jueves, 24 de diciembre de 2009

"Avatar" es el esperado regreso de James Cameron a lo que mejor sabe hacer: la ciencia ficción. Han pasado 23 años desde "Aliens" y es una suerte descubrir que el veterano director no ha perdido su toque y su capacidad para dotar de realismo a sus "futuros cercanos". Los paralelismos entre ambos títulos son evidentes y hay más de un homenaje encubierto (y no tan encubierto) que seguro que hará sonreír a los aficionados al género. También las diferencias son claras, porque dos décadas no pasan en balde y en el mundo del cine mucho menos.

El marine Jake Sully, parapléjico después de sufrir una herida en combate, es enviado al planeta Pandora para ocupar el puesto de su hermano recientemente fallecido. Allí tomará el control de un "avatar", una criatura creada a imagen de los nativos, para intentar comprenderlos y evitar que se enfrenten a la corporación que quiere explotar sus tierras.

Lo primero que se puede decir de "Avatar" es que visualmente es una obra de arte, su uso de las imágenes generadas por ordenador es tan perfecto que logra que nos creamos la flora y la fauna, y lo que es más importante, a los "actores" virtuales, sin ningún esfuerzo. La idea de que había estado viendo CGI durante casi tres horas me vino a la cabeza mucho después de salir del cine, y aun entonces no pude encontrarle ninguna pega importante. El personaje de Neytiri, por su expresividad, merece una mención especial y destaca del conjunto.

La tecnología también es verosímil, siguiendo la costumbre de Cameron, que prefiere que lo que se ve en pantalla nos remita a algo cotidiano, sean naves, armas o incluso el equipo más trivial. De todas formas se nota que en esta ocasión el director ha puesto su atención en la naturaleza más que en lo militarista, los marines ya no se lucen como en "Aliens" y no habrá plano enumerando las virtudes del último modelo de rifle de pulsos, ni marcha militar acompañando el salto de la nave de descenso. Ahora las panorámicas se dedican a la interminable selva bioluminiscente, y para mi gusto no hemos perdido con el cambio.


Si hablamos del guión, "Avatar" no inventa nada, la trama es bien conocida y a medida que se desarrolla nos da lo que estábamos esperando. La historia del extranjero que llega a un mundo nuevo y congenia con sus habitantes hasta el punto de plantearse si se siente más cómodo allí o en su hogar... la hemos visto o leído muchas veces. Sin embargo quizá esta ausencia de riesgo en su premisa no es tanto una falta de ideas como un recurso para que nos identifiquemos rápidamente con el protagonista y le acompañemos en su viaje iniciático, con la seguridad de que al final adoptará el papel de héroe que le corresponde... ¿y a quién puede disgustarle eso?

"Avatar" consigue engancharnos y que nos importe el mundo y su gente, algo que es complicado de lograr y no hay que tomarse a la ligera. Hay momentos emotivos que no tendrían el mismo sentido, o la misma fuerza, si la historia no nos pusiese fácil hacer esa conexión. Supongo que James Cameron tampoco ha querido dejar al azar ese aspecto, sabiendo lo frías que pueden resultar para algunos espectadores, por una parte las imágenes por ordenador, y por otra la ciencia ficción: ahí está "La Amenaza Fantasma" como ejemplo de lo que no se debe hacer en ese campo.

El mensaje místico-ecologista del que tanto se ha hablado puede ser lo que más choque en algún momento, pero como comentaba antes, es lo que le va ahora al director. Esta película ya no nos cuenta el enfrentamiento de soldados contra monstruos alienígenas, sino el choque entre naturaleza y tecnología, con todas sus consecuencias.

Una duda que me ronda por la cabeza es si se podría haber contado lo mismo en menos minutos, no porque la película se haga larga, sino porque realmente no parece que haya nada tan complejo en el desarrollo como para requerir tres horas, así que ¿dónde se va el tiempo? El metraje tiene varios momentos bien diferenciados, un arranque con muy buen ritmo en el que todo queda planteado rápidamente, una zona media en la que los na'vi y su entorno lo copan casi todo, y un final en el que se pisa el acelerador de nuevo para el desenlace. El despliegue visual se lleva gran parte del peso, pero creo que nos engañaríamos si después de todo lo que se ha dicho fuésemos a ver "Avatar" esperando una película contenida en ese aspecto. Al fin y al cabo su mayor baza para venderse ha sido la promesa de dejarnos con la boca abierta con sus imágenes.

Respecto a verla o no en 3D, sin duda ésta es una película adecuada para esa tecnología, quizá la que más, por ahora. En mi caso ha sido la primera proyección a la que he asistido con este sistema y reconozco que era algo escéptico, pero quedé sorprendido -para bien- con sus posibilidades. Después de un breve periodo de adaptación, las imágenes de Pandora, imponentes y a la vez cercanas, resultaban espectaculares. Las plantas, los animales voladores, los pequeños detalles daban la sensación de estar realmente "ahí", y si la intención de James Cameron era transportarnos a un planeta alienígena, el 3D le ha seguido el juego a la perfección. Voy a echar de menos esa inmersión en el mundo cuando vuelva a ver "Avatar" en DVD. Puedo decir con total seguridad que en este caso vale la pena pagar un poco más por la experiencia.

Como conclusión, una buena película, un enorme despliegue visual que se disfruta y no decepciona, especialmente si se ve sin ideas preconcebidas.

15 comentarios:

  1. ¿y no has tenido el reflejo de apartar una rama que se te echaba encima?
    En cierto momento de la pelicula casi doy un golpe al que estaba al lado haciendo eso...

    ResponderEliminar
  2. Sabes, pensé exactamente lo mismo que tu. Mientras estás en la película no te das cuenta del tiempo, pero al terminar dices ¿como, casi 3 horas en que rayos?. También la vi en 3D y fue encantador, aunque esperaba algo más de trama.
    Los efectos son dignos de los avances tecnológicos en cuanto a cinematografía.

    ResponderEliminar
  3. A mí visualmente me impresionó pero el guión deja mucho que desear. ¿De verdad crees que porque estés en el cuerpo de un avatar te vas a sentir atraido por una alienígena?, compañerismo seguro e incluso amistad pero atracción física desde mi punto de vista es imposible, más que nada porque en el aspecto fisico somos taaaaan diferentes(y no, no acepto feromonas animales subidas de tono... o sí :P) no cuento más para no desmenbrar del todo la película a los que no la hayan visto.
    Para mí merece la pena por el aspecto visual

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Respecto al comentario de Juan: Pues yo creo que si, no es una especie desagradable bajo canones humanos, de hecho es bastante parecida, y teniendo en cuenta que hay zoofilos en nuestro mundo real que lo hacen con perros y ovejas... en fin, no me parece tan demencial sentirte atraido por alguien que físicamente es casi como tu, con el que puedes hablar y entenderte (porque los sentimientos parecen tambien iguales) ¡¡¡si hasta se enrollan como nosotros entrandose al morrro!!
    Quizás que sean tan parecidos es lo incongruente, pero hay que tener en cuenta que el señor Camaron quería un rollete en plan "un hombre llamado caballo" o "bailando con lobos" a lo que le hecho un presupuesto disparado, que le permitio COmpara a los artistas que hicieron la peli y que son los autentico meritorios de todo esto, ya que el Camaron hizo una peliculilla, que sin la parte visual no sería nada... pero es dificil desentrañar el peso real de cada miembro de un proyecto como este...
    Al menos no es repugnante como el neostarwars de Jorge Lucas.

    ResponderEliminar
  5. Hombre... la verdad es que como no sabemos que pasa cuando se transfiere la mente a un ser de otra especie, pues igual que como que los canones de belleza y deseo cambian.

    Vamos, que enamorarse de ella es tan válido como cualquier otra opción.

    ResponderEliminar
  6. No sé que deciros chicos porque al transferirse la mente en principio la forma de pensar es la misma.
    Respecto al comentario de El Desertor sobre la zoofilia no me lo planteé así, pero es otra forma de verlo, claro :P.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. ¿Porque la forma de pensar es la misma?

    No me malinterpretes, no es discutir por discutir, sino que personalmente, creo que partes de una premisa equivocada.

    Cuando la mente de un ser se traslada a otro ser, aunque la forma "general" de pensamiento se mantenga mas o menos en la linea en la que se mantenía en su antiguo cuerpo, los procesos químicos que rigen muchos de nuestros pensamientos y sentimientos están adecuados al nuevo "entorno" (cerebro). Eso significa, por ejemplo, que una raza con tendencia a la violencia tendrá mayor probabilidad de transformar en violento a una mente introducida en su cerebro.

    Si el cerebro reacciona químicamente a estímulos visuales (u hormonales) que pueda presentar una hembra de dicha especie... ¿porque no va a ser posible ese enamoramiento?

    Obviamente, son todo especulaciones, porque de todas formas... NO hemos transferido ninguna mente a ningún ser de otra especie.

    Mode friki ON: Creo que en mi linea de pensamiento, Sheldon estaría de acuerdo, y si lo está Sheldon es porque tambien lo estaría Spock. Y ya se sabe que Spock se ha equivocado en muy contadas ocasiones :-D :-D :-D

    ResponderEliminar
  8. Estimado Kano... Debería definir entonces ¿que es para usted trasladar una mente?
    Porque si al trasladar la mente de Gandhi a un cuerpo, se convierte en carnivoro asesino, no parece exactamente un traslado de mente sino una conversión.
    Para mi, un traslado de mente o copia, debería ajustar todos los procesos fisiológicos, para que el trasladado no perciba diferencias en su "yo"...
    Tampoco es por discutir, pero es que... compararse con Spock... ¡¡tienta a uno al desafío!! XDDD

    ResponderEliminar
  9. Para mi, trasladar la mente es trasladar un modelo de pensamiento, con todos sus conocimientos y experiencias.

    En algunos casos, por las características de los cerebros de ambas especies el modelo de pensamiento puede mantenerse en un mismo modelo de comportamiento, pero en otras ocasiones, no.

    Por ejemplo, en el caso que pones, Gandhi reconocería su propio modelo de actuación, y posiblemente intentase emularlo, pero las tentaciones que le impulsarían a actuar respondiendo violentamente serían mucho más intensas, y quizá imposibles de evitar del todo.

    En mi caso, por ejemplo, que no soy nada violento, en una raza violenta seguramente acabaría dejándome llevar por los impulsos, provocados posiblemente por la tendencia de mi cerebro a reaccionar químicamente de ciertas maneras.

    :-D :-D :-D

    ResponderEliminar
  10. Hola a todos:

    Bueno, con respecto al debate biofisiofilosófico (sí, acabo de acuñar el término), yo diría que no sería sencillo pero tampoco improbable.

    Por un lado tenemos a un ser humano, que no olvidemos que se integra plenamente con su cuerpo, debido a su ansía por recuperar la movilidad (¡Sólo un paralítico puede salvar al mundo!), tenemos un cuerpo de una especie antropomórfica (importante detalle, darse el lote con una babosa espacial o un hipnosapo hubiera tenido sin duda mayor mérito)con pensamientos, actitudes, sentimientos, y una cultura que tampoco difiere de muchos ejemplos de culturas animistas humanas (¿Alguien ha mencionado "Bailando con Lobos"?), y un argumento centrado precisamente en la cuasi-total inmersión de este protagonista en dicha cultura.

    Obviamente tras el proceso de adaptación y una vez asumidas las diferencias raciales, puede nacer en el ser humano un verdadero amor por una cultura diferente (Hasta Steven Seagal se declara admirador de la cultura japonesa, y dudo que sea capaz de desarrollar muchos más sentimientos complejos que los necesarios para repartir leña), y de ahí pueden darse los factores necesarios en conjunto con el apoyo de la biología, después de todo... hablamos de la mente, no del cerebro. Un cerebro humano está programado genéticamente para sentir atracción por un miembro de su especie, es de esperar que en un cerebro Naavi se produzcan los mismos impulsos y conductas biológicas asociadas... Así que: ¿Y por que no?

    Si juntamos los conceptos: Dependencia de un nuevo cuerpo, nueva bioquímica y fisiología, relaciones con sentimientos "humanos", y la inmersión cultural (¿No existe el síndrome de estocolmo que conlleva psicológicamente romper barreras más extremas?)... Tenemos un individuo dispuesto a iniciar una relación de este tipo.

    Lo único poco creíble, es quizás la rapidez con la que se produce dicho apego y tanto cambio de actitud, incluyendo el romance descrito... Pero es que, no podemos olvidar que tan sólo es una película... Y de ciencia ficción ;)

    Lucinder

    "Un pequeño paso para el hombre, un gran paso para las relaciones sexuales interespecies"

    ResponderEliminar
  11. Lucinder: no es un debate biofisiofilosófico, me temo, pero seguro que en el futuro podra reciclar el término en otro lado, no se preocupe.

    Se trata de un debate lógico.

    Por tanto, no se trata de una discusión sobre una posible tecnología, sino de una tecnología que de hecho "existe", en consecuencia, no podemos discutir sobre como debería ser segun nuestros deseos más profundos, sino en como es.
    Lo hechos son:
    1-El prota, no es el primero, en usar la tecnología, ni desde luego es el más experto, recordemos que hay varios otros avatares que llevan alli mucho tiempo (posiblemente años).
    2-El avatar se hace conforme a un perfil genético humano, es evidente que no se limita a transportar potenciales sinapticos, sino a configurar un cuerpo compatible de forma absoluta.
    3-Es evidente que no tiene utilidad para un proyecto científico mandar a un humano a un cuerpo que le cambia, eso no es traspasar una "personalidad" sino destruirla. El hecho de que haya mucha gente usando avatares sin ningún "problema" lo demuestra.
    4-En ningún momneto de la película, durante la formación o despues, se mencionan posibles "efectos secundarios", lo cual quiere decir que el señor Cameron no los contempla o, lo que es lo mismo, no los considera relevantes porque no son los que explican el comportamiento del prota.
    5-Los personajes fluctuan diariamente de un cuerpo a otro, en ningún momento se menciona un estado de ánimo alterado, o diferente, ni se da a entender de forma alguna.
    6-De hecho (spoiler) en una de las escenas finales, el prota y la prota, uno como humano y otro como Na'vi, se arrumacan con mirada enchida de amor pese a verse cada cual en su cuerpo genuino.
    Eso demuestra que el señor Camaron nos habla de una transmisión de la personalidad, mente, recuerdos... etc, lo cual legitima el mensaje subyacente de "el amor supera cualquier barrera" que encaja con el rollo ECO-HIPPIE y tal y tal de toda la peli.

    Así que olvidense de pajas filosoficofisiológicas, y ciñanse a la realidad ficticia de la peli.

    XDD

    PD: Kano, al final si que va a ser por discutir XDD

    ResponderEliminar
  12. Cabe recordar que ya hay antecedentes.

    Hace varios siglos ya se consideraba que los hombres de razas "no blancas" ni siquiera eran humanos. Se les consideraba poco más que animales, y se les veía con desagrado por su aspecto tan diferente.

    Y eso nunca impidió que hubiera mestizaje y relaciones interraciales.

    El caso de la película es, únicamente, una exageración de esto.

    Y, hablando de cuestiones fisiológicas, el cuerpo humano está diseñado para soltar una bomba hormonal que causa el "enamoramiento", que dura entre 60 y 90 días. Suficiente tiempo para permitir que se forme un lazo "real" entre la pareja, que trascienda ese efecto bioquímico.

    No suena del todo incorrecto que, aún con la transferencia "tal cuál" sin alterar personalidad ni nada, la bomba hormonal Na'vi equivalente afecte al protagonista y desencadene que se forme ese lazo, sin importar demasiado la diferencia de especies.

    ResponderEliminar
  13. Buena reseña de una buena película

    ResponderEliminar
  14. Es el truño más grande que he visto desde Titanic. Si Titanic es como la foto de una mierda proyectada durante 3 horas, Avatar es una imagen 3D de la mierda de modo que parece que puedes mojar el dedo o que te va a salpicar. 13 años de trabajo para ese chorongo, es que no me lo puedo creer. 12 pavos para eso casi 20 con palomitas y demás. Alguien tendría que pegarle una paliza a Cameron y luego cobrársela.

    Si Cameron vuelve a rodar otra peli, seguramente esta olerá a mierda como nuevo y esplendoroso avance técnico.

    En fin, mi colega IMPERATOR escribio una critica realmente buena aki:


    http://elblogdelemperador.wordpress.com/2010/01/03/avatar-que-trunazo-mas-grande/

    ResponderEliminar
  15. Yo la vi en 3 d y me pareció Muy buena pero no espectacular sino más bien entretenida y con un bostezo pasando la mitad para si después retomar la peli.

    ResponderEliminar