jueves, 11 de junio de 2009

Con RyF no hacen falta muchas presentaciones. Cualquiera que se mueva en el mundillo ha oído hablar en alguna ocasión de este sistema nacido de la mente de trukulo con la intención de que jugar a rol sea realmente rápido y fácil. Lo que empezó como un proyecto personal se ha convertido en el trabajo de muchos y en una de las opciones más sólidas -además de libre y gratuita- para aquellos que buscan alternativas al rol comercial.

Después de meses de desarrollo y preparación, por fin está al caer la edición 2.0 definitiva, motivo de esta reseña. Poco más de 4 megas en PDF (en la versión ligera low-res, la de alta resolución rondará los 20 megas), con 94 páginas en las que podemos encontrar el reglamento completo, magia, ayudas para masters e incluso ambientaciones de ejemplo, entre otras cosas. Visualmente también ha habido una evolución significativa, con una remaquetación completa e ilustraciones que corren a cargo de Álvaro López, al igual que la portada. Todo un lujo, como puede comprobarse en la preview.


* Actualización: La versión definitiva ya se puede descargar: RyF 2.0 (6.4 MB, ZIP)


El núcleo del sistema sigue siendo la tirada 1o3d10, es decir, seleccionar el dado de valor medio en una tirada de 3d10, para sumarlo a Atributo + Habilidad. Una mecánica original y que da posibilidades interesantes, por ejemplo hay ocasiones en las que tendremos bonificadores y usaremos el dado más alto, mientras que en otras nos penalizarán y tendremos que optar por el más bajo.

Casi todo, desde el uso de habilidades al
combate, se resuelve de manera parecida, ya que RyF apuesta por la sencillez y el dinamismo, antes que por la simulación. Se trata de reglas para jugar, no para romperse la cabeza con ellas. La mejor prueba es que de las casi cien páginas del manual, sólo hace falta leerse 30 para empezar, el resto son consejos para recién llegados al rol, recomendaciones sobre cómo preparar una partida, secciones opcionales... .

Su modularidad y transparencia hacen que crear ampliaciones para cubrir las necesidades de nuestra campaña sea un juego de niños. ¿Queremos poderes para superhéroes? ¿Armas de otros periodos históricos? ¿Más armaduras? Si no existen ya en su comunidad de usuarios, escribirlo llevará sólo unos minutos.

Se le pueden achacar algunas carencias, claro. Yo diría más bien que tiene peculiaridades o elecciones de diseño que pueden convencer o no a los jugadores. Por ejemplo, a la mayoría les sorprenderá que no exista el atributo de "carisma" o su equivalente. Por extensión, en la lista de habilidades tampoco hay ninguna de las que suelen derivarse de él: no hay persuasión, ni intimidación, ni actuación. Se intenta con esto fomentar la interpretación, dejando en manos de cada cual meterse en la piel de su personaje y lograr de viva voz los resultados que en otros sistemas obtendría con una tirada. Habrá quien lo tenga muy fácil y a otros se les hará más cuesta arriba. En ese caso, añadir tanto el atributo como las habilidades es tan trivial como anotarlas junto al resto, otra prueba de su flexibilidad.

RyF tampoco es lo más indicado para aquellos que busquen una representación exhaustiva de lo que ocurre en un combate ¡no suma la Fuerza del personaje al daño del arma en cuerpo a cuerpo! Las reglas opcionales lo completan un poco más, pero en esencia lo que presenta es un esquema básico y funcional para resolver enfrentamientos. Olvidémonos de mapas tácticos y figuritas, no vamos a necesitarlos.

Hay un público que disfrutará especialmente con este juego de rol: aquel para el que lo importante es divertirse, sin tener que bucear en una maraña de tablas repartidas por otros tantos libros o perderse con la estadística. El público que no tiene reparos en crear reglas de la casa, expandir o completar lo que no aparece explícitamente en el manual. Para ellos RyF será una puerta abierta, una herramienta útil a partir de la cual construir todo tipo de aventuras. Porque la aventura es el objetivo.

Para ir abriendo boca antes de la publicación, unos enlaces:

9 comentarios:

  1. Que ganas de que salga a la venta :D

    ResponderEliminar
  2. Así te lo pague Dios con muchos hijos, Jkeats xD

    ResponderEliminar
  3. ¿Rápido y Fácil?

    ¿Pero RyF no significaba "Rápido y Fresa"? Qué desilusión...

    XDDDDDDDDDDDDDDDD

    Toma Truku, pa que vuelvas a por más. XD

    Selenio.

    ResponderEliminar
  4. No, era Rojos y Fascistas... ¿O era Rol y Fantasía?

    Ya no me acuerdo :P

    PD: En realidad, significa Rungeons & Fragons xD

    ResponderEliminar
  5. Un offtopic, JKeats, ¿Has seguido jugando a Mago desde las dos entradas que comentaste?

    ResponderEliminar
  6. El artículo es simplemente magnífico. Bien explicado, bien redactado y bien orientado.

    Lo que no me cuadra mucho es el título... ¿No era "Ricos y Famosos"? :-)

    Un saludo.

    MEROKA

    ResponderEliminar
  7. Al margén del juego, y por mi parte creo que es muy de destacar el maquetado y las ilustraciones aportadas por Alvaro que creo que marcan muchisimo la versión y le dan ese toque PRO, que por desgracia la palabra gratis se suele cargar.
    Felicidades a Truculo, ALvaro etc... que como muchos otros dan muchos otros altruistas de la red...
    Por cierto... ¡que le den por saco a la SGAE!

    ResponderEliminar
  8. yo no lo he maquetado!! Bandido es el que se ha pegado el currazo yo me limito a tocarle las pelotillas de vez en cuando solo...

    ResponderEliminar