martes, 2 de junio de 2009

En primer lugar debo dar las gracias a todos los que han participado. Comparándola con la anterior encuesta ésta ha sido todo un éxito: 28 participantes y más de 100 juegos mencionados, respuestas extensas y por tanto mucha información que analizar. Estadísticamente es una muestra pequeña para extrapolarla al rol en general, pero no por eso deja de ser interesante, y en algunos aspectos muy reveladora. Veamos las conclusiones.

* ¿Cuántas campañas o aventuras tienes en marcha actualmente? El número mágico parece ser tres, aunque el grueso de las respuestas está entre una y tres. Habría que matizar y averiguar si todas esas campañas están activas con el mismo ritmo (la mayoría han reconocido que no) y por qué nos empeñamos en comenzar tantas, si luego no se pueden concluir y se dejan abandonadas. La respuesta parece estar en la cantidad de juegos interesantes que tenemos pendientes por probar. Personalmente me ha sorprendido que haya masters que lleven dos o tres campañas y jueguen a otras tantas. Sin duda se ganan a pulso el título de "hardcore gamer". Otro detalle que es importante destacar es que el juego por foro, chat o vía email se ha hecho un hueco importante en nuestra afición y suma horas de juego a las que hacemos en mesa. La experiencia no es la misma, pero quizá sea el mejor recurso cuando lo de quedar físicamente se complica y aun así queremos vivir unas cuantas aventuras.

Hubo quien mencionó la edad como factor a tener en cuenta (lo haré en próximas ediciones) y creo que no me equivoco si digo que está relacionado con este punto. ¿Es cierto el estereotipo de estudiante de 18 años que monta partidas con sus amigos en el desván? ¿Se deja de jugar cuando se empieza a trabajar? ¿Hay un factor nostalgia que hace que queramos volver a montar un grupo después de años sin tocar unos dados? Intentaremos averiguarlo.

* ¿De qué juegos? Creo que no descubro nada nuevo si digo que Dungeons & Dragons en sus diferentes ediciones vence por una abrumadora mayoría, seguido de lejos por Vampiro, Star Wars, Mutants & Masterminds... sus números no son ni comparables. Parece que muchos grupos tienen a la vez una campaña de D&D y luego prueba otras temáticas, como la ciencia ficción o el terror. La fantasía medieval es un clásico que sigue vigente en cualquiera de sus encarnaciones, sea Runequest, Rolemaster, Pendragon o el más moderno Anima. Apuesto a que cuando escasea el tiempo es la alternativa elegida por (casi) todos.

* ¿Con qué frecuencia jugáis? La respuesta más común es todas las semanas, incluso más de una vez, hasta tres en algún caso. Al leerlo no he podido evitar pensar que en mi caso no me veo con ánimo para salir del trabajo, digamos lunes, miércoles y viernes, y preparar una aventura, o ponerme en situación como PJ para una. No sólo por el trabajo que supone, sino por el peligro de tener una sobredosis de rol. De aquí se podría extraer otra cuestión ¿puede llegar a saturar jugar demasiado? Al margen de eso podría ser relevante conocer el número de horas que cada uno emplea, porque no es lo mismo una partida de 2 horas en la cafetería de la universidad que de 10 horas de sábado a domingo en casa de un amigo. Quizá las micro-sesiones sean la solución para las épocas en las que decimos "no tengo tiempo para jugar".

* ¿A qué juego te gustaría jugar que todavía no hayas tenido oportunidad? Aquí el ganador no es tan claro. Dark Heresy y Spirit of the Century son bastante mencionados, el primero heredando al fama del Warhammer 40k y el segundo, a pesar de ser del 2006 y de haber vendido poco más de 3000 copias entre PDFs y papel, según la Wikipedia. Cada uno puede sacar sus propias conclusiones, pero la mía es que muy bien deben haberlo hecho los chicos de Evil Hat Productions para estar en boca de todos durante tanto tiempo, equiparándose a la franquicia de Games Workshop. Aparte de esos dos hay una larga lista en la que encontramos licencias (Canción de Hielo y Fuego), indies (Puppetland), versiones de clásicos (El Rastro de Cthulhu, el sistema Gumshoe ha pegado duro), o los propios clásicos (Castillo de Falkenstein, Cyberpunk). Una mención especial merece el rol de nuestro país, que tiene varios representantes: hay quien tiene pendiente por probar NSD20, Dreamraiders, Arcana Mundi, Exo o Líbido. Si se puede extraer una conclusión es que a pesar de que la espada y brujería nos ocupen la mayoría del tiempo, estamos al tanto del catálogo de novedades, sea en castellano o en inglés, y seleccionamos de él títulos que pasan a nuestra lista de "futuribles". Que los probemos realmente alguna vez, es otra cuestión.

* ¿Qué juego de los publicados en los últimos años te ha llamado más la atención? De nuevo hay una larga lista, aunque se dibuja una tendencia más clara. Ya en la anterior categoría aparecían títulos del sistema Gumshoe, como son El Rastro de Cthulhu, Esoterroristas o Mutant City Blues, y me da la sensación de que sobre todo el primero ha sido para muchos la revelación de la temporada. ¿Era necesaria una revisión de los Mitos? Parece que la respuesta es sí, o por lo menos del sistema Chaoisum, el que siempre hemos tenido asociado a la obra de H.P. Lovecraft. Ni siquiera la versión d20 tuvo el eco que ha tenido este trabajo de Pelgrane Press. CthulhuTech, que yo esperaba que apareciese más arriba en la clasificación, tampoco ha conseguido hacerle sombra. D&D 4ª edición no ha sorprendido a casi nadie, al menos para bien, y empata en menciones con su némesis, Pathfinder RPG.

* ¿Qué opinas del panorama rolero español en cuanto a editoriales y juegos? Siendo sincero en este punto esperaba una sucesión de comentarios negativos sobre nuestra situación, como contrapunto a la buena acogida que tuvo en 2006 la editorial NoSoloRol, mucho menos boyante hoy en día. No ha sido así. Algunos han criticado el inmovilismo de las grandes y se han mostrado escépticos sobre las posibilidades de los pequeños proyectos, pero otros tantos han alabado su labor y han apuntado una realidad: aunque no se publica todo lo que querríamos, de una manera o de otra se cubren las necesidades de la afición. Lo que no llega lo pedimos fuera y tan contentos... ¿o no? Sería engañarnos a nosotros mismos pensar que así estamos bien. En mi opinión con la escasez de títulos traducidos o propuestas innovadoras, extranjeras o "de casa", se corre el riesgo de caer en el inmovilismo, repitiendo los esquemas de siempre una y otra vez. Si el espacio para el rol en las librerías se reduce y las estanterías se llenan de nuevas versiones de D&D, podemos imaginarnos el futuro, comprar por internet a EEUU o acostumbrarnos a que "rol" en nuestro país sea sinónimo de "Dungeons".

3 comentarios:

  1. pues interesantes resultados si,

    una pena que la muestra no sea un poco más amplia.

    felicidades por la iniciativa

    ResponderEliminar
  2. vaya currazo, es curioso de ver pero parece que la cosa nada anquilosadilla en fin a ver si llega algo nuevo a la estación....

    y abandonas el servicio público!!!!!

    XD ah y me vengaré por lo del Saladin!!!!

    ResponderEliminar
  3. Atención a Spirit of the Century, que OK Games quiere darnos una sorpresilla dentro de poco.

    ResponderEliminar