean de poca importancia).

Balthazar Blake, aprendiz de Merlín, lleva cientos de años buscando al primer merliniano, aquel que podrá usar el anillo del dragón de su maestro y acabar con la amenaza de Morgana Le Fay. Cuando Dave, todavía un niño, se cruza en su camino, cree haber encontrado la respuesta. Sin embargo su archienemigo Maxim Horvath hará todo lo posible por frustrar sus planes y lograr liberar a su señora de la prisión mágica donde Balthazar la mantiene recluida.

La historia no es nueva ni pretende serlo: hay una profecía, un elegido, un mentor, tenemos al villano y a la chica de turno. Hay incluso un objeto mágico que todos buscan. Como se puede ver, Disney no se complica la vida con el entretenimiento para toda la familia. Las escenas de acción se encadenan a través de un hilo argumental muy fino y bastante previsible. Quizá por esa sucesión de tópicos la película da la sensación de avanzar a toda velocidad, sin dar muchas explicaciones ni presentar a los personajes ni su entorno. Se asume que ya sabemos cómo van a ir las cosas, quiénes son los buenos y quiénes los malos.  Como resultado de estas prisas todo parece "pequeño" y poco "mágico", unos pocos protagonistas que luchan en una guerra de la que nadie se entera, para evitar un fin del mundo bastante light, en escenarios que parecen estar todos apiñados en el mismo barrio de Nueva York.

La película está plagada de lugares y personajes desaprovechados, desde la tienda de antigüedades donde aparece Balthazar por primera vez hasta los sótanos donde Dave prueba sus bobinas Tesla, pasando por los diferentes villanos secundarios -el ilusionista, el hombre-dragón chino- algunos de los cuales caen en el olvido después de una única escena. Está claro que se ha optado por la espectacularidad antes que por trabajar la historia o el trasfondo. Quizá no se confiaba demasiado en "El Aprendiz de Brujo" como comienzo de una saga a lo Harry Potter y por eso se decidió quemar todos los cartuchos en una buena salva pirotécnica.

El tratamiento de la magia también es muy básico. Primero está ese intento de mezclarla torpemente con ciencia para que parezca ¿más creíble? A los guionistas del siglo XXI debe darles vergüenza decir que la magia existe porque sí. Para colmo se justifica con la frase mas tópica del mundo: la gente normal usa el 10% del cerebro, los magos usamos todo su potencial... . Desde los midiclorianos no he escuchado nada que mate más la mística de un concepto. Otro momento para enarcar una ceja es cuando Balthazar confía a Dave el conjuro básico de todo brujo: ¡la bola de plasma! Para ser los magos más poderosos del mundo demuestran muy poco repertorio.

En conclusión, una película para pasar el rato, con buenos efectos especiales pero con poco fondo y desaprovechada en todos los aspectos. Es una lástima porque sólo hacía falta que el director y los guionistas hubiesen tenido ganas de contar una historia realmente épica y fantástica. Ha sido un desastre en taquilla en Estados Unidos así que dudo que veamos una segunda parte. Tampoco la merece.

Como anécdota, a Nicholas Cage se le acusó de plagiar para su caracterización el típico aspecto de Harry Dresden en las portadas de sus novelas, sombrero incluido.

5 comentarios:

  1. "la gente normal usa el 10% del cerebro"
    Odio esa frase, cada vez que me la dicen miro a los ojos de mi interlocutor y contesto: "en algunos parece que si es cierto".

    Personalmente odio ese intento de hacer fantasía soft tanto en libros como en peliculas, dando explicación pseudocientífica sin pies ni cabeza de por qué hay magia, vampiros, como pueden volar los dragones, etc...

    Gracias por la crítica. ;D ¡Me ahorraré los euros de la peli para otros vicios!

    ResponderEliminar
  2. yo habia leido una critca de la pelicula en un diario de mi país, y la esencia de esa critica esta tambien aqui. Yo no podia esperar nada mejor de disney, realmente no me habia hecho ilusiones.

    En cuanto a la apariencia, cuando la vi en el diario me di cuenta de lo mismo, y es cierto. Aunque puede argumentarse algo en contra de la critica de haber plagiado la indumentariia de Harry Dresden, y es que esa indumentaria es la misma que tiene Gandalf, que es la misma que se le adjudica a Merlin, y que es Marca registrada de Odín :D

    En cuanto a las excusas burdas, sinceramente creo que estamos en una epoca donde la gente es muy descreida y pareciera temer a lo desconocido, que queden cosas sin explicacion, temen escapar y liberarse o disfrutar con lo minimo, por facebook tengo una discusión sobre Furia de Titanes y su efectos del 81 y la actual. Si no es vistozo no le gusta a las nuevas genereciones o no vende.

    La inocencia y el disfrutar con poco quedo en el pasado :(

    ResponderEliminar
  3. No es algo de extrañar que Nick Cage haya copiado la estética de Harry Dresden considerando que es un fan declarado de dicho personaje y sus novelas. No en vano produjo la serie de televisión basada en esas novelas... más o menos.

    Selenio.

    ResponderEliminar
  4. En realidad ni me había llamado la atención, pero de todas formas leí la crítica —muy bien hecha por cierto.

    Como escritora, yo peco de buscar explicaciones más creíbles, puesto que he leído —en más de una ocasión— que hay gente que se especializa en buscar errores en cualquier obra. Ni dan ganas de escribir. A su vez, se puede tomar por el lado positivo y sólo ocupar lo que nos va a servir para mejorar como creadores.

    En fin, al menos los niños pueden entretenerse con el film.

    Saludos

    Bye!

    PS: Me encanta Cage... aunque se preste para cualquier cosa jajaja.

    ResponderEliminar
  5. La acabo de ver... hombre, es muy Disney, lo de las explicaciones científicas puede venir por el rollo evamgelizador "estudia ciencias que molan" porque en ningún momento dicen que no haya magia... lo del rollo del 10% me revienta, es como un spam cognitivo, la gente lo dice sin parar, es digno de pasar a la leyenda urbana... Peli normalita, tipica disney.

    ResponderEliminar