"Las violaciones de nuestro copyright y la piratería de nuestros productos no solo daña la salud financiera de Wizards of the Coast sino también la de toda la industria y la comunidad, incluyendo distribuidores y jugadores", dijo Greg Leeds, Presidente de WotC.
"Hemos realizado estas denuncias para detener tanto las actividades ilegales de los acusados, como futuros intercambios de archivos no autorizados."


Obviamente se trata de un toque de atención a todo el mundo, no sólo a los que suben sino a los que descargan sus manuales. Es una manera de señalar con el dedo y decir "también podemos ir a por tí". Nada de eso detendrá el P2P, está claro. Si lo obstaculiza, será sólo ligeramente, y si sus novedades no están en los sitios de siempre, aparecerán en otros nuevos.

Es curioso que la denuncia llegue ahora, después de que los manuales básicos de la 4ª edición de D&D estuviesen disponibles prácticamente en el mismo momento de su salida oficial, o incluso antes. Y no en formato PDF escaneado de manera amateur, sino como originales con marcas para la imprenta. Quizá en su momento les convenía que su material se diese a conocer, a fin de cuentas esos libros iban a llegar al emule antes o después, así que ¿por qué no hacerlo de la mejor forma posible? Pero ahora ese momento ha pasado, las reseñas están hechas y de aquí en adelante ya no es necesario hacer más publicidad de la 4.0, ahora toca hacer caja y perseguir a todo el que se lo impida.

Si hacemos caso al artículo de teleread.org que toca el tema, WotC además ha dejado de vender PDFs online, poniendo como excusa la piratería. Una decisión que seguramente no será definitiva, teniendo en cuenta que los libros electrónicos son el futuro y una fuente nada despreciable de ingresos. En cuanto los "magos" encuentren un sistema de seguridad mejor que las marcas de agua para su material (y hayan asustado a los piratas lo bastante con amenazas de juicios), volverán a la carga.

En mi opinión Wizards, cuyos relaciones públicas parecen contratados por su peor enemigo, está dejando más claro todavía que lo que le importa es la pasta y no la comunidad rolera. Criminalizar, amenazar y hostigar a la afición no es lo que yo llamaría "fidelizar a los clientes".