viernes, 19 de febrero de 2010

Buzz es la nueva herramienta que Google ha incorporado a su ya extensa gama de servicios y que ha levantado bastante expectación desde su publicación la semana pasada. Aquellos que usen Gmail lo habrán descubierto ya: aparece como una sección más bajo "Recibidos" y su funcionamiento es muy similar al de Twitter. El usuario publica un "buzz", un texto de cualquier tipo, con enlaces o imágenes si se quiere, y llega a sus seguidores, que pueden comentarlo si lo desean.

A simple vista es un modelo conocido y copiado hasta la saciedad, pero que tiene varios aspectos a su favor que pueden permitirle convertirse en una plataforma ideal para partidas de rol online, una especie de versión minimalista a caballo entre el foro, el chat y Twitter.

En primer lugar y como punto clave está integración de Buzz con Gmail, que evita tener que registrarse en otra web o tener que abrirla para consultar los eventos de partida. Podemos tener una pestaña con el correo y recibiremos las actualizaciones de manera instantánea. Mucha gente se ha acostumbrado a tener el chat abierto de esta manera, así que no supondría ningún inconveniente. El juego "casual" en el trabajo o en clase se convertiría en algo habitual, nada más fácil que pinchar en la sección, ver el último turno y teclear una respuesta.

Por otra parte, e indispensable, está la posibilidad de hacer grupos con nuestros contactos y enviar los buzz sólo a ellos. Esto permite no sólo evitar que el grueso de nuestros seguidores reciban las actualizaciones de la partida (que probablemente les resultarían un tanto extrañas) como diferenciar varias partidas, o a varios jugadores dentro de ellas, si el grupo se separa.

Otro punto a su favor es la posibilidad de incluir imágenes, que en este caso podrían ser mapas de dungeons, ilustraciones de objetos mágicos, fotografías de las pruebas si jugamos a La Llamada de Cthulhu, etc. Tampoco hay que olvidar que los buzz no tienen límite de extensión, así que el master no tiene que medir sus palabras como haría en Twitter. A diferencia de lo que ocurre en un chat o en el rol por email, los jugadores pueden editar sus comentarios incluso después de ser publicados, ampliando o detallando sus acciones. Esto puede parecer demasiado abierto al abuso, pero es algo que ya existe en el rol por foro sin que haya supuesto un problema. La honestidad de los jugadores se presupone.

Como firme defensor del juego en mesa tradicional, no voy a decir Google Buzz es una alternativa al lápiz y papel, pero si que es una buena manera, rápida y sencilla, de hacer que las tardes en la oficina o los ratos muertos en la biblioteca sean un poco más entretenidos. Ahora sólo hace falta un lanzador de dados (que ya existe en Google Wave) para que sea perfecto.

3 comentarios:

  1. Buzz no me ha gustado como política empresarial (se han pasado por el forro muchas cosas para que nos lo traguemos sí o sí) pero obviando eso hay cosas que me hacen seguir preferiendo el Wave.

    Me hago un lío con como ordena los Buzz, yo no sé, pero a mí a veces me parece raro.

    Solo se pueden poner enlaces o fotos en el primer Buzz, lo demás son solo comentarios.

    Y no tiene posibilidad de edición de textos.

    Yo creo que para rolear fino Google Wave es una opción mucho más sólida (aunque aún es jodidamente inestable, eso es verdad). Lo del Buzz casi lo veo más para comentar la partida y cosillas menores, pero seguir una partida larga en un Buzz se me antoja caótico, y si además utilizas ese Buzz para tus cosas personales ya me pierdo (también es verdad que no sé gestionarlo mucho, que apenas hace 4 días que lo uso).

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Me ha recordado el articulo que escribiste sobre usar portatil en las partidas de rol.

    Creo que el portatil si es una herramienta integrada por cierto master en contraposición a este google buzz que realmente aún no ha podido dar de si.

    Tan solo el tiempo lo dirá

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Pues, cuando no queda tiempo para una partida real, que al menos pueda contar con una virtual es un aliciente.

    Osploti

    ResponderEliminar