lunes, 9 de marzo de 2009

En 2006, Max Brooks, autor de la "Zombi: Guía de Supervivencia", dio un paso más en su exploración del género y nos trajo "Guerra Mundial Z: Una historia oral de la guerra zombi", que ha sido un éxito instantáneo entre los aficionados.

Estructurado en forma de una serie de entrevistas a diferentes testigos del conflicto, no se trata de una novela convencional, sino de una recopilación de testimonios que a modo de mosaico nos permiten hacernos una idea de lo ocurrido desde el comienzo de la plaga hasta la "victoria" final. Quizá por ese motivo su ritmo varía tanto y puede hacerse más o menos interesante de leer, dependiendo de la micro-historia en la que nos encontremos. Tampoco hay protagonistas fijos con los que identificarse, ni una trama que seguir (a no ser la meta-trama que es la guerra en sí).

(Aviso: A partir de aquí se mencionarán algunos aspectos concretos del libro, así que aquellos que quieran leerlo es mejor que no sigan adelante.)

Brooks aporta una visión original sobre varios aspectos de la "invasión zombi", por un lado la manera en la que puede extenderse, con el espeluznante pero verídico caso del tráfico de órganos infectados provenientes de China, las primeras medidas, los encubrimientos, la negligencia de unos, el exceso de confianza de otros. Por otra parte juega a especular sobre las reacciones de los diversos países: en pocas ocasiones seguiremos a supervivientes solitarios, al contrario, casi todos los que hablan están íntimamente ligados a países, gobiernos o comunidades, lo que sirve para relatar la manera en la que se enfrentaron a la situación.

Esta visión global es todo un logro del autor (creo que nadie ha abarcado tanto como él) pero tiene sus peligros: su ficción política está bastante cogida por los pelos, empezando por la cuarentena voluntaria israelí y siguiendo por el diezmo ruso, el giro de ese mismo país hacia el fundamentalismo religioso, la evacuación de todo Japón hacia Kamchatka... . Por no hablar de la dudosa manera en la que Cuba se convierte en una potencia clave, o detalles sobre cómo los franceses enfocan la "limpieza" del subsuelo de París. Se puede argumentar que en una situación de crisis global sin precedentes todo es posible, y a fin de cuentas se trata de ficción, pero creo que habrá más de un lector que enarque una ceja al leer cosas como la oferta de Israel a los palestinos de refugiarse en su territorio, o que el ejército ruso ordene la muerte de uno de cada diez de sus soldados "para garantizar la obediencia del resto".

Hay aspectos, sin embargo, que son más creíbles, empezando por el fracaso del armamento convencional, los planes de defensa y contención, el famoso "plan Redeker" y derivados. Es una lástima que su aplicación sólo se mencione de pasada, como tantas otras cosas. Brooks abre muchos frentes pero cierra pocos, como si prefiriese que el lector use su imaginación para completar los espacios en blanco. Hasta cierto punto es comprensible porque teniendo en cuenta la cantidad de entrevistas que hay en sus páginas, si se extendiese más en los detalles ocuparía el triple. Eso sí, convertiría el libro en una auténtica joya, "El Señor de los Anillos" del apocalipsis zombi.

Por último, personalmente he echado en falta algo más de acción, de guerra de verdad. No es que esperase una batalla de Yonkers en cada capítulo, pero la geopolítica, la psicología de la derrota y las estrategias de supervivencia a gran escala no impresionan tanto como un poco de "Soy Leyenda". Probablemente la sensación de que no hay enfrentamientos se deba a que el autor se esfuerza en enfocar la mirada del lector hacia lo que hizo la gente durante la crisis, sus heroicidades y sus miserias, mas que hacia los monstruos, que todos conocemos mucho mejor.

A pesar de sus puntos flacos, en general se puede decir que "Guerra Mundial Z" es un libro que merece la pena y uno de esos que un aficionado debe tener en su estantería. Es un buen material de "documentación" y casi todos los relatos pueden adaptarse para hacer partidas, o incluso una campaña completa que abarque el conflicto al completo.

7 comentarios:

  1. Tienes razón en lo que dices pero, jo, es que has seleccionado lo peor del libro :D

    Yo creo que el autor hace un esfuerzo por ser lo menos yankee-céntrico posible. Y le sale como le sale, pero hay que aplaudir el esfuerzo que la mayoría de los escritores lo habrían limitado todo a su querido país.

    ResponderEliminar
  2. Umm, no he leído el libro pero lo del ejército ruso diezmando sus filas es totalmente creíble. En la primera guerra mundial ante la escasez de munición lanzaron grandes ofensivas con lanzas contra las posiciones alemanas (alambre, ametralladoras, fusiles, artillería y munición en abundancia). Y en la segunda, bueno en esa hicieron de todo: diezmar unidades, hacerlas correr por encima de campos de minas...

    ResponderEliminar
  3. He leido la guia de supervivencia y es bastante entretenido el libro. Tenia ganas de leer el de Guerra Mundial Z, pero me dicen que es demasiado denso, que el ritmo se hace pesado a veces.

    Asi todo si, solamente por la fama del libro ya me pareceria un indispensable dentro del genero zombie.

    ResponderEliminar
  4. Tiberio, a pesar de todo es un gran libro, y lo recomiendo. Podríamos decir que es la parte más de ficción de una obra de ficción, lo cual tampoco es necesariamente malo.

    Tiglat, entiendo los sacrificios, despropósitos o suicidios en masa que se ordenan a los subordinados en combate, ahí está Verdún como ejemplo perfecto de la locura de los mandos. Pero en pleno siglo XXI, el "diezmo" que se propone no creo que tuviese una gran acogida: (spoiler) cada grupo de diez soldados debe elegir por votación a uno, al que tendrán que matar a pedradas (fin del spoiler). Y ese objetivo teórico de lograr la obediencia ciega de los que queden... ¿quién aseguraría a esos soldados que el diezmo no se volvería a repetir? Hoy en día algo así es más una invitación a una revuelta que a confiar en los superiores, creo yo.

    Chugo, a veces el ritmo es lento, eso es verdad, pero siempre aporta algo interesante.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Bueno, en Fanzine Rolero ya hablamos del libro, aunque como fundamentalistas del roleo, lo sacamos a colación para orientarlo a una forma de plantear campañas zombie:

    http://rolero.net/fanzine/spip.php?article62&var_recherche=guerra%20mundial

    ResponderEliminar
  6. gracias por la aclaración. Efectivamente lo de diezmar unidades a pedradas es cuando menos chocante.

    ResponderEliminar
  7. La "Guía de supervivencia" la leí hace poco y me encantó. Hace unos días compré "Guerra Mundial Z" y de momento está en la pila de libros para leer, no sé cómo todavía no lo he empezado.

    No me he leído la sección de spoilers de este post, así que poco he leído. :P

    Otro bueno de zombis que recomiendo es "Apocalipsis Z" de Manel Loureiro.

    ResponderEliminar